Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los suplementos dietéticos son medios efectivos y baratos de luchar COVID-19

Los suplementos que contienen las vitaminas C y D y otros microalimentos, a veces en las cantidades que exceden los niveles federal recomendados, son seguros, los medios efectivos y baratos de ayudar su sistema inmune luchan lejos COVID-19 y otras enfermedades agudas de las vías respiratorias, un investigador de la universidad de estado de Oregon dicen.

Las conclusión fueron publicadas hoy en los alimentos del gorrón.

Adrian Gombart del instituto y de los colaboradores de Linus Pauling de OSU en la universidad de Southampton (Reino Unido), la universidad de Otago (Nueva Zelanda) y del centro médico de la universidad (los Países Bajos) dice que los responsables de Sanidad públicos deben publicar un equipo sin obstrucción de recomendaciones alimenticias de complementar mensajes sobre el papel del lavado y de las vacunaciones de la mano en la prevención de la extensión de infecciones.

En todo el mundo, las infecciones agudas de las vías respiratorias matan más de 2,5 millones de personas de cada año. Mientras tanto, hay una gran cantidad de datos que muestran a papel juegos de esa buenos nutrición en soportar el sistema inmune. Como una sociedad que necesitamos hacer un mejor trabajo de conseguir ese mensaje a través junto con el otro importante, mensajes mas comunes.”

Adrian Gombart, profesor de la bioquímica y de la biofísica en la universidad de OSU de la ciencia e investigador principal en el instituto de Linus Pauling

Las vitaminas específicas, los minerales y los ácidos grasos tienen trabajos dominantes de jugar en la ayuda de su sistema inmune, él dice. Particularmente la vitamina C, la vitamina D, el cinc, y omega-3 un ácido graso encontrado en pescados, ácido docosahexaenoic, también conocido como DHA, son críticos para la función inmune.

“Los papeles que las vitaminas C y el juego de D en inmunidad son determinado bien sabido,” él dijo. La “vitamina C tiene papeles en varios aspectos de la inmunidad, incluyendo el incremento y la función de células inmunes y de la producción del anticuerpo. Los receptores de la vitamina D en las células inmunes también afectan a su función. Esto significa que la vitamina D profundo influencia su reacción a las infecciones.

“El problema es que la gente no está comiendo simple suficientes de estos alimentos. Esto podía destruir su resistencia a las infecciones. Por lo tanto, veremos un aumento en enfermedad y todas las cargas extras que van junto con ese aumento.”

Por eso los investigadores están impulsando no sólo un multivitamin diario, pero las dosis de 200 miligramos o más de vitamina C (más arriba que las pautas federales sugeridas de 75 miligramos para los hombres y 50 para las mujeres) y 2.000 unidades internacionales de la vitamina D, bastante que los 400 a 800 recomendados dependiendo de edad.

Los piquetes son enormes, las notas de Gombart. Cada año, gripe solamente hospitaliza millones y mata a varios cientos de miles mundiales.

Se han desarrollado “varias prácticas estándar de la salud pública de ayudar a limitar para extenderse e impacto de virus respiratorios: lavado regular de la mano, evitando ésos que muestran síntomas de la infección, y revistiendo toses,” Gombart dijo. “Y con certeza los virus tienen gusto de gripe, allí son campañas anuales de la vacunación.”

No hay duda que las vacunas, cuando están disponibles, pueden ser efectivas, pero no son a toda prueba, él dice.

Gombart acentúa que las prácticas actuales de la salud pública - esfuerzo la distancia, la higiene y vacunaciones sociales - son importantes y efectivas pero necesitando estrategias complementarias. Un foco alimenticio en el sistema inmune podía ayudar a disminuir el impacto de muchas clases de infecciones.

“La situación actual con COVID-19 y el número de gente que muere de otras infecciones respiratorias lo clarifican que no estamos haciendo suficientes,” dijeron. “Animamos fuertemente a responsables de Sanidad públicos a incluir estrategias alimenticias en su arsenal.”

Source:
Journal reference:

Calder, P.C., et al. (2020) Optimal Nutritional Status for a Well-Functioning Immune System Is an Important Factor to Protect against Viral Infections. Nutrients. doi.org/10.3390/nu12041181.