El estudio sofoca la idea de usar el cóctel C-basado vitamina para el tratamiento de la sepsia

En 2017 un papel fue publicado que afirmaba que la vitamina C intravenosa dada a los pacientes con sepsia era literalmente salvador. A pesar del estudio que observaba solamente 47 temas los resultados almacenaron abrigo internacional y fueron adoptados en muchos ICUs por todo el mundo.

La carga global de la sepsia se estima en hasta 19 millones de casos que matan anualmente a 5 millones principal en países del sueldo bajo. La infección afecta a 1,7 millones de americanos al año y los mata más de 250.000, haciéndole uno de las 10 causas de la muerte superiores. En Australia más de 5.000 mueren de sepsia cada año y contribuye hasta a una mitad de todas las muertes del hospital.

Un papel publicado hoy en el gorrón de American Medical Association por los investigadores de Monash sofoca completo la idea que el cóctel C-basado vitamina tiene cualquier impacto positivo en pacientes con sepsia.

La sepsia es la sobrerreacción de la carrocería a una infección severa, llevando a la falla y, con frecuencia, a la muerte múltiples del órgano.

A lo largo de los años, ha habido indicaciones que la vitamina C pudo ser efectiva contra sepsia. Por ejemplo, la gente con sepsia tiende a tener niveles asombrosamente bajos de la vitamina C en su sangre. En 2014, el Dr. Alpha Fowler publicó un papel que implicaba a apenas 24 pacientes, haciendo alusión que la vitamina C era una ventaja. Particularmente, el cazador de aves observó que una dimensión de falla del órgano perfeccionó lejos más en los pacientes que habían recibido vitamina C.

El Dr. Paul Marik en la Facultad de Medicina del este de Virginia en los E.E.U.U., después de que leyó el estudio, dio a un paciente seriamente enfermo con vitamina C intravenosa de la alta dosis de la sepsia, así como la tiamina y los esteroides (el tratamiento tradicional para la sepsia) y el paciente se recuperaron. El Dr. Marik comenzó a usarla regularmente en su Unidad de Cuidados Intensivos, denunciando que había caído en picado la tasa de mortalidad para la sepsia en su ICU después de que él cambiara a este tratamiento.

Qué se sabía como el “protocolo de Marik” ha sido adoptado por muchas unidades por todo el mundo.

En la publicación de hoy del JAMA un estudio llevado por profesor Rinaldo Bellomo, de la universidad de Monash y del codirector del centro del australiano y de investigación de los cuidados intensivos de Nueva Zelanda (ANZIC-RC), refuta la idea que la combinación de la vitamina C de la alta dosis, de la tiamina intravenosas (vitamina B1) y la hidrocortisona es beneficiosa en el tratamiento de la sepsia.

El estudio (la juicio de las VITAMINAS) fue fijado por el ANZIC-RC a través de diez Unidades de Cuidados Intensivos en Australia, Nueva Zelanda y el Brasil, observando a 216 pacientes en descarga eléctrica séptica entre mayo de 2018 y julio de 2019.

seleccionaron al azar a 216 pacientes al grupo de la intervención (así recibiendo vitamina C, la hidrocortisona y la tiamina intravenosas) o al grupo de mando (así recibiendo la hidrocortisona - un esteroide - solamente).

El estudio encontró que ninguna mejoría en la duración del apoyo con las drogas de la presión arterial para el tratamiento de la descarga eléctrica o la supervivencia de ésos que recibían vitamina C + la tiamina + la terapia esteroide no comparó a la terapia esteroide solamente.

Según profesor Bellomo, el estudio proporciona las pruebas de alta calidad que, en pacientes con descarga eléctrica séptica, la combinación de la vitamina C de la alta dosis, de la tiamina y de la hidrocortisona intravenosas no es superior al cuidado usual con la hidrocortisona sola:

Las conclusión de las juicios de las VITAMINAS están sin obstrucción: en pacientes con descarga eléctrica séptica de Australia, de Nueva Zelanda y del Brasil no había señal de la ventaja con la vitamina C de la alta dosis, la tiamina y el cóctel de la hidrocortisona. La búsqueda para los tratamientos que pudieron perfeccionar el resultado de estos pacientes muy enfermos debe ahora centrarse en otras intervenciones.”