Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo tipo de terapia celular adoptiva podía apuntar la próstata y cánceres pancreáticos en seres humanos

En experimentos con los ratones, los investigadores en el centro del cáncer de Johns Hopkins Kimmel dicen que han reducido el incremento de la próstata humana trasplantada y de células cancerosas pancreáticas introduciendo las células de la médula con una supresión específica del gen para inducir una inmunorespuesta nueva.

Los resultados, descritos enero de 2020 en el gorrón para la inmunoterapia del cáncer, sugieren que la técnica -- un tipo de terapia celular adoptiva -- podía apuntar tales cánceres en seres humanos, usando propias células del tuétano de los pacientes.

El edificio en estos estudios del ratón, esta aproximación puede ofrecer un método único para activar sistemas inmunes pacientes, incluyendo las células de T, contra cáncer.”

Alan Friedman, M.D., oncólogo pediátrico, rey Fahd profesor de la oncología pediátrica en el centro del cáncer de Johns Hopkins Kimmel

La investigación anterior, Friedman dice, ha mostrado que los macrófagos y las células dendríticas, ambos cruciales a la inmunorespuesta, son más probables ayudar a montar un combate inflamatorio cuando faltan el gen conocido como N-F-κB p50, codificando una transcripción. Los factores de la transcripción son las proteínas que ayudan a girar los genes específicos "ON" o "OFF" atando a la DNA próxima.

Más allá de los estudios también mostrados que el melanoma, el fibrosarcoma, el cáncer de colon y el glioblastoma del cáncer de cerebro crecen más lentos en los ratones que faltan el factor de la transcripción. El nuevo estudio, Friedman dice, se cree para ser el primer para mostrar el mismo efecto más lento del incremento -- en los ratones que faltan p50 -- para la próstata y los cánceres ductales pancreáticos.

Para desarrollar y probar su técnica de la terapia celular adoptiva, los investigadores primero crecieron las células mieloides no maduras tomadas del tuétano de los ratones de p50-deficient y los compararon con los ratones que tenían el gen p50. Las células mieloides son una clase de los glóbulos también conocidos como glóbulos blancos. Las células mieloides no maduras, que incluyen macrófagos y precursores dendríticos de la célula, fueron elegidas porque los últimos estudios han confirmado que estas células determinadas aumentan la probabilidad de activar una inmunorespuesta antitumores.

Después de inocular ambos grupos de ratones con la próstata humana o las células cancerosas pancreáticas, los investigadores inyectaron las células mieloides no maduras después de pretratar los animales con una medicación anticáncer ampliamente utilizada conocida como fluorouracil 5. Esa droga se sabe para causar una caída en el número de circular a los glóbulos mieloides normales, reduciendo la competencia con las células inyectadas; apunte las células mieloides en los tumores que suprimen inmunorespuesta; y a veces antígenos de la baja que las células de T reconocen, accionando esas células inmunes a los tumores del ataque.

Los investigadores encontraron que la “transferencia adoptiva” de las células de p50-negative conjuntamente con una dosis del fluorouracil 5 produjo los mejores resultados. Comparado con qué suceso en los ratones dados las células con p50 intacto, los tumores crecieron por lo menos tres veces más despacio en 13 de 14 (el 93%) de los cánceres de próstata y en ocho de 15 (el 53%) cánceres pancreáticos. El tratamiento también produjo lo que llamaron los investigadores regresión del cáncer pancreático “que golpeaba” en los ratones que respondieron, con hasta una reducción décupla de tamaño de tumor, según los investigadores.

Los investigadores denuncian que las células mieloides transferidas de p50-negative generaron los macrófagos del tumor y del ganglio linfático y las células dendríticas programados para ayudar al sistema inmune a luchar el cáncer activando las células de T. Cuando las células de T fueron agotadas para probar si su activación fue asociada directamente a la disminución del incremento del tumor, el agotamiento eliminó la eficacia de la transferencia de la célula. Un efecto similar también fue denunciado en ratones de p50-negative con el cáncer de colon, donde el agotamiento del linfocito T aumentó su revelado del cáncer al de los ratones de la comparación, y en ratones de p50-negative con el glioblastoma, cuya ventaja de la supervivencia sobre el salvaje-tipo ratones fue eliminado cuando sus células de T fueron agotadas. La investigación que rodea N-F-κB p50 muestra promesa en más tipos de cáncer, dice a Friedman. “Siete diversos cánceres -- cáncer de próstata, cáncer pancreático, cáncer de cerebro, melanoma, cáncer de colon, sarcoma y neuroblastoma -- probado por nosotros y otros creció más lento en los ratones que faltaban N-F-κB p50.”

Source:
Journal reference:

Suresh, R., et al. (2020) NF-κB p50-deficient immature myeloid cell (p50-IMC) adoptive transfer slows the growth of murine prostate and pancreatic ductal carcinoma. Journal for ImmunoTherapy of Cancer. doi.org/10.1136/jitc-2019-000244.