Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El consumo de productos lácteos conectó a los cánceres de pecho

Según un nuevo estudio de investigadores en la salud de la universidad de Loma Linda, la leche de consumo se pudo conectar regularmente al cáncer de pecho en mujeres. El nuevo estudio tituló la “lechería, la soja, y el riesgo de cáncer de pecho: ésos confundidos ordeñan,” fueron publicados en la última aplicación el gorrón internacional de la epidemiología hoy.

Lechería, soja, y riesgo de cáncer de pecho: ésos confundidos ordeñan. Haber de imagen: Valentyn Volkov/Shutterstock
Lechería, soja, y riesgo de cáncer de pecho: ésos confundidos ordeñan. Haber de imagen: Valentyn Volkov/Shutterstock

Conclusión principales

Los investigadores observaron que el consumo diario de leche podría aumentar el riesgo de cáncer de pecho en mujeres por el hasta 80 por ciento. El riesgo depende de la cantidad de leche los consumió escribió. Lleve a los investigadores en este estudio Gary E. Fraser explicó que este estudio es “prueba evidente que la leche de la lechería o algún otra factor estrechamente vinculado a la leche de consumición de la lechería es una causa del cáncer de pecho en mujeres.” Él agregó, “consumiendo tan poco como 1/4 a 1/3 copa de leche de la lechería por día fue asociada a un riesgo creciente de cáncer de pecho del 30%. Bebiendo hasta una copa por día, el riesgo asociado subió hasta el 50%, y para ésos que bebían dos a tres copas por día, el riesgo creciente más lejos hasta el 70% al 80%.” Fraser dijo que las pautas dietéticas de Estados Unidos dicen actualmente que un individuo necesita tres copas de leche por día. Él agregó, las “pruebas de este estudio sugieren que la gente vea esa recomendación con cautela.”

El estudio

Las personas escribieron que había habido los estudios que conectan el riesgo de cáncer de pecho a una admisión de los productos de la leche de soja y de la soja así como de los productos lácteos. Sin embargo, los estudios en esto son contrarios, y ningunas conclusiones firmes podrían ser extraídas. Para fijar esto, observaban una población muy grande de mujeres y fijaron el riesgo real planteado por estos productos.

Para este estudio, incluyeron a 52.795 mujeres norteamericanas. Al inicio del estudio, no tenían cáncer. La población contuvo el 29,7 por ciento del origen afroamericano. Él todo fue proporcionado los cuestionarios de la comida (FFQ o los cuestionarios de la frecuencia de la comida) donde él necesitó registrar la frecuencia de diversos consumos de alimentos. Para 1.011 participantes, la llamada de 24 horas de las comidas tomadas también fue registrada. Para todas las mujeres en la línea de fondo, las preguntas fueron hechas en antecedentes familiares uso hormonal y otro de los cánceres de pecho, de la actividad física, de la medicación, consumo del alcohol, historia de acciones y de enfermedades ginecológicas y obstétricas y frecuencia de la investigación de cáncer de pecho.

Sobre la continuación de un promedio de alrededor ocho años, los nuevos casos de cáncer de pecho entre estas mujeres fueron registrados, y la asociación de estos alimentos y de la incidencia del cáncer era analizada usando la “regresión proporcional multivariable de los peligros.”

Resultados

Del estudio, las personas encontraron que había 1.057 nuevos casos de cánceres de pecho entre la población estudiada. Los participantes estaban de un promedio de 57,1 años. No se encontró ninguna asociación entre los productos de la soja y los cánceres de pecho. La índice del peligro de los cánceres de pecho del consumo de la leche de soja era 0,68, ellos escribió.

Ésta era independiente del consumo de los productos lácteos. Con una subida del consumo del producto lácteo, el riesgo de cánceres de pecho subió (índice del peligro de 1,22). Los resultados similares fueron considerados con de grasa natural y la leche reducir-gorda, las personas escribió. El consumo del queso y del yogur no mostró una asociación similar con los cánceres de pecho, ellos encontró. Las asociaciones fueron verdad para ambos pre y las mujeres posmenopáusicas.

Takeaways de la investigación

Fraser explicó, “… los productos lácteos, especialmente leche, fue asociado a riesgo creciente, y los datos predijeron una reducción marcada en el riesgo asociado a substituir la leche de soja para la leche de la lechería. Esto menciona la posibilidad que la leche lechería-alterna puede ser una opción óptima.”

Las personas también dijeron que había habido estudios recientes denunciados por la salud adventista Study-2 (AHS-2) que decía que los veganos están en un más poco arriesgado de los cánceres de pecho comparados a los no-vegetarianos así como a los que son lacto-ovo-vegetarianos (vegetarianos que consumen la leche y los huevos). Este nuevo estudio es parte del estudio AHS-2.

Fraser dijo que el factor causativo detrás de esta asociación podría ser los niveles de hormona de sexo en leche de la lechería. Él dijo que están lactando las vacas, y tres cuartos de ellas está embarazada a la hora del ordeño. Esto significa que los niveles de hormona de sexo en la leche son más altos. Puesto que los cánceres de pecho en mujeres son responsivos a las hormonas de sexo, el riesgo parece ser más importante. Hay también un mayor nivel de hormona, insulina-como el incremento factor-1 (IGF-1), en las mujeres que toman las proteínas animales, y éste podría aumentar el riesgo de cánceres de pecho, las personas especuló. Fraser dijo, la “leche de la lechería tiene algunas calidades alimenticias positivas, pero éstas necesitan ser equilibradas contra otros efectos posibles, menos útiles. Este trabajo sugiere la necesidad urgente de la investigación adicional.”

Journal reference:

Gary E Fraser, Karen Jaceldo-Siegl, Michael Orlich, Andrew Mashchak, Rawiwan Sirirat, Synnove Knutsen, Dairy, soy, and risk of breast cancer: those confounded milks, International Journal of Epidemiology, , dyaa007, https://doi.org/10.1093/ije/dyaa007

Dr. Ananya Mandal

Written by

Dr. Ananya Mandal

Dr. Ananya Mandal is a doctor by profession, lecturer by vocation and a medical writer by passion. She specialized in Clinical Pharmacology after her bachelor's (MBBS). For her, health communication is not just writing complicated reviews for professionals but making medical knowledge understandable and available to the general public as well.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Mandal, Ananya. (2020, February 25). El consumo de productos lácteos conectó a los cánceres de pecho. News-Medical. Retrieved on June 04, 2020 from https://www.news-medical.net/news/20200225/Consumption-of-milk-products-linked-to-breast-cancers.aspx.

  • MLA

    Mandal, Ananya. "El consumo de productos lácteos conectó a los cánceres de pecho". News-Medical. 04 June 2020. <https://www.news-medical.net/news/20200225/Consumption-of-milk-products-linked-to-breast-cancers.aspx>.

  • Chicago

    Mandal, Ananya. "El consumo de productos lácteos conectó a los cánceres de pecho". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20200225/Consumption-of-milk-products-linked-to-breast-cancers.aspx. (accessed June 04, 2020).

  • Harvard

    Mandal, Ananya. 2020. El consumo de productos lácteos conectó a los cánceres de pecho. News-Medical, viewed 04 June 2020, https://www.news-medical.net/news/20200225/Consumption-of-milk-products-linked-to-breast-cancers.aspx.