Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio ofrece una mejor comprensión del lazo entre la pérdida de oído y el riesgo por caídas

Qué gente oye y no oye puede tener un efecto directo sobre su equilibrio, según la nueva investigación de la enfermería del aro y del oído de Nueva York del monte Sinaí (NYEE). La investigación, publicada en la aplicación del 12 de marzo la cirugía de la Otorrinolaringología-Culata de cilindro y del cuello del JAMA, ofrece una mejor comprensión del lazo entre la pérdida de oído y porqué se cae la gente, especialmente en la población mayor. Las conclusión podían llevar a doctores a revisar para la pérdida de oído en pacientes en de alto riesgo por caídas, a descubrir pérdida de oído en sus primeros tiempos, y a tratarla rápidamente.

Las caídas son la causa de cabeza de daños mortales en los Estados Unidos.

Los “estudios anteriores han mostrado que la pérdida de oído es un factor de riesgo independiente por caídas, incluso para los que no estaban mareados. Sin embargo, la razón por la que nunca se ha entendido totalmente, aunque se crea para ser relacionado con el oido interno. Este estudio encontró que los sonidos nosotros oyen influencia nuestro equilibrio dándonos la información importante sobre el ambiente. Utilizamos la información sana para guardarnos equilibramos, especialmente en caso de que otro los sentidos--por ejemplo la visión o la orientación espacial--se comprometen,” dijo a Maura mayor Cosetti autor, Doctor en Medicina, profesor adjunto de la otorrinolaringología en la Facultad de Medicina de Icahn en el monte Sinaí, y director del instituto del oído en NYEE. “Equilibre es complicado e implica la coordinación de muchas diversas entradas sensoriales. Cuando se cae la gente, los doctores se centran típicamente en entregas de la visión, verifican para saber si hay neuropatía en sus pies y entregas del hueso, e ignoran completo las entregas relacionadas con la audición. Esta revista destaca la importancia de la audiencia para nuestro sentido del balance. Y porque la pérdida de oído es tratable, conseguir la audiencia verificada es un primer paso crucial.”

En este estudio, las personas de investigadores del monte Sinaí y la escuela de Steinhardt de la universidad de Nueva York de la cultura conducto un análisis completo de toda la investigación publicada desde el inicio (PubMed, base de datos de Cochran de Scopus) que investigó la asociación entre el sonido y el equilibrio derecho. Observaban 28 artículos médicos que implicaban a más de 700 pacientes. Muchos de los estudios centrados en los campos que los clínicos que tratan caídas no encontrarían típicamente, por ejemplo la ingeniería sana, de informática, la física, y la psicología. Los autores combinaron todos los estudios y buscaron tendencias en los datos.

Los estudios analizaban sobre todo a adultos sanos, pero también observaban a pacientes con ceguera congénita, la baja vestibular (daño al oido interno que causa entregas del balance y del aro, incluyendo vértigo), y diversos niveles de pérdida de oído. Toda la investigación examinada cómo los sonidos afectaron alguien capacidad de mantener su equilibrio mientras que se ponían de pie todavía, a menudo con sus aros cerrados y al ponerse de pie en una superficie plegable, blanda. También observaban cómo los auriculares con cancelación de ruido que desgastaban (una falta completa de sonido) afectaron al balance. Algunos estudios jugaron el ruido blanco o estático, mientras que otros utilizaron sonidos ambientales tales como castañeteo del cóctel o agua corriente. Encontraron que la gente tenía más dificultad el tirante equilibrada o todavía el ponerse de pie en una superficie irregular cuando era reservada, pero tenía mejor equilibrio mientras que escuchaba los sonidos.

Los autores encontraron que el tipo de sonido era importante cuando se trata de balance. Más concretamente, el ruido de fondo contínuo (generalmente estático) era el más útil para que los temas guarden su centro de gravedad. Algunos tipos de sonidos causaron real el equilibrio pobre; por ejemplo, algunas fueron personas que escucharon el sonido que saltaba hacia adelante y hacia atrás a través de los auriculares (es decir señalando eso de izquierda a derecha) tenían dificultad el ponerse de pie recta. Los autores creen que esto puede ser porque el sonido puede actuar como “ancla auditiva.” Más concretamente, el uso de la gente suena como el ruido blanco ayudar inconsciente a crear una imagen mental del ambiente para mantenerse conectados a tierra. El análisis de la investigación también mostró que el sonido llegó a ser más importante para el balance cuando los temas fueron dados las tareas de equilibrio difíciles (e.g., vigente en un suelo móvil) o si los pacientes tenían entregas sensoriales preexistentes. Cuando la gente con baja de la visión, pérdida de oído, o problemas del balance oyó sonidos estacionarios, su postura perfeccionó dramáticamente. Esto sugiere que la gente confíe más en la audiencia cuando se empeoran otros sentidos.

Esta investigación sugiere que ésa suene pueda tener un efecto estabilizador sobre balance--quizá actuando como ancla en la cual los pacientes pueden inclinarse cuando otros sentidos son menos seguros--y muestra que el no poder oír sonidos dio lugar a un equilibrio más pobre. Final una incapacidad para oír pone a pacientes en un riesgo más alto para la inestabilidad y baja. Los pacientes mayores tienen varios factores que los pongan en el mayor riesgo de caer, y la pérdida de oído es un contribuidor importante y bajo-reconocido. La pérdida de oído relativa a la edad es frecuente, afectando a hasta dos tercios de ésos sobre la edad de 70, y se debe considerar y llegó ésos en de alto riesgo por caídas. La investigación futura confirmará si tratar esa pérdida de oído (con los audífonos u otros implantes) también servirá como tipo de “socorro del balance” como un bastón, dando el acceso a la información importante que se podría utilizar para perfeccionar el balance y para disminuir riesgo de la caída.”

Maura Cosetti, Doctor en Medicina, profesor adjunto de la otorrinolaringología en la Facultad de Medicina de Icahn en el monte Sinaí, y director del instituto del oído en NYEE

El análisis destacó entrehierros grandes en la investigación sobre pérdida y balance de oído. Los estudios futuros son necesarios que mirada en diversos niveles de pérdida de oído, y cómo los audífonos y los implantes cocleares afectan al balance. Los investigadores agregaron que más estudios usando diario suenan como tráfico o las alamedas o los aeropuertos de compras son necesarias entender más sobre riesgos de la caída en gente con pérdida de oído. También, más estudios se centraron en más viejos adultos necesitan conducto.