Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Juicio clínica para probar la eficacia del remedio del defibrotide para reducir índice de mortalidad COVID-19

El instituto de las neurologías, el centro mezclado del Consejo de Investigación nacional español (CSIC) y la universidad de Miguel Hernández (UMH) de Elche, han colaborado en la primera juicio clínica conducto en el mundo para probar si el remedio (DEF) del defibrotide, que se ha autorizado ya para tratar una obstrucción severa de las venas sinusoidales hepáticas de la gente que ha experimentado un trasplante de la médula, se puede utilizar como terapia contra COVID-19.

El grupo de trabajo de embriología experimental del instituto de las neurologías, perteneciendo a la red española de la terapia celular (TerCel), está trabajando en el revelado de los experimentos que ayudarán a estudiar los efectos que el defibrotide tiene en las células del endotelio de los capilares de la sangre del pulmón, y entonces sobre las células de los alvéolos de los pulmones.

La juicio está siendo coordinada por el hospital Clínico Unviersitario Virgen de la Arrixaca (HCUVA) y el instituto de Murcia de la investigación de Biosanitary (IMIB).

El grupo hematopoyético del trasplante y de la terapia celular del IMIB, que es dirigido por el doctor José María Moraleda, presentó esta oferta recientemente para el lamamiento urgente del fondo COVID-19, puesto en marcha por el instituto de la salud de Carlos III (ISCIII) para el combate científico y tecnológico contra el pandémico del coronavirus.

El ISCIII ha comunicado al IMIB que la resolución favorable al estudio clínico propuso por el doctor Moraleda, en colaboración con personas multidisciplinarias completas de clínicos y de investigadores del hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, y a TerCel, concediéndole €115,000.

El ISCIII considera que “la oferta financiada es apropiada para la situación de emergencia, teniendo en cuenta una puesta en vigor inmediata y lanzando en el sistema sanitario nacional, con los resultados que son específicos, rápidos y adaptados a la situación actual.”

Autorización de la dependencia española del remedio

Como es obligatorio en este tipo de estudios, la dependencia española del remedio y de productos de la atención sanitaria había publicado previamente su resolución favorable para la juicio clínica considerándola cumple todos los requisitos de la atención sanitaria y de la conveniencia.

Además, esfuerzo que es “esencial transferir la prueba científica generada por la investigación sobre COVID-19 cuanto antes a la práctica clínica.”

La idea vino de nuestro conocimiento del efecto antiinflamatorio y antitrombótico fuerte que el remedio del defibrotide logra cuando trata la enfermedad veno-oclusiva hepática, que es una complicación muy severa que los pacientes que han experimentado el trasplante de la médula sufren, protegiendo el endotelio.

En esto miente la llave: el endotelio se compone de células esa línea el interior de nuestras venas y arterias. El endotelio abre o cierra el paso de células inflamatorias de la sangre a los tejidos.

Si protegemos el endotelio, prevendremos las células inflamatorias del sistema inmune natural y adaptador de alcanzar el pulmón en respuesta a la tormenta del cytokine causada por el virus, que causa así la inflamación en masa y el síndrome de señal de socorro respiratoria que es característico de COVID-19, así como el microthrombosis que causa falla multiorgan y la muerte de estos pacientes,”

El Dr. José María Moraleda, jefe del servicio de la hematología y de la terapia celular del HCUVA y profesor de la hematología de la universidad de Murcia

Primeros resultados en tres meses

El objetivo de la juicio es “mostrar que el defibrotide es eficiente y seguro como una terapia contra COVID-19 y nosotros creemos podría disminuir la tasa de mortalidad por el 25% asegurándose ese los pacientes que estaban en fases intermedias de la enfermedad no empeoran, así previniendo la intubación.

Además, los que intubated, perfeccionan ya, y ayuda respiratoria mecánica pueden ser replegados,” agrega al doctor Moraleda.

Con este fin, reclutarán a 120 pacientes con diversos grados de severidad (intubated y non-intubated) en la juicio clínica al azar en una proporción de 2:1; es decir habrá 80 pacientes que recibirán el tratamiento experimental con defibrotide y 40 más quién recibirá un placebo como grupo de mando.

Pero todos los pacientes podrán recibir todas las terapias que se están utilizando actualmente para intentar retrasar la infección SARS-COV-2, tal como antivirals, hydroxychloroquine, esteroides o tocilizumab, porque el defibrotide no obra recíprocamente con ningunos de ellos y es perfectamente compatible.

Vale el observar de que el defibrotide es un remedio muy seguro, y puede ser utilizado actualmente con los niños y los niños un mes de la edad o más viejo.

Así como los pacientes que serán reclutados por el HCUVA, la juicio incluirá a gente infectada de otros centros españoles: el asiento y el hospital 12 de Octubre de Madrid, H. Clínic de Barcelona y H.U. de Salamanca, así como H.U. Morales Meseguer de “Jiménez Díaz”.

Los productos farmacéuticos del jazz, la compañía farmacéutica multinacional responsable de defibrotide, han confirmado a las personas de IMIB que soportarán esta juicio.

El doctor Moraleda especifica que “desde el primer día, la compañía ha mostrado muy para ser comprometida a la investigación del remedio que está ya disponible por ejemplo defibrotide, para abordar las consecuencias severas de esta enfermedad, que ha sido decisiva para que este estudio conducto.

El investigador principal de la juicio esfuerzo el hecho que “al mismo tiempo nos obsesionan con la calidad científica de la juicio de tal incertidumbre terapéutica.” Este proyecto intenta obtener prueba científica, da esperanza a ésas afectadas basado en la eficacia verificada del remedio, no la opinión inverificada de expertos con voluntad.

Esperamos tener los primeros resultados hacia adentro alrededor tres meses, con el análisis de datos que la aplicación de la terapia a los primeros pacientes nos ofrece. Comenzaremos inmediatamente, porque “nuestros pacientes necesitan desesperadamente tratamientos eficientes con garantías científicas.” También dice que, paralelamente, los estudios biológicos conducto para observar más lejos en el conocimiento en la enfermedad y los efectos del tratamiento.

Doctor los puntos culminantes de Moraleda la naturaleza multidisciplinaria de la juicio y de las gracias el esfuerzo formidable y colaboración de las personas de la hematología y de todos los departamentos que están implicadas directamente en su revelado tal como el remedio Interno-Infeccioso, los cuidados intensivos, la farmacia, el análisis clínico, la inmunología, la radiología, la microbiología y los departamentos del cuarto de niños del hospital Clínico Universitario de la Arrixaca; así como la administración eficiente del FFIS y el ayudante de los investigadores básicos del IMIB y del TerCel.

Colaboración internacional

Paralelamente al principio de la juicio clínica en Murcia, el doctor Moraleda esfuerzo que un grupo de trabajo ha comenzado ya con los investigadores prestigiosos de las instituciones internacionales para, en un futuro próximo, despliega la juicio clínica a otros países.

Específicamente, la colaboración internacional se está tramitando con profesor Paul G. Richardson, que enseña en la Facultad de Medicina de Harvard y el Dana-Farber Cancer Institute (Boston, los E.E.U.U.), profesor Carmelo Carlo Stella, del hospital de la investigación de Humanitas del centro del cáncer (Milán, Italia), de profesor Favio Ciceri, del instituto de San Rafaelle (Milán, Italia), y de reyes Hospital (Londres, Reino Unido) de profesor Toni Pagliuca.