Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: Los cambios tempranos en el revelado del microbiome pueden afectar salud y enfermedad más adelante en vida

Las personas de investigadores en el hospital de niños de Philadelphia (CHOP) han caracterizado cómo el microbiome de la tripa se convierte sobre las primeras horas de infancia, ofreciendo una línea de fondo crítica para cómo los cambios en este ambiente pueden afectar salud y enfermedad más adelante en vida.

Las conclusión fueron publicadas en línea por la microbiología de la naturaleza del gorrón.

Mientras que los investigadores entienden la conexión importante entre las muchas especies de bacterias en el microbiome de la tripa y la salud humana, cómo estas especies emergen en la infancia y qué funciones sirven no se entienden completo.

“Eventual, la tripa en niños esperará centenares de diversas especies de bacterias, pero en el nacimiento, pudo solamente haber 10 o menos especie,” dijo a Kyle Bittinger, doctorado, el director de la base del Analytics del centro de Microbiome en la TAJADA y el primer autor del estudio. “Quisimos entender porqué esas bacterias determinadas son las primeras a emerger y lo que están haciendo en esas primeras horas de vida.”

Las personas de estudio se centraron en tres especies de bacterias - Escherichia Coli, enterococo faecalis, y vulgatus del bacteroide - porque hasta la fecha esas especies se han observado en el número más elevado de bebés.

Analizaban los genomas de estas bacterias para determinar porqué están creciendo en niños. Además, las personas caracterizaron las proteínas y los metabilitos, o las pequeñas moléculas, que estaban presentes en el microbiome en la etapa actual del revelado.

Uno de los retos para cerco esta información es ése para el primer varias horas de vida, cualquier DNA cerco de una muestra de taburete no es de las bacterias sino del niño sí mismo. Los investigadores no vieron bacterias emerger en concentraciones perceptibles hasta que los niños fueran cerca de 16 horas de viejo.

Las personas de estudio encontraron pruebas que el ambiente inicial del microbiome de la tripa es anaeróbico, contrariamente al modelo que prevalecía que sostiene que la tripa llega a ser anerobic solamente después que las bacterias crecen y consumen el oxígeno. Las pruebas vinieron de observar la orden en la cual los aminoácidos fueron consumidos por las bacterias.

Las personas de estudio también observaron que los niveles del metabilito eran generalmente constantes con la detección de bacterias. Las moléculas producidas típicamente por las bacterias de la tripa, como el acetato y el succcinato, entraron hacia arriba en las muestras donde las bacterias fueron descubiertas.

Además, los niveles de proteínas selectas entraron hacia abajo en las muestras que contenían las bacterias, sugiriendo que las bacterias pudieron haber consumido esas proteínas para ascender incremento.

El análisis de las tres especies bacterianas estudió en estos niños reveló que emergían las deformaciones múltiples de cada bacteria ya.

“Con la información tenemos, a medida que continuamos seguir a estos niños, que podemos rastrearlos y ver cuánto tiempo se retrasan éstos las deformaciones tempranas de bacterias,” Bittinger dijo. “Podemos entonces ver las consecuencias de esta actividad química inicial en muestras posteriores y esperanzadamente establecer claramente los cambios tempranos que pudieron afectar salud más adelante en niñez.”

Los investigadores esperan utilizar las conclusión del estudio para determinar cómo el revelado del microbiome de la tripa puede influenciar avance de exceso de peso. Seguirán a los niños implicados en este estudio con los primeros dos años de vida. Además, los 88 niños implicados en el estudio son afroamericanos, una población para el cual obesidad de la niñez es una preocupación cada vez mayor.

Hay notable pocos estudios que han observado estructuras de crecimiento infantiles en afroamericanos. Con este primer pedazo importante en el rompecabezas, podemos seguir a estos niños de término sanos y aprender lo que parece una estructura de crecimiento normal de modo que, en el futuro, poder poder intervenir cuando los cambios en el microbiome pueden afectar al contrario a niños.”

Babette Zemel, doctorado, estudia al director de programa mayor del co-autor y del socio, centro para la ciencia de Phenomic del ser humano

Zemel es también el director del laboratorio de la nutrición y del incremento, investigador académico con el programa sano del peso en la TAJADA, y profesor de la investigación de la pediatría en la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania.

Source:
Journal reference:

Bittinger, K., et al. (2020) Bacterial colonization reprograms the neonatal gut metabolome. Nature Microbiolgy. doi.org/10.1038/s41564-020-0694-0.