Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

la quimioterapia Platino-basada puede perfeccionar los resultados para algunos enfermos de cáncer pancreáticos metastáticos

Fondo: Pacientes con el cáncer pancreático metastático que tenía germline o las mutaciones somáticas en la DNA reparan genes tenían mejores resultados clínicos después de quimioterapia platino-basada, con respecto a pacientes sin estas mutaciones.

Gorrón en el cual el estudio fue publicado: Investigación de cáncer clínica, un gorrón de la asociación americana para la investigación de cáncer

Autores: El autor mayor era Eileen O'Reilly, Doctor en Medicina, oncólogo médico en el centro conmemorativo del cáncer de Sloan Kettering (MSKCC). El autor importante era parque de Wungki, Doctor en Medicina, oncólogo médico en MSKCC.

Antecedentes: El cáncer pancreático metastático se asocia a un pronóstico desafiador con una tasa de supervivencia de cinco años relativa del 2,9 por ciento. La asistencia estándar actual para el cáncer pancreático metastático incluye la quimioterapia platino-basada. “Lamentablemente, no hay biomarkers validados para predecir qué pacientes pudieron beneficiarse del tratamiento estándar,” dijo a O'Reilly.

Los Biomarkers son características biológicas, tales como mutaciones de la DNA, que se pueden utilizar para predecir pronóstico o la reacción al tratamiento. Las mutaciones de la DNA se pueden encontrar en una o amba copias del gen. Además, las mutaciones pueden ser las mutaciones del germline, que se heredan y se encuentran en cada célula de la carrocería, o pueden ser somáticas, que se presentan después del concepto y no se encuentran en cada célula.

El aproximadamente 5 a 9 por ciento de pacientes con el cáncer pancreático tiene germline o mutaciones somáticas en los genes BRCA1, BRCA2, y/o PALB2, según O'Reilly. Las proteínas codificadas por estos genes están implicadas en una forma de la reparación de la DNA conocida como recombinación homóloga (HR). Los resultados de juicios clínicas recientes mostraron que los pacientes con mutaciones del germline en BRCA1, BRCA2, y/o PALB2 tenían reacciones clínicas a la quimioterapia platino-basada o al olaparib del inhibidor de PARP (Lynparza).

Estos estudios demuestran que las mutaciones del germline en BRCA1, BRCA2, o PALB2 son biomarkers valiosos para predecir la reacción al tratamiento. Esto nos llevó a preguntar si la ventaja fue limitada a las mutaciones del germline solamente, o si las mutaciones somáticas en estos genes o las mutaciones en otros genes de la hora también están asociadas a reacciones a la quimioterapia platino-basada.”

Parque de Wungki, Doctor en Medicina, oncólogo médico en MSKCC

Cómo el estudio conducto: En este estudio, el parque, O'Reilly, y los colegas analizaban la asociación entre las mutaciones en genes de la hora y el resultado clínico. El estudio incluyó a 262 pacientes con el cáncer pancreático metastático, que experimentó germline y la secuencia somática usando el MSK-IMPACT que ordenaba la prueba. Los investigadores analizaban los genes de 17 horas incluidos en los paneles somáticos y del germline del equipo del gen de MSK-IMPACT. El análisis de ordenar datos permitió que los investigadores determinaran si las mutaciones fueran germline o somático, en los genes de la hora de la base (BRCA1, BRCA2, o PALB2) o en genes no fundamentales de la hora (tales como atmósfera, CHEK2, BAP1, RAD51, FANCA, y 9 otros), y en una o amba copias de cada gen.

Resultados: Los pacientes de 262, 50 pacientes tenían mutaciones en genes de la hora; 40 pacientes tenían mutaciones del germline, y 10 tenían mutaciones somáticas. Treinta y uno pacientes tenían mutaciones en genes de la base, mientras que 19 pacientes tenían mutaciones en genes no fundamentales. Veintinueve pacientes tenían mutaciones en ambas copias de un gen, y 21 pacientes tenían mutaciones en solamente una copia del gen.

La supervivencia total mediana para la cohorte entera de 262 pacientes era 15,5 meses. La supervivencia total era similar entre los pacientes con mutaciones del germline y ésas con mutaciones somáticas. Así, combinaron a estos subgrupos en los análisis de seguimiento.

Los autores encontraron que para los 35 pacientes que fueron tratados con quimioterapia platino-basada de primera línea, ésos con mutaciones en genes de la hora tenían mayor supervivencia total comparada con ésas sin mutaciones en estos genes (25,1 meses comparado con 15,3 meses), sugiriendo que las mutaciones en genes de la hora se pueden asociar a supervivencia total aumentada. Además, los pacientes con mutaciones de la hora tenían un 44 por ciento más poco arriesgado de la progresión de la enfermedad que pacientes sin estas mutaciones después del tratamiento de primera línea con quimioterapia platino-basada. El más poco arriesgado de la progresión de la enfermedad fue observado sin importar si las mutaciones estaban en base o genes no fundamentales de la hora.

Entre pacientes con mutaciones en genes de la hora, los que fueron tratadas con quimioterapia platino-basada tenían supervivencia progresión-libre más alta (PFS) que los que recibieron el tratamiento del no-platino (12,6 meses comparado con 4,4 meses). Para los pacientes con mutaciones en ambas copias del gen, los que fueron tratadas con quimioterapia platino-basada tenían mayor PFS que ésos tratadas con otras terapias (13,3 meses comparado con 3,8 meses). Esta asociación no fue observada para los pacientes con mutaciones en solamente una copia del gen, sugiriendo que la quimioterapia platino-basada puede proveer de una mayor ventaja clínica en pacientes mutaciones en ambas copias de los genes de la hora.

Los comentarios del autor: “Nuestros datos soportan el uso de la quimioterapia platino-basada como tratamiento de primera línea para los pacientes con defectos en diversos genes de la hora,” dijo a O'Reilly. “Los resultados subrayan la importancia de las pruebas genéticas en pacientes nuevamente diagnosticados para ayudar a refinar decisiones del tratamiento.”

La “deficiencia de la hora definida por la mutación patógena de los genes de la hora de la base y de la baja de ambas copias de la base o de los genes no fundamentales de la hora consulta la sensibilidad más grande del platino,” dijo el parque. Los “pacientes con estas deficiencias representan al subgrupo óptimo para las terapias que apuntan caminos de la reparación de la DNA, tales como quimioterapia platino-basada.” Él observó que estas deficiencias podrían también ser proféticas de la reacción a la otra terapéutica de desarrollo apuntada en caminos de la reparación de la DNA, a otros inhibidores de PARP, y a la inmunoterapia, aunque la investigación adicional en éstos sea necesaria.

“Determinar los factores asociados a la reacción del tratamiento puede también ayudarnos a entender porqué los tumores de algunos pacientes no responden al tratamiento y porqué algunos que responden desarrollan final resistencia,” parque adicional.

Limitaciones del estudio: Una limitación del estudio es que el análisis fue realizado en un grupo altamente seleccionado de pacientes y por lo tanto puede no representar a todos los pacientes con el cáncer pancreático. “Mientras que los datos muy están obligando, necesitamos validar los resultados anticipado hacia adentro más anchos y grupos de datos más grandes,” O'Reilly conocido.

Los retos adicionales incluyeron pureza inferior de la muestra, disponibilidad limitada del tejido, y otras limitaciones técnicas.

Source:
Journal reference:

Park, W., et al. (2020) Genomic Methods Identify Homologous Recombination Deficiency in Pancreas Adenocarcinoma and Optimize Treatment Selection. Clinical Cancer Research. doi.org/10.1158/1078-0432.CCR-20-0418.