Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores desarrollan la nueva substancia para prevenir la calcificación vascular

Los investigadores en el efecto Inositec de ETH Zurich y de ETH han desarrollado una nueva substancia para prevenir la calcificación vascular, que afecta a muchos pacientes que sufren de enfermedad de riñón crónica. Mientras que se empeora su metabolismo, las sales del calcio pueden depositar en tejidos suaves, tales como vasos sanguíneos o aún las válvulas de corazón, haciéndolas atiesarse. Esto lleva a menudo a las enfermedades cardiovasculares severas, potencialmente fatales. Sin embargo, antes de que los pacientes puedan beneficiarse de la substancia investigue más lejos y las pruebas deben ser realizadas.

La calcificación ocurre cuando los cristales del fosfato de calcio se depositan en tejido. La composición se adhiere a los cristales del fosfato de calcio, inhibiendo su incremento.”

Jean Christophe Leroux, profesor de la formulación de la droga y del lanzamiento en ETH Zurich

Derivado de una substancia natural

La nueva molécula se relaciona estructural con el hexakisphosphate del inositol, también conocido como IP6. Ocurriendo naturalmente en legumbres y fosfato de los cereales, de los lazos IP6 y diversos minerales, tales como calcio, magnesio e hierro. Las instalaciones utilizan la molécula en sus semillas para proveer de los almácigos un suficiente abastecimiento de estas substancias.

Se ha sabido por algún tiempo que IP6 también tiene un efecto en la circulación sanguínea humana. La molécula tiene que ser inyectada como ella no se puede absorber después de la ingestión oral. Otros científicos están conducto actualmente juicios clínicas para estudiar cómo IP6 previene efectivo la calcificación vascular.

Blindaje de la colección de moléculas

“El problema, aunque, es que IP6 no es determinado estable y es metabolizado por la carrocería muy rápidamente,” Antonia Schantl dice. Un estudiante doctoral en el grupo de Leroux, ella es el autor importante del papel que se ha publicado en las comunicaciones de la naturaleza del gorrón. Para superar este problema, Leroux y sus colegas intentaron estabilizar la molécula haciendo modificaciones químicas específicas. Desarrollaron una serie de moléculas relacionadas, que ETH después patentó. Para poder comercializar uno o más de estos derivados como medicación en el futuro, profesor Leroux de ETH y otros implicaron fundaron el efecto Inositec, que detectó la licencia de ETH de utilizar la familia de la molécula.

El grupo de Leroux en ETH colaboró posteriormente con Inositec y los investigadores de otras universidades para revisar esta colección de moléculas en un proyecto que fue co-financiado por la dependencia suiza Innosuisse de la innovación. Los científicos conducto experimentos ines vitro para estudiar la capacidad de las moléculas de inhibir el incremento de los cristales del fosfato de calcio en la sangre y de verificar su estabilidad. También probaron su efecto en un modelo de la enfermedad en ratas. Los estudios destacaron una de las moléculas en la colección como determinado conveniente.

Para el escenario siguiente, los científicos de ETH trabajarán con Inositec y los terceros para clarificar diversas entregas, tales como seguro de la droga y la dosificación óptima.

Para este proyecto, los investigadores de ETH Zurich e Inositec colaboraron con los investigadores en el hospital de la universidad de Lausanne, las universidades de Amberes y Edimburgo y universidad de McGill en Montreal.

Source:
Journal reference:

Schantl, A.E., et al. (2020) Inhibition of vascular calcification by inositol phosphates derivatized with ethylene glycol oligomers. Nature Communications. doi.org/10.1038/s41467-019-14091-4.