Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio revela el objetivo terapéutico potencial para tratar el apego de cocaína

Un nuevo estudio explica cómo la cocaína modifica funciones en el cerebro que revela objetivos potenciales para las terapias dirigidas tratando el apego de cocaína. El estudio fue publicado esta semana en partes de la célula.

Los investigadores de la Universidad de California, Irvine han demostrado que un receptor dominante para la dopamina, llamado D2 (D2R), interviene en el mecanismo a través del cual la cocaína modifica funciones en el striatum, una región del cerebro responsable de los efectos psicomotores y rewarding de drogas como la cocaína, implicado directamente en curso de apego.

En nuestro estudio, mostramos que D2R que hace señales sobre los interneurons colinérgicos (jis) y la baja de la acetilcolina (Ach) ejerce un mando importante en el striatum, que se requiere para el funcionamiento normal de circuitos estriados.

El uso de la cocaína eleva drástico niveles de la dopamina en el striatum, y hace el receptor de la dopamina D2 (D2R) inhibir la transmisión de señales estriada de la acetilcolina, dando por resultado cambios cocaína-inducidos en comportamiento y la reacción genomic estriada. Por la ablación genética de D2R en interneurons colinérgicos, rompemos la inhibición dopamina-mediada de estas neuronas y reducimos los efectos adictivos de drogas como la cocaína.”

Emiliana Borrelli, Ph.D., profesor de la microbiología y genética molecular, ciencias farmacéuticas, y pieza del centro para Epigenetics y metabolismo en la Facultad de Medicina de UCI

El estudio indica que la activación de D2R en interneurons colinérgicos es de hecho central al mando de circuitos neuronales estriados y afecta importante al motor y a las reacciones celulares a la cocaína.

“Nuestro estudio acentúa la importancia del mando dopaminérgico en reacciones estriadas a los psicoestimulantes y puede pavimentar la manera para que las estrategias terapéuticas futuras traten desordenes del uso de la substancia,” dijo a Borrelli.

La cocaína es un estimulante psicomotor que cuando está injerido estimula la actividad de motor cada vez mayor del sistema nervioso central y una sensación euforia el producir, el entusiasmo, y de la recompensa. La comprensión de cómo los estimulantes psicomotores modifican funciones estriadas es crítica al apego que lucha a esta droga.

Según los centros americanos del apego, los adultos de casi millón de americanos (sobre la edad 12) lucharon con un desorden del uso de la cocaína en 2017. El asiento para un mundo libre de la droga, cocaína de los estados es una de las drogas más peligrosas conocidas por el hombre. Una vez que una persona comienza a tomar la droga, ha probado casi imposible llegar a ser libre de su mordaza físicamente y mentalmente. Estimula físicamente los receptores dominantes (en las terminaciones nerviosas que detectan cambios en la carrocería) dentro del cerebro que, a su vez, crean un sentido del bienestar al cual los utilizadores desarrollen rápidamente una tolerancia. Solamente dosificaciones más altas y un uso más frecuente pueden traer efecto casi igual.

Sources:
Journal reference:

Lewis, R.G., et al. (2020) Dopaminergic Control of Striatal Cholinergic Interneurons Underlies Cocaine-Induced Psychostimulation. Cell Reports. doi.org/10.1016/j.celrep.2020.107527.