Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo tratamiento de la droga puede reducir el riesgo de muerte de la infección COVID-19

Los investigadores en el centro de Luis en el parte del centro del cáncer de Johns Hopkins Kimmel han determinado un tratamiento de la droga que podría--si está dado temprano bastante--potencialmente reduzca el riesgo de muerte de la complicación más seria de la enfermedad 2019 (COVID-19) de Coronavirus, también conocida como infección SARS-CoV-2.

Prazosin, un molde alfa Administración-aprobado de la comida de los E.E.U.U. y de la droga que relaja los vasos sanguíneos, pueden apuntar específicamente un proceso inflamatorio extremo designado a menudo el síndrome de la tormenta del cytokine (CSS) que afecta desproporcionado a más viejos adultos con condiciones de salud subyacentes, y se asocia a severidad de la enfermedad y al riesgo creciente de muerte en la infección COVID-19.

Usando ella de forma preventiva dirigir el hyperinflammation de COVID-19-associated de los pulmones y de otros órganos tiene el potencial de reducir muertes en las poblaciones más vulnerables, dicen.

En un parte de sus conclusión publicó el 30 de abril en el gorrón de la investigación clínica, los investigadores advierten que aunque crean si están dados temprano bastante después de la exposición viral, la droga podrían prevenir algunas muertes, no trabajaría en pacientes con los escenarios avanzados de la enfermedad.

También acentúan que las juicios clínicas controladas para este uso nuevo del prazosin son necesarias antes de que pueda ser recomendado con seguridad.

Los investigadores publicaron la carta, dijeron, con la esperanza de estimular esfuerzos rápidos de conducto tales juicios.

En la carta, los investigadores descritos cómo han estado trabajando en colaboración con investigadores en las divisiones de Johns Hopkins de reumatología y de enfermedades infecciosas, y los departamentos de la neurología y de la neurocirugía, para determinar maneras químicas con seguridad de cegar las acciones de catecolaminas y de reacciones del cytokine.

Junto, las catecolaminas y los cytokines aumentan el proceso inflamatorio que ésa lleva a los síntomas severos COVID-19, explica Chetan Bettegowda, M.D., el Ph.D., Jennison y al profesor de las familias de Novak de la neurocirugía, que es autor mayor del papel.

El propósito de nuestro artículo es hacer a la comunidad biomédica enterada del potencial de esta aproximación y estimular la investigación básica y clínica adicional. Aunque, nos exciten sobre esta idea, esfuerzo que una juicio clínica es necesaria saber si esta intervención ayuda a pacientes de COVID, y aquí es donde estamos enfocando toda nuestra atención,”

Chetan Bettegowda, M.D., Ph.D., estudia el autor mayor y Jennison y al profesor de las familias de Novak de la neurocirugía

En modelos del ratón del CSS, encontraron ese prazosin--de uso general para tratar la presión arterial, la ampliación de la casquillo del prensaestopas de próstata y otras condiciones--las catecolaminas cegadas (hormonas liberadas por las casquillos del prensaestopas suprarrenales cuando la carrocería está bajo tensión), cytokine reducido nivelan, y supervivencia creciente después de la exposición a los agentes que accionan las reacciones de la tormenta del cytokine similares a ésas observadas en COVID-19.

Las drogas que apuntan el CSS han sido encontradas para reducir el riesgo de muerte de otras enfermedades virales por el hasta 55%, según resultados del preliminar de un estudio clínico retrospectivo.

Prazosin se toma de palabra, cuesta menos de $25 por mes en los Estados Unidos, y ha sido tomado con seguridad por millones de gente durante las dos décadas pasadas. Esto debe habilitar juicios clínicas altamente aceleradas en gente temprano después de la exposición al virus SARS-CoV-2, dice a los investigadores.

“Todas las drogas pueden tener efectos secundarios inesperados cuando están utilizadas en nuevas situaciones, así que es crítico evaluar la eficacia y los efectos secundarios de esta droga en juicios clínicas controladas antes de que pueda ser recomendado con seguridad para el uso público. Esto es determinado importante para las drogas como el prazosin, que se venden ya en farmacias,” dice Bettegowda.

Maximiliano Konig, M.D., profesor investigador y autor importante del parte, dice que una vacuna sigue siendo la mejor esperanza a largo plazo de prevenir muertes de COVID-19 pero las notas, allí sean actualmente centenares de individuos en el mundo entero quién están muriendo cada día.

“Prazosin está ya extensamente - disponible, sabido para ser seguro y barato, y el camino regulador para el uso en los individuos expuestos al virus es directo,” él dice.

El tratamiento del CSS fue concedido la aprobación de Food and Drug Administration que se estudiará en una juicio clínica para los individuos con COVID-19.

Además de Bettegowda y de Konig, otros investigadores incluyen Michael Powell, Verena Staedtke, Ren-Yuan Bai, David Thomas, Nicole Fischer, Sakibul Huq, Adham Khalafallah, Allison Koenecke, Ruoxuan Xiong, Brett Mensh, Nickolas Papadopoulos, Kenneth Kinzler, Bert Vogelstein, Joshua Vogelstein, Susan Athey, y a Shibin Zhou.

En 2017, la Universidad John Hopkins presentó una solicitud de patente en el uso de diversas drogas de prevenir los síndromes de la baja del cytokine, en los cuales enlistan a Verena Staedtke, a Ren-Yuan Bai, a Bert Vogelstein, a Kenneth Kinzler, y a Shibin Zhou como inventores.

Source:
Journal reference:

Konig, M. F., et al. (2020) Preventing cytokine storm syndrome in COVID-19 using α-1 adrenergic receptor antagonists. Journal of Clinical Investigation. doi.org/10.1172/JCI139642.