El uso de los eslabones del estudio del reflujo ácido droga con una concentración más pobre, memoria en sobrevivientes del cáncer de pecho

Las drogas ácidas del reflujo que se recomiendan a veces para facilitar problemas del estómago durante el tratamiento contra el cáncer pueden tener un efecto secundario involuntario: debilitación de la memoria y de la concentración de los sobrevivientes del cáncer de pecho.

La nueva investigación de la universidad estatal de Ohio muestra una asociación entre el uso de los sobrevivientes del cáncer de pecho de los inhibidores de la bomba del protón (PPIs) y los partes de problemas con la concentración y la memoria. Por término medio, los problemas cognoscitivos denunciados por los utilizadores de PPI estaban entre el 20 y 29 por ciento más severo que las entregas denunciadas por los utilizadores del non-PPI. PPIs se vende bajo marcas de fábrica tales como Nexium, Prevacid y Prilosec.

El estudio, el primer para observar uso de PPI en los sobrevivientes del cáncer de pecho, datos usados a partir de tres juicios clínicas del estado anterior de Ohio examinando fatiga, una intervención de la yoga y reacción de la vacuna en enfermos de cáncer y sobrevivientes del pecho. En cada uno de ésos estudia, los participantes habían denunciado su uso de medicaciones prescritas y sin receta y valorado cualquier síntoma cognoscitivo que tuvieran como parte de la colección de datos rutinaria.

Después de controlar para una variedad de factores que podrían afectar a la cognición - tal como depresión u otras enfermedades, los tipos de tratamiento contra el cáncer, edad y educación - los investigadores encontraron que el uso de PPI predijo síntomas más severos de la concentración y de la memoria así como de baja calidad de la vida relacionada con la cognición empeorada.

La severidad de los problemas cognoscitivos denunciados por los utilizadores de PPI en este estudio era comparable a qué pacientes había denunciado experimentar la quimioterapia en un estudio de observación grande. Los no utilizadores de PPI también denunciaron problemas, pero conseguían definitivamente mejor. De acuerdo con lo que estamos viendo, no sabemos si los utilizadores de PPI no pudieron poder recuperarse completo cognoscitivo después de quimioterapia. Es un área para la posterior investigación.

Annelise Madison, autor importante del estudio y estudiante de tercer ciclo en psicología clínica en el estado de Ohio

El estudio se publica en línea en el gorrón de la supervivencia del cáncer.

Madison persiguió este estudio basado en su conocimiento del potencial sabido de PPIs de sobrepasar la barrera hematoencefálica y la investigación anterior que sugerían que el uso sin marca de PPIs en enfermos de cáncer puede aumentar la correspondencia de los tumores a la quimioterapia y proteger el sistema digestivo contra los estragos de las drogas del chemo.

“Pensé que podría haber un efecto cognoscitivo de tomar PPIs, determinado en esta población, porque los sobrevivientes del cáncer de pecho están ya en riesgo de la disminución cognoscitiva,” ella dijo. “PPIs está sobre el contratirante y la caja fuerte generalmente considerada tan allí no ha sido muchas juicios a largo plazo, observando especialmente resultados cognoscitivos, porque nadie pensaba realmente que sería un efecto rio abajo.”

Como parte de su programa graduado, Madison trabaja en el laboratorio de Janice Kiecolt-Glaser, profesor de la psiquiatría y de la psicología y director del instituto para la investigación del comportamiento del remedio en el estado de Ohio. Para este trabajo, Madison conducto análisis secundarios de tres de los estudios anteriores de Kiecolt-Glaser que examinaban la conexión de la inflamación al tratamiento contra el cáncer y a la supervivencia del pecho.

Los datos a partir de 551 mujeres en ésos estudian anterior, 88 de quién denunciaron tomar PPIs, fueron utilizados en el análisis de Madison. Las mujeres en los estudios anteriores habían ofrecido uno mismo-partes del uso de PPI y tiempos múltiples de los síntomas cognoscitivos durante periodos de tiempo variados dependiendo del diseño de cada estudio.

Las mujeres en los estudios que observaban fatiga en pacientes nuevamente diagnosticados y que investigaban el efecto de la yoga sobre la inflamación y fatiga en sobrevivientes habían terminado un cuestionario que valoraba la severidad de sus problemas de la memoria y de la concentración en una escala de 0 a 10 durante los cinco días anteriores. El análisis de Madison encontró eso por término medio, los problemas de la concentración de los utilizadores de PPI en el estudio de la fatiga era el 20 por ciento más severo que ésos denunciados por los utilizadores del non-PPI. En el estudio de la yoga, los problemas de la concentración de los utilizadores de PPI eran el 29 por ciento más severos que ésos denunciados por los utilizadores del non-PPI. No había diferencias en problemas de memoria denunciados.

En el tercer estudio, que ofreció datos de la visita del placebo de un de ensayo vaccíneo tifoideo, denunciado problemas de memoria estaba el 28 por ciento más severo en utilizadores de PPI que en no utilizadores, sin diferencias en partes de las entregas de la concentración. Los sobrevivientes del cáncer de pecho en este estudio terminaron un cuestionario adicional que medía las implicaciones funcionales de su debilitación cognoscitiva. Las muescas de los utilizadores de PPI eran más inferiores que las muescas de los no utilizadores en esta evaluación, donde los utilizadores de PPI denunciaron una calidad de vida más pobre, una mayor debilitación cognoscitiva y capacidades cognoscitivas más pobres comparadas a los no utilizadores.

El hecho de que este estudio encontrara efectos similares a través de tres diversos equipos de los pacientes que están en diversos escenarios de la supervivencia del cáncer da un cierto peso a lo que estamos viendo. Tenía sido en solamente un único estudio, él habría podido ser un efecto de la ocasión.

Kiecolt-Glaser, el autor mayor del papel y un investigador en el cáncer completo del estado de Ohio centran

Los E.E.U.U. Food and Drug Administration han aprobado PPIs para el uso a corto plazo de tratar condiciones ácidas gástricas comunes y un uso más a largo plazo para las úlceras gástricas y los desordenes que implicaban la secreción ácida excesiva. Madison observó que el uso sin marca del mantenimiento de PPIs en enfermos de cáncer puede durar un rato largo: Su análisis mostró que por lo menos dos tercios de los sobrevivientes del cáncer de pecho que usaban PPIs los habían tomado por entre seis meses y dos años.

Madison esfuerzo que el estudio muestra una correlación entre el uso de PPI y los problemas cognoscitivos en sobrevivientes del cáncer de pecho, y que una juicio clínica que controla dosis de PPI y que obtiene datos cognoscitivos objetivos sería requerida para determinar cualquier efecto causal.

Source:
Journal reference:

Madison, A. A. et al. (2020) Cognitive problems of breast cancer survivors on proton pump inhibitors. Journal of Cancer Survivorship. doi.org/10.1007/s11764-019-00815-4