Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El alcance de las células de T reguladoras podía reforzar los efectos de la inmunoterapia del cáncer

Un estudio de la investigación de cáncer de Luis ha determinado un mecanismo por el cual las células de T reguladoras, que suprimen inmunorespuestas, adaptan su metabolismo para prosperar en el microambiente duro del tumor. Este mecanismo, el estudio encuentra, es empeñado exclusivamente por las células de T reguladoras (t)regs que residen en tumores y se podrían romper para apuntar selectivamente tal Tregs y para reforzar los efectos de la inmunoterapia del cáncer.

“Se ha sabido de largo que el Tregs encontrado en tumores protege a las células cancerosas contra ataque inmune, así que contradecir Tregs sería una estrategia importante para la inmunoterapia del cáncer,” dice Silbido de bala-Chih Ho, pieza del socio del brazo de Lausanne del instituto de Luis para la investigación de cáncer, que llevó el estudio. “Solamente un obstáculo importante a tales intervenciones es que la supresión sistémica de la actividadreg de T puede causar reacciones autoinmunes severas. Hemos descubierto una aproximación potencial a superar ese problema, uno que apunta selectivamente Tregs en tumores y podría por lo tanto prevenir tales efectos nocivos.”

Juegoregs de T un papel crítico en los tejidos sanos, donde previenen enfermedad autoinmune y ayudan a herida-curativo. Pero, cuando está reclutado en tumores, Tregs también frustra inmunorespuestas anticáncer; e inmunoterapia. El estudio actual, publicado en inmunología de la naturaleza, determina una proteína que impulse las adaptaciones metabólicas del T. intratumoral.regs Los investigadores muestran en un modelo del ratón del melanoma que el alcance de esa proteína con un anticuerpo importante refuerce la eficacia de la inmunoterapia sin causar efectos secundarios autoinmunes.

Los núcleos de tumores son a menudo ácidos y hambrientos del oxígeno y de los alimentos vitales, que fuerza las células residentes para adaptar su metabolismo para sobrevivir. Ho y estudiante de tercer ciclo Haiping Wang sospechó que esas adaptaciones pudieron también revelar las vulnerabilidades únicas al T. intratumoral.regs Para encontrar esas vulnerabilidades, analizaban un grupo de datos de la expresión génicareg de T en tumores del pecho y la sangre compiló hace unos años por el laboratorio de director Alexander Rudensky de Luis MSK.

Encontraron que los y otros niveles expresadosregs T intratumoral de los genes implicados en la absorción y el metabolismo determinado CD36, un receptor del lípido implicado en la importación del lípido. Un análisis de Tregs de los pacientes humanos del melanoma conducto por los investigadores conmemorativos Taha Merghoub (MSK) y Jedd Wolchok de Luis Sloan Kettering rindió resultados similares.

Para explorar el papel de CD36 en T intratumoralregs, los investigadores generaron los ratones que faltaron el gen CD36 solamente en sus célulasreg de T y engrafted las con el melanoma. “Encontramos que la carga del tumor fue reducida en ratones de CD36-deficient,” decimos Wang, “y el número y las funciones de Tregs disminuidos solamente dentro de tumores, no en el otro, tejidos sanos de los ratones.”

La deficiencia CD36 indujo en T intratumoralregs una forma del suicidio de la célula conocida como apoptosis que fue impulsado por una disminución en la salud y el número de mitocondrias; los generadores de potencia de células. Fomente el estudio reveló que CD36 aprovisiona de combustible la actividad de PPARβ, una proteína esencial para la génesis y la función de mitocondrias.

Tratar los ratones que soportaban tumores del melanoma con un anticuerpo a CD36 dio lugar a una disminución de T intratumoralregs que no fue considerado en ratones genético idénticos del mando. Cuando este anticuerpo fue combinado con una inmunoterapia conocida como bloqueo PD-1, que estimula un ataque del linfocito T contra las células cancerosas, el incremento del tumor se redujo importante, prolongando la supervivencia de los ratones.

Apuntando CD36 con un anticuerpo, apenas no creamos el problema para T intratumoralregs, también creamos el problema para que la capacidad del tumor mantenga un microambiente inmunosupresivo y obstaculice inmunoterapia.”

Silbido de bala-Chih Ho, pieza del socio del brazo de Lausanne del instituto de Luis para la investigación de cáncer

Ho el laboratorio ahora está trabajando para traducir estas conclusión a una terapia potencial del cáncer mientras que explora cómo CD36-targeting se pudo combinar con otras intervenciones más extensivamente a la neutralización Tregs selectivamente dentro de tumores. También están explorando que otros tipos de tumores sólidos abrigan Tregs que sean relacionados en CD36 para la supervivencia.