Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Oso hormiguero-como animales son el eslabón perdido para la transmisión del coronavirus entre los palos y los seres humanos

Pues los científicos revuelven para aprender más sobre el coronavirus SARS-CoV-2, dos estudios recientes del genoma de los virus alcanzaron conclusiones polémicas: a saber, eso arrastra es ordenadores principal intermedios del nuevo virus, y ése las partes “semejanzas misteriosas” de la llave de una proteína del coronavirus con una proteína HIV-1. Ahora, un estudio en el gorrón de ACS de la investigación de Proteome refuta ambas ideas y sugiere eso escamoso, oso hormiguero-como los animales llamados los pangolins están el eslabón perdido para la transmisión SARS-CoV-2 entre los palos y los seres humanos.

Entendiendo donde SARS-CoV-2 -- el virus que causó el pandémico COVID-19 -- vino de y cómo se extiende es importante para su mando y tratamiento. La mayoría de los expertos están de acuerdo que los palos son un depósito natural de SARS-CoV-2, pero un ordenador principal intermedio era necesario para que salte de palos a los seres humanos. Un estudio reciente que analizaba el genoma de los nuevos virus sugirió serpenteos como este ordenador principal, a pesar de que los coronaviruses se saben solamente para infectar mamíferos y pájaros. Mientras tanto, un estudio sin relación comparó la serie de la proteína del pico -- una proteína dominante responsable de conseguir el virus en las células mamíferas -- del nuevo coronavirus al de HIV-1, observando semejanzas inesperadas. Aunque los autores se replegaran este manuscrito de la prueba preliminar después de críticas científicas, spawn/generaron rumores y teorías de conspiración que el nuevo coronavirus se habría podido dirigir en un laboratorio. Yang Zhang y colegas quiso conducto un análisis más cuidadoso y más completo de las series de la DNA SARS-CoV-2 y de la proteína resolver estas entregas.

Comparado a los estudios anteriores, los investigadores utilizaron conjuntos de datos más grandes y más nuevos, más exactos métodos de la bioinformática y bases de datos para analizar el genoma SARS-CoV-2. Encontraron que, en contraste con la reclamación que cuatro regiones de la proteína del pico fueron compartidas únicamente entre SARS-CoV-2 e HIV-1, los cuatro segmentos de la serie podrían ser encontrados en otros virus, incluyendo coronavirus del palo. Después de destapar un desvío en el análisis que sugirió serpenteos como ordenador principal intermedio, las personas exploraron las series de la DNA y de la proteína aisladas de los tejidos del pangolin para unos similares a SARS-CoV-2. Los investigadores determinaron series de la proteína en los pulmones de los animales enfermos que eran los 91% idénticos a las proteínas de los virus humanos. Por otra parte, el dominio obligatorio del receptor de la proteína del pico del coronavirus del pangolin tenía solamente cinco diferencias del aminoácido de SARS-CoV-2, comparado con 19 diferencias entre el ser humano y golpea las proteínas virales. Estas pruebas apuntan al pangolin como el ordenador principal intermedio más probable para el nuevo coronavirus, pero los ordenadores principal intermedios adicionales podrían ser posibles, los investigadores dicen.

Source:
Journal reference:

Zhang, C., et al. (2020) Protein Structure and Sequence Reanalysis of 2019-nCoV Genome Refutes Snakes as Its Intermediate Host and the Unique Similarity between Its Spike Protein Insertions and HIV-1. Journal of Proteome Research. doi.org/10.1021/acs.jproteome.0c00129.