Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La deportación del miembro de la familia aumenta el riesgo de pensamientos suicidas entre adolescentes del Latino

Los adolescentes de Latino/a con un miembro de la familia que fue detenido o principio deportado ya en 2017 estaban en de alto riesgo de pensamientos suicidas, de uso temprano del alcohol, y de los comportamientos aventurados que pueden llevar al fracaso escolar y a los problemas de salud crónicos. Las conclusión fueron publicadas hoy en pediatría del JAMA.

Nuestro estudio ofrece la primera prueba científica directa que indica que las políticas en materia de inmigración actuales de los E.E.U.U. pudieron contribuir a los riesgos para la salud mentales y del comportamiento serios para la juventud de Latino/a. Una deportación o una detención en la familia puede poner a esta gente joven, la mayoría de los cuales es ciudadanos de los E.E.U.U., a riesgo de los problemas de salud serios y de una trayectoria hacia abajo que podrían ser duros de invertir.”

Kathleen M. Roche, MSW, doctorado, profesor adjunto de la prevención y salud de la comunidad en la universidad Milken de George Washington instituye la escuela de la salud pública (instituto SPH de Milken)

Desde principios de 2017, el gobierno de los E.E.U.U. ha anunciado o los cambios policiales de política en materia de inmigración numerosos establecidos, tales como un empuje sustancial para detener o para deportar a muchos inmigrantes, incluyendo los que habían vivido y habían trabajado en los Estados Unidos durante muchos años. En este estudio, Roche y sus colegas reconocieron la juventud de 547 Latino/a que asistía a la High School central o secundaria en Atlanta suburbana. La mayor parte de los estudiantes eran 11 a 14 años cuando estaban alistados en el estudio y habían nacido en los Estados Unidos.

Roche y sus colegas preguntaron a participantes jovenes si tenían el padre, la tía, el tío o el otro miembro de la familia que habían sido detenidos o deportados en el año anterior, un marco de tiempo incluyendo 2017 y 2018. “Nos asustaron para encontrar que uno fuera de cuatro de los estudiantes denunció tener un miembro de la familia que había sido detenido o deportado en ese marco de tiempo,” Roche dijo.

Los investigadores reconocieron a los participantes otra vez seis meses más adelante que preguntaban si habían experimentado los pensamientos suicidas, alcohol usado, o habían empeñado a comportamientos aventurados tales como agresión o delincuencia durante el tiempo entre el primer y segundo levantamiento topográfico.

Las personas encontraron que los tweenes y las adolescencias con un miembro de la familia que había sido detenido o deportado tenían más de dos veces el riesgo de pensamientos suicidas, una señal de peligro que puede llevar a una tentativa del suicidio.

Juventud de estos la misma Latino/a también tenía casi tres veces el riesgo de denunciar uso temprano del alcohol. Juventud que denuncia que el alcohol de consumición durante adolescencia temprana y central está en un riesgo más alto de desarrollar un desorden de abuso de substancia más adelante en vida, Roche dijo.

Las personas encontraron que el mismo grupo de adolescencias era también más probable mostrar un de alto nivel de los comportamientos de problema, tales como agresión o haraganería. Estos supuestos comportamientos de exteriorización son con frecuencia una reacción a la exposición del trauma. El contrario a cualquier suposición que las adolescencias en familias inmigrantes son ya probables mostrar tales comportamientos, las demostraciones de este estudio el aumento ocurrió después de que los miembros de la familia estuvieran deportados o detenidos, Roche dijo.

“Este estudio encontró que entre cabritos con una deportación o una detención en la familia, el 28 por ciento de pensamiento denunciado posterior en matarse a veces o a menudo; el 18 por ciento dijo que él había consumido el alcohol y el 23 por ciento había empeñado a un de alto nivel del comportamiento aventurado,” Roche dijo. “Las conclusión son preocupantes porque estas clases de riesgos durante los años adolescentes tempranos dan lugar a menudo a problemas bien en edad adulta.”

Roche advierte que un estudio solamente no puede proporcionar la prueba dura y rápida que las políticas en materia de inmigración actuales de los E.E.U.U. están dañando la juventud de Latino/a. Ella agrega que los adolescentes empeñan a comportamientos aventurados y tienen pensamientos del suicidio por razones con excepción de una deportación o de una detención en la familia.

“Sin embargo, este estudio controlado para los factores importantes tales como la calidad de los lazos del padre-niño y de los comportamientos del riesgo denunciados en el comienzo del estudio,” Roche dijo. “Todavía encontramos una asociación fuerte con la deportación o la detención de un miembro de la familia y la amenaza de la salud del comportamiento, mental seria, y problemas sociales entre adolescentes jovenes.”

Las conclusión agregan a las preocupaciones por el impacto a largo plazo de la salud pública de deportaciones, de detenciones, y de otras políticas en materia de inmigración en las familias de Latino/a. Un estudio publicado por los padres observados de Roche en 2018 en Latino/a y encontró que los cambios en políticas en materia de inmigración de los E.E.U.U. pudieron haber accionado niveles clínicos de ansiedad y de miedo--apene que se puede pasar adelante a sus niños.

Y en un estudio publicó el 6 de enero de 2020 en el gorrón de las entregas de familia, de Roche y de sus grupos principales conducto los colegas con los padres de Latino/a, encontrando que muchos denunciaron que los factores de ansiedad del miedo y de la vida de cada día se relacionaron con las políticas en materia de inmigración de los E.E.U.U. En ese estudio, los padres, la mayoría de los cuales eran residentes legales o los ciudadanos de los E.E.U.U., denunciados los y a sus niños adolescentes sujetaron a una venta a cotización superior penetrante en comentarios discriminatorios en el trabajo, escuela o fuera en público.

En el nuevo estudio, los investigadores centrados en adolescentes porque son bastante vieja estar implicados en discusiones de la familia sobre una deportación o una detención pendiente y pueden ser expuestos a más miedo y ansiedad que rodean ese proceso comparado a niños más jovenes.

Además, los adolescentes están en un escenario vulnerable de la vida cuando la exposición del trauma se relaciona con los cambios en estructura del cerebro, Roche dijo. La investigación anterior sugiere que, sin servicios médicos mentales, las adolescencias expuestas a un trauma como separaciones de la familia estén a riesgo de trastorno por estrés postraumático y de problemas de salud mental crónicos, incluyendo la depresión o el uso de la droga y del alcohol. Los problemas de salud mental pueden también llevar a las dificultades en escuela o en el trabajo.

“Nuestras conclusión indican una necesidad crítica de la salud mental y de los servicios sociales que pueden facilitar la tensión y el trauma que hacen frente a adolescencias de los E.E.U.U. Latino/a,” Roche dijeron, agregando que los profesores y los profesionales de la atención sanitaria deben estar alertas a los signos tempranos de la señal de socorro en la juventud de Latino/a. “Tal y como se muestra en de este estudio, las políticas en materia de inmigración actuales pueden amenazar a la salud y al bienestar de futuras generaciones.”

Source:
Journal reference:

Roche, K.M., et al. (2020) Association of Family Member Detention or Deportation With Latino or Latina Adolescents’ Later Risks of Suicidal Ideation, Alcohol Use, and Externalizing Problems. JAMA Pediatrics. doi.org/10.1001/jamapediatrics.2020.0014.