Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Qué la dieta occidental está haciendo a su cerebro

La dieta occidental de la configuración (WPD) o también sabido pues la dieta americana estándar (SAD) es una dieta del estilo del moderno-día que contiene sobre todo altas cantidades de comidas tramitadas, de carne roja, de productos lácteos de alto grado en grasas, de comidas del alto-azúcar, y de comidas preembaladas, que aumentan el riesgo de enfermedad crónica. Ahora, un nuevo estudio muestra que eso la consumición de una dieta occidental puede ranchear con la función del cerebro.

Las personas de investigadores de la universidad de Macquarie y de la universidad de Griffith en Australia, de la universidad de Sussex en el Reino Unido, y de la universidad del Universidad de Yale y americana en los Estados Unidos han encontrado que comiendo las comidas altamente tramitadas tenga gusto de las comidas de desperdicios, que son parte de la dieta occidental, podrían empeorar la parte del cerebro atado al autodominio, que puede inducir comer excesivamente.

La investigación demuestra que una WS-dieta puede empeorar rápidamente mando apetitivo en el efecto de los seres humanos-uno que podría ascender el comer excesivamente en consumidores de una WS-dieta. Haber de imagen: Martin Rettenberger/Shutterstock
La investigación demuestra que una WS-dieta puede empeorar rápidamente mando apetitivo en el efecto de los seres humanos-uno que podría ascender el comer excesivamente en consumidores de una WS-dieta. Haber de imagen: Martin Rettenberger/Shutterstock

En el estudio publicado en la ciencia abierta de la sociedad real del gorrón, las personas han mostrado que en tan poco tiempo como una semana, la consumición de una dieta occidental puede alterar importante la función del cerebro, con los participantes de hacer del estudio peor en pruebas del aprendizaje y de la memoria. Además, la dieta occidental fue atada a comer excesivamente y a anhelar para las invitaciones azucaradas después de consumir una comida regular.

Conclusión del estudio

Para llegar sus conclusión, los investigadores reclutaron a 110 estudiantes entre las edades de 20 y 25 en una universidad de Australia. Todos los estudiantes tenían un peso sano y consumieron una dieta sano-que-media. Los dividieron en dos grupos - la dieta del occidental-estilo y el grupo de mando.

Para el grupo de la dieta del occidental-estilo, les dieron un desayuno que consiste en un bocadillo tostado y un batido de leche, que es alto en grasa y azúcar. Los dieron instrucciones para comer este desayuno, y entre el segundo y séptimo día, les pidieron comer dos galletas belgas por cuatro días y comer la comida principal y un postre o beber de una cadena de comida rápida en los otros dos días.

Por otra parte, ofrecieron el grupo de mando un batido de leche bajo en grasa, de poca azúcar, y un bocadillo tostado en el primer día. Para el descanso del período del estudio, fueron pedidos para consumir su dieta regular. Pidieron ambos grupos tomar las pruebas, incluyendo la prueba de deseo y que tenía gusto, y la prueba de aprendizaje verbal de Hopkins de las habilidades del aprendizaje y de la memoria.

La prueba de deseo y que tenía gusto implicó una amplia gama de bocados, mientras que pidieron los demandados valorar cuánto quisieron para comerlos. Los investigadores también pidieron que los demandados comieran la comida y denunciaran cuánto tuvieron gusto de los alimentos.

Además, los investigadores pidieron que los participantes guardaran un diario de su toma de comida, y cerco mediciones de los niveles del colesterol y de azúcar de sangre.

Cambios en el cerebro

Los investigadores del estudio encontraron eso que comían una dieta de alto grado en grasas, alta del azúcar incluso por apenas una semana pueden afectar la parte del cerebro llamado el hipocampo, que es responsable de emociones, del aprender, de la memoria, y del estímulo.

En el estudio, las personas encontraron que incluso si una persona es delgada y sana, comiendo una dieta occidental por una semana han afectado la función del cerebro, haciéndola difícil para que la gente controle sus apetitos. También, resulta, comida aceptable tal como dulces, bocados, y los chocolates llegan a ser más deseables cuando son completos. Como consecuencia, la gente encuentra duro oponerse el comer excesivamente.

Los científicos dicen que cuanto más deseable los participantes encuentran la comida aceptable cuando son ya completos, mientras que en la dieta del occidental-estilo, empeorados eran en la prueba de función hippocampal.

También, el grupo occidental de la dieta realizó peor en pruebas del aprendizaje y de la memoria después de una semana, comparada al grupo de mando que tenía su dieta normal.

Interesante, cuando los participantes relanzaron las pruebas tres semanas más adelante después de los participantes vueltos a sus configuraciones dietéticas normales de la consumición, sus capacidades volvieron a normal. Las conclusión del estudio sugieren que aunque haya cambios en el cerebro relacionado con la consumición de una dieta occidental, el daño pueda ser invertido una vez que la persona come una dieta equilibrada.

Los investigadores acentúan la importancia de comer una dieta equilibrada, y las comidas altamente tramitado, de alto grado en grasas, y del alto-azúcar eso pueden afectar negativo una parte del cerebro que es responsable de autodominio. Eso explica porqué cuando la gente come los alimentos de preparación rápida, las invitaciones azucaradas, y la comida altamente tramitada, ella no puede parecer controlar su apetito, y ella tiende a comer excesivamente.

Journal reference:

Stevenson, R., Francis, H., Attuquayefio, T., Gupta, D., Yeomans, M., Oaten, M., and Davidson, T. (2020). Hippocampal-dependent appetitive control is impaired by experimental exposure to a Western-style diet. Royal Society Open Science. https://royalsocietypublishing.org/doi/pdf/10.1098/rsos.191338

Angela Betsaida B. Laguipo

Written by

Angela Betsaida B. Laguipo

Angela is a nurse by profession and a writer by heart. She graduated with honors (Cum Laude) for her Bachelor of Nursing degree at the University of Baguio, Philippines. She is currently completing her Master's Degree where she specialized in Maternal and Child Nursing and worked as a clinical instructor and educator in the School of Nursing at the University of Baguio.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Laguipo, Angela. (2020, February 20). Qué la dieta occidental está haciendo a su cerebro. News-Medical. Retrieved on October 19, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20200220/What-the-western-diet-is-doing-to-your-brain.aspx.

  • MLA

    Laguipo, Angela. "Qué la dieta occidental está haciendo a su cerebro". News-Medical. 19 October 2021. <https://www.news-medical.net/news/20200220/What-the-western-diet-is-doing-to-your-brain.aspx>.

  • Chicago

    Laguipo, Angela. "Qué la dieta occidental está haciendo a su cerebro". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20200220/What-the-western-diet-is-doing-to-your-brain.aspx. (accessed October 19, 2021).

  • Harvard

    Laguipo, Angela. 2020. Qué la dieta occidental está haciendo a su cerebro. News-Medical, viewed 19 October 2021, https://www.news-medical.net/news/20200220/What-the-western-diet-is-doing-to-your-brain.aspx.