Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Cuando la socorro-en-muerte es legal, pero el remedio es fuera del alcance

El lamamiento vino la semana pasada de septiembre, cuando Neil Mahoney podría todavía escalonar de su base al pórtico de su caravana para permitir fuera su laboratorio amarillo bullicioso, Ryder.

Rodney Diffendaffer, farmacéutico clínico en Longmont, 45 millas de distancia, había dejado un mensaje.

Su receta está lista, dijo.

Mahoney, un fanático del aire libre una vez que-rugoso ahora reducido a los huesos, el suyo vientre hinchado con el cáncer incurable, suspiró con relevo. Después de meses de obstáculos, el acceso finalmente tenido de 64 años frágil a las drogas mortíferas bajo finales de Colorado 2016 de las opciones de la vida actúa, una de un número creciente de las leyes estatales de los E.E.U.U. que permiten que los pacientes terminal enfermos obtengan medicaciones para terminar sus vidas.

Incluso durante un número cada vez mayor de estados de los E.E.U.U. ha legalizado leyes de socorro-en-muerte, el ejercicio que la opción es desafiadora para los pacientes en un país en donde la mayoría de los sistemas grandes del hospital tienen profundo de amarres religiosos y del derecho religioso es potente. Uno en 6 internos ahora se cuida para en un hospital católico, según la asociación católica de la salud. la Socorro-en-muerte es un derecho legal, pero dejan los pacientes desesperados a menudo la sensación que están haciendo algo terrible, moral mal.

Centura Health Corp., el hospital de la Cristiano-corrida donde Mahoney buscó el tratamiento para su cáncer, mira la práctica como “intrínseco malvada,” citando las reglas de regulación automático, las órdenes directivas éticas y religiosas del rm del fi para los servicios católicos de la atención sanitaria. El hospital ha barrado a sus doctores de seguir la ley estatal. En agosto, encendió a su médico, el Dr. Barbara Morris, para consultar con Mahoney con el objetivo de realizar sus deseos.

Mientras que su condición deterioró durante el verano, Mahoney todavía dejó el pleito, con Morris incapaz de ayudarle. Ella demandó el hospital para el destitución ilícito; el caso está pendiente. En diciembre, los funcionarios de Centura archivaron un countersuit que dice que las acciones del hospital son protegidas por los E.E.U.U. y las constituciones del estado' libertad garantiza.

En oponer la práctica, las instituciones religiosas del país han recibido el apoyo de la administración del triunfo, que constantemente ha dado a proveedores latitud amplia para rehusar participar en intervenciones médicas que se oponen en a los argumentos religiosos, aunque ese aplicado previamente sobre todo al aborto y contracepción.

Que pacientes de muerte de las hojas como la sensación de Mahoney abandonada durante la época más vulnerable de sus vidas. Cuando Centura encendió a Morris para animar “una opción moral inaceptable,” Mahoney perdió su doctor y la confianza que él podría terminar su vida en que el sufrimiento llegó a ser demasiado grande.

El mensaje abreviado en su teléfono significó tan una victoria importante.

“Esta manera que puedo decir, “sí, puedo ir, “” él dijo el verano pasado. “Puedo llamarlos con una advertencia de días de los pares de fuerzas y la hago.”

Legal pero no accesible

Oregon consistía en primera línea en la socorro-en-muerte de permiso, aprobándola hace más de dos décadas. Estos últimos años, ocho otros estados y el distrito de Columbia han permitido la práctica. Se está considerando en más que docena otros.

Incluso cuando la práctica es legal, no es a menudo accesible. A sus patrones barran a algunos doctores de participar. Otros rehusan hacer tan. En algunos casos, las drogas ellos mismos pueden ser demasiado costosas. Una dosis de Seconal, que era una vez la droga lo más común posible prescrita para la práctica, puede ejecutarse más de $3.000. El gobierno y algunos aseguradores privados no la revestirán.

Uno de nueve hermanos en una familia católica cercana, Mahoney parecía un candidato inverosímil para probar la ley de Colorado.

Resistido y alto y delgado, con un corte de dotación rojizo y manos amplias, él nunca había tenido una enfermedad o un daño importante a pesar de años de trabajo de la comprobación. Por los últimos cinco años, él manejó instalar a las dotaciones en los jardines de Welby, un cuarto de niños al por mayor cerca de Denver.

“Las dalias han sido siempre uno de mis favoritos,” Mahoney dijo. “Apenas debido a las flores, la manera que esos millones de pétalos pueden abrir. Eso apenas todavía me deflector.”

Él vivió con Ryder, su laboratorio de oro de 6 años, y Lakewood, un gato de calicó liso.

Mahoney nunca era cómodo alrededor de doctores, dijo a su hermano más joven, Patrick Mahoney, 60, que soportaron los esfuerzos de su más viejo hermano de obtener ayuda en proyectar su muerte.

“Neil tenía una creencia larga que los sistemas de la salud, incluyendo médicos, capitalizan en los que estén que enfermos,” Patrick Mahoney dijo.

