Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio autoriza la barrera potencial a controlar enfermedades transmitidas por mosquitos

La nueva investigación de entomólogos en Uc Davis autoriza un obstáculo potencial a usar “tecnología de la impulsión del gen CRISPR-Cas9” para controlar enfermedades transmitidas por mosquitos tales como malaria, fiebre de dengue, fiebre amarilla y Zika.

La idea es crear los mosquitos genético dirigidos (GEM) que o no pueda reproducir, reduciendo la población del mosquito, o que resisten el llevar de los virus y de los parásitos que causan enfermedad. Estos mosquitos serían creados en un laboratorio y liberados para entrecruzar con los mosquitos salvajes.

Aquí es adonde viene la tecnología de la impulsión del gen hacia adentro. Usando la enzima del Cas 9, los investigadores pueden asegurarse de que los genes nuevos, modificados fueran heredados por el descendiente de todo el mosquito cuando aparean con los mosquitos salvajes.

Variación genética no un obstáculo

Cas-9 trabaja reconociendo un alargamiento bajo de 23 pares de la DNA. Varios equipos de investigación han señalado que los genomas del mosquito llevan tanto la variación de la serie de la DNA que una proporción importante de cualquier población salvaje del mosquito será casi ciertamente resistente a la impulsión del gen. Si la resistencia a la impulsión del gen es favorable al mosquito, después la estrategia de la impulsión del gen fallará, discuten.

Un nuevo estudio de Hanno Schmidt, de Gregory Lanzaro y de los colegas en el laboratorio de la genética del vector en la escuela de Uc Davis de la veterinaría, publicada en comunicaciones de la naturaleza, muestra que éste no es el caso.

Después de analizar los genomas de centenares de mosquitos a partir de tres especies enfermedad-que llevaban importantes, concluyeron que el 90 por ciento de genes de la proteína-codificación tenía por lo menos una buena serie del objetivo Cas9. Por lo tanto los mosquitos deben todavía ser susceptibles a la estrategia de la impulsión del gen.

Nuestros resultados demuestran que el de alto nivel de la diversidad genética llevada por las poblaciones del mosquito en naturaleza no debe influenciar la continuidad de las estrategias basadas en la introducción de patógeno que ciega genes. Ésta es grandes noticias para ésos que persiguen una estrategia de la GEMA para la eliminación de la malaria.”

Gregory Lanzaro, laboratorio de la genética del vector, escuela de Uc Davis de la veterinaría

Los autores adicionales en el papel son minero de Travis, marca Hanemaaijer, Parker Houston y Yoosook Lee, todo en el laboratorio de la genética del vector. El financiamiento fue ofrecido por la iniciativa de la malaria de Uc Irvine, la CDC y NIH.

Como parte de la iniciativa de la malaria de Uc Irvine del multi-campus las personas de Uc Davis se encargan con desarrollar una estrategia para mover la GEMA desde el laboratorio a los ensayos prácticos contenidos en los sitios en África. Un mayor parte de este trabajo es una descripción de la genética de las poblaciones del mosquito en los sitios supuestos.

Source:
Journal reference:

Schmidt, H., et al. (2020) Abundance of conserved CRISPR-Cas9 target sites within the highly polymorphic genomes of Anopheles and Aedes mosquitoes. Nature Communications. doi.org/10.1038/s41467-020-15204-0.