el edulcorante de la Ninguno-caloría puede tener efectos metabólicos en algunos utilizadores

Los edulcorantes artificiales tales como sucralose ofrecen el gusto atractivo del dulzor sin las calorías contenidas en azúcar - el parecer provechosos para ambas partes para la gente que necesita controlar su azúcar de sangre y niveles o peso de la insulina.

Sin embargo, el sucralose simple que prueba o consumidor puede afectar a niveles de la glucosa en sangre y de la insulina en las pruebas de tolerancia de glucosa, científicos en la Universidad de Illinois encontrada en un nuevo estudio.

Las conclusión sugieren que a pesar de no tener ninguna caloría, el sucralose pueda tener efectos metabólicos en algunos utilizadores, dijeron a M. Yanina Pepino, profesor de la ciencia de la alimentación y de la nutrición humana en el U. del I., que llevó la investigación.

El mensaje para llevar más importante es que el gusto dulce en sí mismo puede tener un impacto en mando del metabolismo y de la glucosa de hidrato de carbono. Aunque la población de la muestra en nuestro estudio era pequeña, las conclusión agregan a una carrocería de las pruebas que sugieren que el dulzor sea consumido en la moderación, sin importar las calorías.”

M. Yanina Pepino, profesor de la ciencia de la alimentación y de la nutrición humana, Universidad de Illinois

El estudio incluyó 10 personas de peso sano y a 11 personas con obesidad; ningunos de los participantes tenían diabetes o eran utilizadores regulares de edulcorantes artificiales.

Los participantes experimentaron tres pruebas de tolerancia de glucosa orales en los días separados espaciados alrededor de una semana aparte. Antes de una prueba consumieron el agua destilada; antes de otros, sucralose; y antes de una tercera prueba probaban pero no tragaron el sucralose.

Realizaron una de estas acciones 10 minutos antes de beber una solución que contenía 75 gramos de glucosa.

La cantidad de sucralose - 48 miligramos - que los participantes del estudio injirieron ofrece un nivel de dulzor equivalente a ése en una soda típica de la dieta, Pepino dijo.

En cada visita, un catéter fue insertado en una arteria radial para obtener muestras de sangre a intervalos regulares durante la hora antes y cinco horas después de que los participantes bebieron la glucosa. Los científicos midieron las concentraciones de la sangre de los participantes de sucralose, de insulina, de glucosa y de otras hormonas.

Sucralose hizo que los efectos que difieren dependiendo de si los participantes lo injirieron o lo probaban solamente y si tenían obesidad, los investigadores encontraran.

Cuando la gente del peso sano tragó el sucralose, sus niveles de la insulina de la sangre disminuyeron modesto durante la primera hora, y su sensibilidad de la insulina creciente en el cerca de 50%, dijo al estudiante de tercer ciclo Clara Salame, que coescribió el estudio.

Sin embargo, cuando la gente con obesidad tragó el sucralose, sus niveles de la insulina aumentaron considerablemente más que cuando bebieron el agua o cuando probaban el sucralose pero lo punta fuera.

“Mientras que las reacciones de la insulina a la prueba o a tragar el sucralose eran similares en las del peso normal, esas reacciones eran muy diferentes en gente con obesidad,” Pepino dijo. “Por lo tanto, presumimos que algunos efectos del poste-ingestive del sucralose pueden ocurrir solamente en gente con obesidad.

“Sin embargo, nuestro estudio incluyó a la gente que no era consumidores habituales de edulcorantes artificiales, y otros estudios son necesarios explorar qué suceso con este efecto agudo del sucralose después de que sea a largo plazo utiliza.”

Pepino advirtió que puesto que los diversos edulcorantes artificiales tienen muy diferente las estructuras químicas y la carrocería pueden manejarlo diferentemente - algunos se analizan en que el estómago mientras que otros siguen unabsorbed en el intestino - las conclusión en efectos del poste-ingestive pueden ser únicas al sucralose.

Sin embargo, puesto que todos los edulcorantes artificiales activan los receptores dulces del gusto en la boca, los efectos metabólicos asociados a dulzor pueden ser más generalizables, ella dijo.

Pepino dijo que ella contaba con que probar el sucralose y la punta saliente de él fuera tuvieran efectos similares al agua consumidora; así, la sorprendieron descubrir que los niveles de la insulina de los participantes fueron afectados por el gusto solamente.

“Interesante, encontramos que en ambos grupos de personas - ésos con obesidad y ésos del peso normal - había una reducción en la reacción de la insulina a la prueba de tolerancia de glucosa cuando acaban de probar dulzor antes de beber la solución de glucosa. Era el encontrar más asombrosamente, y estamos siguiendo en ése en un nuevo estudio,” Pepino dijo.

“Qué nuestros datos sugieren es que hay los mecanismos que no entendemos sin obstrucción sobre cómo el cuerpo humano regula la glucosa y los efectos metabólicos potenciales de la prueba algo dulce más allá de ofrecer un sentido del placer,” Pepino dijimos.

Source:
Journal reference:

Nichol, A.D., et al. (2020) Effects of Sucralose Ingestion versus Sucralose Taste on Metabolic Responses to an Oral Glucose Tolerance Test in Participants with Normal Weight and Obesity: A Randomized Crossover Trial. Nutrients. doi.org/10.3390/nu12010029.