Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Americanos probablemente para evitar la asistencia médica para COVID-19 que teme el costo del tratamiento

Cerca de 1 en 7 americanos dice que evitarían buscar asistencia médica si experimentaron los síntomas dominantes asociados a COVID-19 fuera del miedo del costo potencial. El otro seis por ciento - representando cerca de 15 millones de personas de - denuncia que les o un miembro de la familia han negado la asistencia médica para un cierto otro problema de salud debido al volumen pesado traído conectado por el brote del coronavirus.

Las conclusión, liberadas hoy por la salud y el Gallup del oeste no lucrativos como parte de una serie en el precio creciente de atención sanitaria en los E.E.U.U., venido de un levantamiento topográfico nacionalmente representativo de 1.017 adultos de los E.E.U.U. conducto entre el 1 y 14 de abril. Los nuevos resultados de un levantamiento topográfico separado en actitudes hacia precios del medicamento de venta con receta y los esfuerzos de la administración del triunfo de bajar se contornean abajo.

Cuando están presentados con un decorado en el cual experimenten una fiebre y una tos seca, los signos indicadores de COVID-19, el 14% de adultos de los E.E.U.U. dicen que evitarían buscar la atención médica debida costar. Incluso cuando estuvo pedido sospecharse específicamente infectó con el coronavirus, el 9% todavía evitaría el tratamiento, sugiriendo abre en abrigo de seguro, finanzas de los pobres o el conocimiento incompleto de los síntomas dominantes de COVID-19. Más los de 20% de adultos bajo 30, de no-blancos, de ésos con una educación de la High School secundaria o menos y de ésos en hogares con rentas bajo $40.000 por año eran los grupos muy probablemente para evitar cuidado.

Millones de americanos, incluso frente a una enfermedad que ha traído un país a sus codos, renunciarían el cuidado debido al costo potencial y todavía otros pueden no estar sin obstrucción en los síntomas comunes de COVID-19, mientras que los médicos y los trabajadores de la atención sanitaria están haciendo el trabajo valeroso y salvavidas, el pandémico magnifican los prolongados peligros y fallas de un alto sistema sanitario del costo necesitando reforma.”

Latigazo de Tim, principal oficial de la estrategia para la salud del oeste

La evitación del cuidado por cualquier motivo es una tema de inquietud y un reto de la salud pública. Al igual que las negaciones del cuidado, que millones de americanos están experimentando mientras que los trabajadores de la atención sanitaria se centran en COVID-19. Ésos que viven en la región de nordeste (el 11%) son los más probable denunciar la negación del cuidado, seguido por el oeste (el 8%). El apenas 5% en el sur y el 3% en el parte de Cercano oeste lo mismo, las diferencias regionales probablemente reflectoras en COVID-19 diagnostica y las hospitalizaciones asociadas. El Estado de Nueva York hace el número con mucho más grande de casos confirmados en los E.E.U.U., seguir por New Jersey, Massachusetts y Pennsylvania - todos los estados de nordeste de la región.

Aunque la carrera no se relacione fuertemente para ser negada cuidado, el nivel de ingresos se relaciona fuertemente inverso. Mientras que el 3% de ésos con los ingresos domésticos anuales que exceden el parte $100.000 tales acontecimientos, esto salta hasta el 11% de ésos con rentas de $40.000 inferiores - casi cuatro veces más arriba.

El levantamiento topográfico no determinó las razones de los consumidores de la atención sanitaria del cuidado que buscaba - los demandados habrían podido aserrar al hilo los síntomas relacionados con COVID-19, experimentando los síntomas relacionados con otras condiciones o asistiendo a tratamientos rutinarios.

“Estas nuevas conclusión alinean con la investigación anterior por la salud del oeste y Gallup en el impacto de los altos costos de la atención sanitaria en los E.E.U.U.,” dijo a Dan Witters, investigador sénior de Gallup. “El año pasado, sobre el 13% de demandados, representando a más de 30 millones de americanos, denunció tener un amigo o un miembro de la familia que murieron en los cinco años pasados después de no poder permitir cuidado necesario. Agregue a ése los retos asociados a COVID-19, y los americanos se encuentran en un cenagal tantos de ellos giro a un sistema que no pueden permitirse o ése no puede acomodarlos.”