Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La universidad de Valencia presenta la solicitud de patente para la vacuna COVID-19

La universidad de Valencia ha presentado una solicitud de patente para un candidato vaccíneo contra COVID-19, desarrollada por un equipo de investigación del departamento de la microbiología. Es un tipo vacuna (ésas de la subunidad diseñadas de componentes de virus o de bacterias) y se basa en SARS-CoV-2 la proteína S.

Para esta patente, el inmunógeno propuesto (cualquier molécula no nativa a la carrocería que provoca una inmunorespuesta) se obtiene de las células del insecto con la tecnología del baculovirus, una técnica que también ha sido elegida por las compañías farmacéuticas grandes para el revelado de su vacuna contra COVID-19”

Jesús Rodríguez, pieza del grupo de investigación, Asociacion RUVID

Rodriguez estaba así como Roberto Gozalbo Rovira y Javier Buesa.

“La inscripción de la patente fue hecha el 12 de mayo y representa una piedra miliaria para el combate contra SARS-CoV-2. Aunque sea verdad que hay muchas vacunas en el revelado al lado de las entidades públicas y privadas, desarrollan a los candidatos más vaccíneos, cuanto mayores son las ocasiones de obtener una vacuna eficiente en un corto período de tiempo”, Jesús explicado Rodríguez, también investigador de Ramón y Cajal.

La investigación propone, además de desarrollar una vacuna, para crear los sistemas diagnósticos rápidos basados en SARS-CoV-2 la proteína S y el revelado de anticuerpos con potencial terapéutico contra COVID-19.

Las personas han producido ya una primera versión de la vacuna en el sistema de la célula y del baculovirus del insecto, y están perfeccionando actualmente el sistema de la producción y de la purificación para comenzar ensayos con animales corto. En relación con el financiamiento, las personas han sometido proyectos al lamamiento del instituto de la salud de Carlos III (pendiente), y al programa de CaixaImpulse, cuyo el proyecto ha incorporado la segunda fase.

El grupo también acaba de ensamblar un consorcio compuesto del otro personal de investigación de la universidad de Valencia y del instituto de CSIC de la biomedecina para presentarse al lamamiento puesto en marcha por CRUE y Banco Santander.

Una característica de este revelado es que el investigador principal no esperó para obtener fondos de investigación para desarrollar la vacuna. Debido a la necesidad de una vacuna contra SARS-CoV-2, Jesús Rodríguez dotó los fondos de investigación obtenidos de las fuentes de financiamiento compatibles (contratos con las compañías) para pagar los experimentos necesarios alcanzar este resultado de investigación.

Esta es la razón por la cual una vacuna patentable se ha alcanzado tan rápidamente. Sin embargo, NOTAs de Rodríguez: “todavía hay muchos experimentos que se realizarán para probar su eficacia y el seguro en animales antes de poder continuar al ser humano estudia”.