El estudio muestra las entradas principales para la importación del coronavirus en África

Egipto, Argelia y la República Surafricana son los países africanos más en riesgo de la importación del coronavirus COVID-19 en el continente, debido al alto tráfico aéreo con las provincias chinas contaminadas. Pero estos países están también entre el más bien equipado en el continente a descubrir y a ocuparse rápidamente de los nuevos casos. En otros países africanos, el riesgo de importación es más inferior, pero las deficiencias de la organización de salud despiertan inquietudes por la extensión del rapid. Este trabajo de modelado realizado por el director de investigación de Vittoria Colizza, de Inserm, y sus personas del instituto 1136 de Pierre Louis de la unidad de la epidemiología y de la salud pública (Inserm/universidad de Sorbonne), en colaboración con el libre de Bruselas de Université, el programa de Oxford Martin sobre la genómica pandémica y la Universidad de California Los Ángeles, se publica en The Lancet.

El coronavirus COVID-19 continúa extenderse en China y los casos se han denunciado en más de 25 países. El continente africano fue pasado sin durante mucho tiempo hasta que un primer caso fuera denunciado recientemente en Egipto. Vittoria Colizza, director de investigación en Inserm (instituto francés para la salud y la investigación médica), y sus personas del instituto 1136 de Pierre Louis de la unidad de la epidemiología y de la salud pública (Inserm/universidad de Sorbonne), en colaboración con el libre de Bruselas de Université, el programa de Oxford Martin sobre genómica pandémica y la Universidad de California Los Ángeles, fijó el riesgo de importar el virus en África, país por país, y las capacidades de cada uno de ellas de descubrir y de tratar de ella.

Los investigadores evaluaron el riesgo de la importación del virus según el número de casos declarados por cada provincia china y según tráfico aéreo entre los tres aeropuertos principales de cada uno de estas provincias (excepto Hubei debido a la suspensión de los vuelos) y cada país africano. Por otra parte, analizaban el potencial de cada país de hacer frente al riesgo de la extensión de una enfermedad contagiosa usando datos del WHO y datos del funcionario.

Cada país hace una declaración anual obligatoria al WHO de sus recursos para ocuparse de una epidemia (PALO anual de la información de la autovaloración de los destacamentos de estado). Incluye veinticuatro items cargados en una muesca total entre 0 y 100, 100 que muestran un estado de preparación fuerte para hacer frente a una epidemia.

Estos indicadores son legislación, adhesión a los patrones del WHO, habilidades del laboratorio, estado mayor médico, organización de la emergencia, seguridad alimentaria, nivel de equipo en centros de la atención sanitaria y comunicación pública.

Los investigadores también tuvieron en cuenta la muesca de IDVI (para el índice de la vulnerabilidad de la enfermedad infecciosa), el de 100 también conocido, 0 correspondiente a una vulnerabilidad extrema y 100 a la vulnerabilidad más inferior. El IDVI tiene en cuenta los factores conectados no no directamente al sistema de la salud pero que puede influenciar la reacción a una epidemia: la talla de la población, del nivel socioeconómico o aún de la estabilidad política. Así, las altas muescas de IDVI y del PALO son proféticas a una reacción eficiente en caso de la importación del virus.

Los resultados muestran que Egipto, Argelia y la República Surafricana son los países más a riesgo de importar el virus a África debido a las altas cantinas comerciales con China. Por otra parte, sus muescas del PALO y de IDVI están entre el mejor en el continente, permitiendo cuente con la detección y la contención efectivas del virus. Otros países como Nigeria, Etiopía, Sudán, Angola, Tanzania, Ghana y Kenia, están en más poco arriesgado de la importación del virus pero sus muescas del PALO y de IDVI son más inferiores, aumentando los miedos de la ausencia de detección de cajas importadas posibles y de la extensión del local o aún del nacional.

Finalmente, los investigadores agruparon los países africanos a riesgo en tres grupos según la influencia de las provincias chinas en estos países. Así, un primer grupo incluyendo 18 países será más vulnerable en caso de epidemia importante en la provincia de Pekín, un segundo que comprende 7 países será expuesto más en caso de incremento fuerte de la epidemia en la provincia de Guangdong y un tercer grupo de dos países está arriesgando la importación del virus solamente de la provincia de Fujian.

Este trabajo permitirá que la comunidad internacional haga proyecciones y planes según la evolución en China. También alerta los países expuestos más a la necesidad de la preparación para la introducción posible del virus. Podemos ver cómo es difícilmente descubrir rápidamente cajas importadas, como incluso países desarrollados bien preparados faltamos algunos de ellos. Para varios países africanos mal equipados, los riesgos son importantes de no tener la suficientes organización e infraestructura para la detección, la contención y el cuidado urgente, aumentando miedos de un riesgo de epidemia en el continente.”

Vittoria Colizza, director de investigación en Inserm

Source:
Journal reference:

Gilbert, M., et al. (2020) Preparedness and vulnerability of African countries against importations of COVID-19: a modelling study. The Lancet. doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30411-6.