Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo estudio describe la reacción inflamatoria en astrocytes humanos laboratorio-revelados

Los Astrocytes son células de los nervios con muchas funciones importantes en el sistema nervioso. La inflamación de estas células ocurre en las infecciones y los desordenes neurodegenerative, un proceso del cerebro llamado astrogliosis. Enterado de este proceso fundamental para la prevención enfermedades y mejoría de tratamientos actuales, de personas llevadas por los investigadores en el instituto de D'Or para la investigación y la educación (IDOR) y de otras cinco universidades federales brasileñas publicó uno de los primeros estudios categóricamente para observar esta reacción inflamatoria en los astrocytes humanos creados en el laboratorio.

El astrogliosis del término puede sonar desconocido al público en general, pero este proceso inflamatorio es común a varias enfermedades tales como Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple y malformaciones congénitas causados por el virus de Zika. Aunque el astrogliosis se estudie bien en el campo de la neurología, la mayor parte del conocimiento vino de los modelos animales, una estrategia experimental que contribuye al adelanto científico, pero no reproduce complejidad del cerebro humano. Los “ensayos con animales tienen su importancia indudable en ciencia, pero la realidad es que no reproduce completo algunos aspectos humanos, especialmente cuando está relacionado con las reacciones del sistema inmune. Éste es el caso de las células glial humanas, incluyendo los astrocytes, que son responsables del mantenimiento metabólico de neuronas y de sus impulsos de nervio”, dice a Pablo Trindade, autor del estudio del primer.

Para entender el proceso inflamatorio del astrogliosis, el coordinador y el científico de la investigación en la universidad federal de Rio de Janeiro (UFRJ) e IDOR, Stevens Rehen, adoptaron un procedimiento del cultivo celular que es ya su firma en varios otros estudios en el cerebro humano - entre ellos, el revelado de los organoids del cerebro que ayudaron a correlacionar la infección del virus de Zika al inicio de la microcefalia. El método usado por las personas de Rehen es la reprogramación de las células humanas encontradas en la orina de donantes voluntarios, girándolos en las células madres pluripotent. Entonces estimulan a estas células madres hacer astrocytes sanos o cualquier otra célula humana necesarios para la investigación en ese entonces. En este caso, de la creación de astrocytes, los científicos han puesto estas células para reaccionar con una proteína inflamatoria, conocida como TNF, obteniendo un mapa del astrogliosis humano en el laboratorio. Los resultados observados indican que el proceso de la inflamación ocurre ya dentro de la primera hora, y empeora gradualmente astrocytes funciona en un cierto plazo.

Además de los cambios morfológicos de estas células, que comienzan a mostrar núcleos más pequeños y formas estiradas, la inflamación también interfirió con la función primaria de astrocytes: la regla de neurotransmisores, de que es substancias secretadas por las neuronas responsables de la transmisión de información a través de sinapsis. El estudio determinó que los astrocytes humanos bajo astrogliosis mostraron la debilitación en la absorción del glutamato. De la nota, el glutamato es el neurotransmisor estimulante más importante implicado en muchas funciones del cerebro incluyendo el aprendizaje y la memoria.

La publicación es un punto culminante en estudios sobre astrogliosis, puesto que la aproximación permitió que los científicos analizaran el fenómeno de una manera no invasor usando las células humanas. Los investigadores señalan que las pruebas y los métodos de este estudio pueden servir como base para otras investigaciones, incluyendo ésos dirigidos a descubrir los nuevos tratamientos, que pueden perfeccionar la calidad de vida de la gente que sufre de la inflamación del cerebro accionada por infecciones o enfermedades neurodegenerative.