Neil Mahoney comenzó a aserrar al hilo enfermo el pasado enero, entonces peor en abril y mayo. A mediados de junio, él no podría ignorar un combate de las grapas de estómago, náusea y vomitar eso lo envió al cuidado urgente.

Los doctores pidieron una exploración del CT, que mostró masas múltiples en su hígado y probable en sus ganglios linfáticos, más tumores en la unión de su estómago y esófago. En julio, las pruebas en un centro local del cáncer confirmaron las noticias malas: efectúe la adenocarcinoma 4, un cáncer ese forma en las casquillos del prensaestopas de la carrocería.

No hay vulcanización, el doctor dijo. Sin el tratamiento, Mahoney podría preveer vivir cuatro más meses. Con quimioterapia, él puede ser que la haga un poco más que un año.

Neil Mahoney inmediatamente preguntado acerca de la socorro-en-muerte médica. Él estaba entre el 65% de los votantes de Colorado que soportaron la ley en 2016, y ahora él preveía utilizarla. El oncólogo médico lo giró abajo de parte plana.

Neil Mahoney revocó: “Asierro al hilo como conseguí dado una palmada en la cara.”

“El ministerio curativo”

El doctor de la atención primaria de Mahoney no tenía ninguna naúsea sobre participar. En 65, con 40 años de experiencia, Morris dijo que, en su opinión, la socorro-en-muerte médica debe ser parte de una serie continua de cuidado para los pacientes de muerte.

“No podemos conocerle cuando una persona ha alcanzado su límite de sufrimiento,” dijimos. “Solamente esa persona sabe.”

Pero Centura, en común corrida por el católico y las iglesias adventistas del Séptimo-día, describe su trabajo como “el ministerio curativo de Cristo.” Cuando era enterado de los planes en los trabajos, Centura encendió a Morris, afirmando que Morris había violado un contrato de empleo que la requería seguir sus reglas fe-basadas.

Morris perdió inmediatamente su seguro de responsabilidad civil profesional y acceso a una oficina médica, saliendo de ella incapaz de prescribir las drogas o de ofrecer el cuidado para Mahoney - y 400 pacientes geriátricos.

El pleito ella y Mahoney archivaron alegado en agosto que el plan de acción fe-basado de Centura viola ambos que finales de las opciones de la vida las leyes actúa y que de Colorado salvo sistemas de la salud de la interferencia con el juicio médico. Intentó clarificar si Centura podría evitar que Morris ayude a Mahoney mientras él no estuviera en las premisas del sistema de la salud.

“Creemos que es un acto moral inaceptable, sin importar cómo usted lo acuesta, y no vamos a participar en él,” el ejecutivo Peter Banko de Centura informó noticias de la salud de Kaiser.

En diciembre, los funcionarios de Centura emplearon Nussbaum Speir Gleason, un bufete de abogados de Colorado que se especializa en la libertad religiosa encajona. En su contradenuncia, los funcionarios de Centura están pidiendo un juez declarara que una organización de la atención sanitaria no se pueda forzar para permitir que sus empleados soporten o realizar víveres de finales de Colorado de las opciones de la vida actúe.

Mahoney no tenía la época de permitir el juego de la batalla judicial fuera en las cortes. En julio, él había perdido 30 libras de su marco de 185 libras. Él creció más débil, torcido con dolor de tumores en la unión de su estómago y esófago.

Los niños de Mahoney habían mirado a su molde-madre, Charlotte Mahoney, aguantan una disminución lenta dos semanas antes de su muerte en 2007 a la edad de 85 años.

“No quise hacer frente a una muerte que agonizaba sin ninguna medios de ayudar a controlar cuando y donde moriré,” Neil Mahoney informó a abogados.

Con las manos de su propio doctor atadas, un Mahoney desesperado recurrió a una ruta trasera para ejercitar su derecho legal.

Rodney Diffendaffer, farmacéutico que ejecuta una red que conecte reservado a pacientes terminal enfermos en Colorado con los doctores que quieren seguir la ley, alcanzado fuera después de leer sobre el dilema de Mahoney.

“Es su opción para tener esa droga,” dijo a Diffendaffer, 51, que trabaja en la farmacia independientemente poseída de la familia de las planchas en Longmont. “Nadie más debe incluso tener una opinión.”

En los últimos dos años, Diffendaffer y su grupo del novato, muriendo con la dignidad de las montañas rocosas, han ayudado más de 50 Coloradans terminal enfermo a obtener medicaciones para terminar sus vidas.

“He visto la tortura pura que fue la gente a través,” dije a Diffendaffer, que creció en una granja y dice que los animales de muerte están tratados más humanamente.

En vez de la formulación de planes para el retiro, estoy proyectando para la muerte.

Neil Mahoney

Aunque casi 4.000 personas en los Estados Unidos hayan utilizado una ley de socorro-en-muerte médica, los grupos del bajo--radar como Diffendaffer ha emergido para igualar a pacientes con los doctores que querían ayudar - pero no queriendo ser incluido en un filete público.

“No quieren etiqueta “el Dr. Death, “” dijo los clavos de Lynne, miembro del Consejo para finales de las opciones California, un grupo voluntario de la vida formado en ese estado en la primavera pasada.

