Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos de Salk destapan el papel asombrosamente de las células del penacho en pancreatitis

La inflamación persistente del páncreas (pancreatitis crónica) es un factor de riesgo sabido para desarrollar el cáncer pancreático, el cáncer tercero-más mortal de los Estados Unidos. Células del penacho--las células sensibles a los cambios (chemosensory) químicos encontraron típicamente en los intestinos y las vías respiratorias--había sido descubierto previamente en el páncreas, pero su función ha seguido siendo en gran parte un misterio. Ahora, las personas de los científicos de Salk llevados por profesor Geoffrey Wahl y el científico Kathleen DelGiorno del estado mayor ha destapado la formación de células del penacho durante pancreatitis y el papel asombrosamente de las células del penacho en inmunidad, usando modelos del ratón de la pancreatitis. Las conclusión, publicadas en fronteras en fisiología el 14 de febrero de 2020, podían llevar al revelado de nuevos biomarkers para probar para la pancreatitis y el cáncer pancreático.

Entendiendo estos primeros tiempos de la enfermedad del páncreas, esperamos que nuestro trabajo llevará al revelado de nuevas estrategias para diagnosticar y para tratar pancreatitis y el cáncer pancreático a principios de.”

Profesor GeoffreyWahl, autor co-correspondiente y casquillo del Daniel y de la silla de Martina Lewis en el laboratorio de la expresión génica de Salk

El páncreas es un órgano abdominal que desempeña un papel en la regla del azúcar de la digestión y de sangre. Con todo, los científicos conocen poco sobre cómo el páncreas se recupera de lesiones, tales como pancreatitis, o lucha lejos el cáncer pancreático. La mayor parte del páncreas se compone de las células acinar, que producen y secretan las enzimas digestivas. Las células Acinar también tienen la capacidad de transformar en otro tipo de célula llamado una célula del penacho. Los científicos no conocen todas las funciones de las células del penacho, pero el trabajo previo mostró que las células intestinales del penacho secretan la proteína IL-25 para soportar la inmunorespuesta durante infecciones parásitas.

“Puesto que el cáncer se ha llamado “la herida que nunca cura, “quisimos investigar cómo el páncreas cura de pancreatitis para entender mejor los caminos que se pueden cooptar por el cáncer,” dice Razia Naeem, co-primer autor y técnico de laboratorio en el laboratorio de Wahl.

Los investigadores utilizaron una combinación de técnicas incluyendo la histología, la proyección de imagen y las estrategias moleculares para caracterizar las poblaciones de la célula del penacho en modelos del ratón de la pancreatitis. Encontraron que, aunque el páncreas no contenga normalmente las células del penacho, durante las células acinar de la pancreatitis experimente los cambios complejos para hacer células del penacho, como parte normal del daño y de la recuperación pancreáticos. Esta transformación es similar a un soldado de la reserva (célula acinar) que deba entonces cambiar de su ropa civil en el de un soldado (célula del penacho) para luchar lejos al enemigo de la inflamación.

Los investigadores también observaron que las células pancreatitis-inducidas del penacho secretaron IL-25 para ascender la inmunorespuesta, similar a qué había sido encontrada previamente en el intestino. Así, las células del penacho pueden desempeñar un papel que modula el sistema inmune durante pancreatitis.

Los científicos examinaron la formación de la célula del penacho en siete deformaciones de ratones para ver si había algunas diferencias durante el revelado de la pancreatitis. Asombrosamente, las personas encontraron que la formación de la célula del penacho no ocurrió en todas las deformaciones de ratones. Los animales lo más genético posible diversos produjeron la mayoría de las células del penacho, sugiriendo que la formación de la célula del penacho es controlada genético o por influencias en la expresión génica (epigenetics).

“La susceptibilidad genética de la formación de la célula del penacho puede representar un factor crítico en la formación de la pancreatitis, severidad y progresión al cáncer en seres humanos,” dice a Kathleen DelGiorno, primero y autor co-correspondiente del científico del papel y del estado mayor en el laboratorio de Wahl. “Nuestro trabajo demuestra que es importante utilizar el modelo correcto del ratón para estudiar pancreatitis y el cáncer pancreático para que haya importancia a los seres humanos.”

El trabajo de las personas muestra que ése usando ratones genético diversos puede representar mejor el genoma humano complejo, teniendo en cuenta un modelado más traducible de la enfermedad en el laboratorio, según Wahl. Las conclusión podrían significar que algunas personas pueden ser más susceptibles a conseguir pancreatitis que otras.

Después, el grupo proyecta seguir en sus análisis de la expresión génica para establecer claramente que los genes controlen la formación de la célula del penacho en pancreatitis y si las células del penacho afectan a la progresión al cáncer pancreático. Su esperanza más grande es que sus resultados ayudarán a pavimentar la manera para tratamientos apuntados para la pancreatitis y el cáncer.

Source:
Journal reference:

DelGiorno, K.E., et al. (2020) Tuft Cell Formation Reflects Epithelial Plasticity in Pancreatic Injury: Implications for Modeling Human Pancreatitis. Frontiers in Physiology. doi.org/10.3389/fphys.2020.00088.