Los científicos desarrollan la trampa química autopropulsante para arrinconar y para destruir patógeno

Los antibióticos son más eficientes cuando pueden actuar en su objetivo directamente en el sitio de la infestación, sin la dilución. En el gorrón Angewandte Chemie, los científicos americanos describen una trampa química sintetizada que se propulse a su lugar de la acción en el fluído corporal y después engañe las bacterias en su interior para envenenarlas. Una de las funciones principales del microdevice es la comunicación con su objetivo, dice el estudio.

Los científicos desarrollan la trampa química autopropulsante para arrinconar y para destruir patógeno

Los científicos construyeron el arma multifuncional nueva para abordar la entrega médica común que la mayoría de las drogas diluídas en fluídos corporales antes de que puedan ejercer su función. Sería más eficiente si la droga y su objetivo fueron reunidos para perder menos remedio. En asociación con José Wang en la Universidad de California San Diego, los investigadores han desarrollado una trampa química autopropulsante para arrinconar y para destruir patógeno. Trabaja por la baja secuencial de substancias químicas de a contenedor-como microdevice autónomo y podría ser especialmente útil contra patógeno gástricos, los autores denuncian.

Los científicos desarrollaron un dispositivo microswimming con cebolla-como carácter. Su base era una moldura del motor del metal del magnesio, que fue revestido parcialmente con varios polímero capa-cada tener su propia función. En un ambiente ácido, tal como ácido gástrico, la moldura del magnesio reaccionó con el ácido a las burbujas del hidrógeno de la producción, que impulsaron el microswimmer delantero, similar a un submarino funcionado con por una tobera del gas. El viaje del dispositivo terminó cuando se adhiere a una pared, tal como el guarnición del estómago. Una vez que el motor del magnesio fue disuelto y agotado, una estructura hueco de cerca de treinta por la talla de una bacteria seguía siendo, como un bolso esférico vacío, multiwalled.

El bolso trabajó como trampa. El microdevice hueco engañó bacterias en él y después se convirtió en una jaula tóxica. Sus paredes internas fueron hechas de un polímero soluble en el ácido que incorporaba la substancia de la serina-uno del aminoácido esa comida de las señales a la bacteria Escherichia Coli de la tripa. El polímero de disolución liberó la serina, que, con un fenómeno llamado quimiotactismo, hizo las bacterias moverse hacia la fuente. Bajo un microscopio, los investigadores observaron la acumulación de las bacterias dentro de la esfera de hueco.

En el paso final, una toxina fue activada. Una capa del polímero disolvió y liberó los iones de plata, que mataron a las bacterias. Este camino gradual representa un nuevo enfoque a hacer los antibióticos más eficientes. Los autores también lo ven como un “primer paso hacia la comunicación química entre los microswimmers sintetizados y los microorganismos móviles.” Creen que el concepto se podría desplegar a una variedad de usos de la descontaminación; por ejemplo, en las industrias de la comida y de la atención sanitaria, o para la seguridad y el remedio ambiental.

Source:
Journal reference:

Soto, F., et al. (2020) Onion‐like Multifunctional Microtrap Vehicles for Attraction–Trapping–Destruction of Biological Threats. Angewandte Chemie International Edition. doi.org/10.1002/anie.201913872