El problema crece no apenas de centros médicos religiosos potentes, pero también de la voz ruidosa del derecho religioso en política nacional así como de un malestar auténtico entre algunos médicos que sean reacios utilizar sus habilidades para terminar las vidas bastante que las.

El Dr. Ira Byock, fundador y director médico en el instituto para cuidar humano en la salud de San José de la providencia en Gardena, California, ha opuesto de largo la práctica que él llama “muerte acelerada.” Él dijo que sus objeciones están basadas en su comprensión de su profesión, no en la fe.

“Puedo decir solamente eso de mi perspectiva, y el de muchos médicos no católicos, está fuera del ámbito de práctica médica,” él dijo. La “terminación alguien vida no es intencionalmente parte de práctica médica. Es algo más.”

En Vermont, donde ha estado legal la práctica desde 2013, entrenan a pocos doctores fuera de ciudades más grandes tales como Burlington para administrar la ley y pocas farmacias se equipan para suministrar las drogas, dijeron a Betsy Walkerman, presidente de las opciones pacientes Vermont del grupo.

“El descanso del estado está muy ligeramente en presencia médica,” Walkerman dijo. “Es mucho más difícil.”

En New Jersey, que decretó una ley en agosto, la familia de Zeporah “Zebbie” Geller contacto a 40 doctores antes de que encontraran dos el querer ayudar. Habían diagnosticado con el cáncer de pulmón terminal y murió a Geller, 80, profesor jubilado, de sept. el 30 después de injerir la medicación prescrita.

Opción de Neil Mahoney

El Dr. Glenda Weeman, 60, médico de cabecera que opera una práctica independiente en Longmont, acordado para prescribir las drogas de socorro-en-muerte para Mahoney después de dos exámenes, que lo confirmaron cumplió los requisitos de la ley.

Weeman había prescrito las drogas para solamente un paciente antes de Mahoney bajo ley relativamente joven de Colorado.

“Mi papel es relevar dolor y el sufrimiento. Ése es mi trabajo,” Weeman dijo. “Tengo que ayudar a gente a entender que hay opciones. Si usted no conoce las opciones de cómo morir, yo va a ayudarle a imaginar eso.”

A finales de septiembre, Mahoney tenía su receta, que incluyó dos drogas de la anti-náusea y un cóctel de cuatro medicaciones que inducirían muerte. Él pagó cerca de $575 ella toda, gastado.

No obstante, él no estaba seguro cuando - o si - él los utilizaría. Sobre un tercero de la gente que consigue las drogas no arrollan coger la, datos de la demostración de Oregon y de Washington.

“Es una poco fantasmagórica,” Mahoney dijo de sept. el 30, sentándose en su caravana pequeña, estorbada. Una camiseta verde colgó de sus hombros huesudos; él había perdido otro 20 libras. Alrededor de su cuello era un pendiente que dijo DNR: No reanime.

Mahoney todavía tenía un filete de las cosas a hacer. Un amigo había prometido cuidar para Ryder, el perro. El gato pudo hacer OK en sus los propio, aunque su hermana ofreció más adelante tomarla. Él quiso escribir una voluntad.

“Es muy un apartadero,” él dijo reservado. “En vez de la formulación de planes para el retiro, estoy proyectando para la muerte.”

Durante las próximas semanas, Neil creció más frágil día a día. Patrick Mahoney, que salió su trabajo de ayudar, dijo que él y otro hermano, Juan, tomaron giros durmiendo en el sofá de su hermano.

Neil Mahoney sabía que él tenía una ventana del tiempo donde él podría tomar el remedio. Si él esperara demasiado de largo, él no podría tragarlo. Entonces él perdería su ocasión de tomar la decisión.

El martes 5 de noviembre, él decidía que era tiempo.

En el 9:45 P.M., en la base, rodeada por la familia, Neil Mahoney llevó las drogas la ansiedad y la náusea del alto. Los minutos más adelante, usando una paja, él bebió rápidamente el descanso de las medicaciones, polvos secos mezclados con el líquido frambuesa-condimentado. Entonces esperaron.

“Era quizás la hora más dura de nuestras vidas,” Patrick Mahoney dijo.

Sobre 10:45, Patrick “aserraba al hilo para su pulso. Puse mi mano en su pecho para verificar su régimen de respiración, y entonces dije, “él ha ido. “”

Alcanzado por el correo electrónico, Barbara Morris era melancólica sobre la muerte de un paciente que las enseñanzas religiosas de su patrón anterior habían evitado que ella ayudara. Ella ha encontrado otro lugar para practicar, comenzando en el Año Nuevo.

“Era gran honor para conocer a Neil como su doctor y su amigo,” ella escribió. “Fuera del respecto por su memoria, continuaremos abogar para el cuidado centrado en valores y deseos pacientes.”

Noticias de la salud de KaiserEste artículo fue reimpreso de khn.org con permiso del asiento de Henry J. Kaiser Family. Las noticias de la salud de Kaiser, un servicio de noticias editorial independiente, son un programa del asiento de la familia de Kaiser, una organización de investigación independiente del plan de acción de la atención sanitaria unaffiliated con Kaiser Permanente.