Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La investigación desenreda consecuencias del ataque del virus de Zika contra las células de los nervios

Los estudios anteriores con respecto al daño del virus de Zika en el cerebro habían señalado ya la predilección del virus para cierta célula de los nervios: el astrocyte. Sin embargo, pocos estudios han propuesto determinar los efectos de la infección sobre estas células, así como su asociación con cambios de desarrollo, incluyendo malformaciones del cerebro y microcefalia. Publicado recientemente en el gorrón científico de los partes, un nuevo artículo intentó desenredar las reacciones del virus en los astrocytes laboratorio-creados, comparándolos a las mismas células presentes en el tejido cerebral de los animales y de los fetos infectados con Zika.

Marcado por su estructura ramificar-inclinada y abundancia extensa en el tejido cerebral humano, los astrocytes se nombran después de la palabra griega para las estrellas. Enredando nuestro órgano soberano, esta constelación de los nervios tiene un papel fundamental en nuestras funciones cognoscitivas, puesto que proporciona el apoyo metabólico para las células de la neurona, participa en la formación de sinapsis y también compone la barrera hematoencefálica, una estructura que seleccione la entrada de substancias en el cerebro, protegiéndola contra las toxinas dañinas. El estudio realizado por el instituto de D'Or para la investigación y la educación (IDOR), en colaboración con la universidad federal de Rio de Janeiro (UFRJ) y de otras instituciones brasileñas, encontradas que la parte de las complicaciones de los nervios causadas por Zika se pudo relacionar con su daño en los astrocytes, que también contribuirían a aparecer de las malformaciones del cerebro.

El autor correspondiente del artículo era el neurólogo Stevens Rehen, investigador en UFRJ e IDOR implicado en vario otro estudia relacionado a Zika, incluyendo la primera publicación para analizar los efectos del virus sobre mini-cerebros humanos laboratorio-revelados. En el artículo más reciente, Rehen y sus personas destaparon los cambios que esta infección viral causa en desarrollar las células de los nervios, así como sus consecuencias para el revelado del cerebro.

La literatura científica había determinado ya el ataque de Zika contra astrocytes, pero hasta ahora, ningún estudio se había centrado en la comprensión de cómo afecta a su funcionamiento.”

Karina Karmirian, pieza del grupo de Rehen y uno de los primeros autores del estudio

Entre los daños y perjuicios que el virus causa a estas células es la sobrecarga de sus mitocondrias, de la rotura de la DNA, y de la tensión oxidativa, estes último que son una perturbación común al envejecimiento prematuro, cáncer, y las enfermedades neurodegenerative.

El múltiplo analiza

Para lograr la extensión de la investigación, los científicos crearon por separado 3 tipos de la célula que están presentes en el cerebro fetal humano: astrocytes, neuronas, y células madres de los nervios. Cuando estaban infectados con el virus de Zika, los daños y perjuicios más severos fueron probados en los astrocytes, cuyos organelos responsables de la respiración celular -- las mitocondrias -- comenzado a producir excesivamente radicales libres, generando la tensión y cambios oxidativos en su morfología. Además del alto porcentaje de la muerte celular, muchos astrocytes de la supervivencia también revelaron núcleos de célula reducidos e irregulares después de la infección.

Helena Borges, profesor en UFRJ y uno de los investigadores en el estudio, detallado porqué el daño causado por el virus de Zika puede ser permanente en astrocytes. “Reparar la DNA del doble-cabo se rompe, allí es dos tipos principales de reparación de la DNA: uno que utiliza una copia entera de la DNA como un patrón - la recombinación homóloga - y mecanismo más rápido de la reparación con todo potencialmente conforme a la mutación, que dispensa la presencia de una copia integrada de la DNA: la recombinación no-homóloga. Las células de la proliferación, como las células madres de los nervios, pueden utilizar ambos mecanismos de la reparación. Sin embargo, las células distinguidas tales como astrocytes tienen una ocasión reducida de la recombinación homóloga, aumentando la ocasión de las mutaciones permanentes que aparecen en estas células”, explican al experto.

La investigación también analizaba los materiales con respecto a los tejidos cerebrales de los fetos que no sobrevivieron la infección. Los científicos han determinado mayores signos de la inflamación en astrocytes fetales, confirmando la importancia de estas células en la configuración del ataque del virus. El mismo perfil inflamatorio fue determinado en los estudios animales: los ratones infectados con el virus de Zika también revelaron mayor vulnerabilidad en sus astrocytes, con respecto a las neuronas. Células de Microglial -- cuáles, como astrocytes, son responsables de soportar las neuronas -- también fueron infectados notablemente durante el proceso. “Estas células tienen una función inmune en el cerebro y alcanzaron un nivel de la inflamación cerca del de astrocytes durante los experimentos. Las neuronas ellos mismos tienen una infección inferior, pero dependen de la comunicación entre los astrocytes y el microglia para un funcionamiento saludable. Esto nos lleva en asumir en qué neuronas de la manera podrían también ser afectadas a largo plazo, debido a la acción de Zika en estas células que sean esenciales para su funcionamiento”, informa a Karmirian.

Las conclusión en la investigación brasileña llevan a científicos a concluir que, debido al papel crucial de astrocytes en el upgrowth y el funcionamiento del cerebro, su desequilibrio durante el revelado de los nervios debe contribuir a las implicaciones serias de la salud en vida. Esto mira no sólo malformaciones del cerebro tales como microcefalia, pero posiblemente otros desordenes neurológicos que podrían manifestar en la edad adulta de ésos infectada en la matriz, sin importar malformaciones evidentes. Los investigadores dicen que debido al novato de los estudios a largo plazo con respecto a Zika, posteriores investigaciones todavía sea necesario determinar las consecuencias de su infección en niños y adultos, como problemas neurológicos posibles pueden ocurrir con posterioridad a la acción extendida del virus en astrocytes jovenes.

Source:
Journal reference:

Ledur, P. F., et al. (2020) Zika virus infection leads to mitochondrial failure, oxidative stress and DNA damage in human iPSC-derived astrocytes. Scientific Reports. doi.org/10.1038/s41598-020-57914-x.