Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La droga antimalarial muestra promesa como terapia potencial para el cáncer de cerebro agresivo

El multiforme de Glioblastoma (GBM) es una forma agresiva del cáncer en el cerebro que es típicamente fatal. Pero las nuevas conclusión del centro del cáncer de VCU Massey y del instituto de VCU de los investigadores moleculares del remedio (VIMM) podrían ayudar a aumentar la eficacia de los tratamientos actuales mas comunes con la adición del lumefantrine, una droga aprobada por la FDA usada a la malaria de la invitación.

Mientras que la asistencia estándar actual que implica la radiación y el temozolomide, una quimioterapia anticáncer, puede marginal ampliar las vidas de pacientes con tumores cerebrales del multiforme del glioblastoma, la resistencia de GBM a estas terapias es un acontecimiento frecuente. Además, la tasa de supervivencia de cinco años de pacientes de GBM tratados con la asistencia estándar es menos del 6 por ciento, y ningunas terapias actuales previenen la repetición.

Los investigadores se han centrado en el descubrimiento de las drogas aprobadas por la FDA y de agentes más infrecuentes a los cuales podría potencialmente ayudar a contrarrestar la resistencia de los glioblastoma y la eficacia del tratamiento. “Nuestros estudios destaparon un nuevo uso potencial de la droga antimalarial como terapia posible para el multiforme del glioblastoma resistente a la asistencia estándar que exigía la radiación y temozolomide,” dijo a Paul B. Fisher, M.Ph., Ph.D., FNAI, el investigador principal del estudio publicado recientemente en los procedimientos del gorrón de la National Academy of Sciences.

Específicamente, el lumefantrine puede inhibir un elemento genético implicado en el revelado y la progresión, Fli-1 del cáncer, que controla la resistencia del multiforme del glioblastoma a la radiación y al temozolomide.

Durante los estudios ines vitro (conducto con las células crecidas en cultura) que los investigadores encontraron eso lumefantrine de incorporación mientras que trataban glioblastoma mató a las células cancerosas y suprimió incremento de la célula del tumor. Esto ocurrió en ambas células del glioblastoma sensibles a y las que serían de otra manera resistentes a la radiación y al temozolomide. Además, durante in vivo los estudios (conducto usando los ratones que contienen un multiforme humano trasplantado del glioblastoma en sus cerebros), el lumefantrine inhibió el incremento del tumor causado por las células terapia-sensibles y terapia-resistentes del glioblastoma.

El descubrimiento de la capacidad de los lumefantrine de neutralizar la resistencia de la carrocería a la radiación y a la quimioterapia vino con las aproximaciones genéticas y moleculares que determinaron el nuevo elemento genético “Fli-1” como resistencia que controlaba del elemento genético importante a la terapia. Este descubrimiento se convirtió en un punto focal de la investigación actual. Los investigadores encontraron que “la proteína B1 de la descarga eléctrica del calor,” también conocido como HSPB1, es prominente en tumores del glioblastoma, y su expresión es regulada por Fli-1. Las estrategias innovadoras de la investigación para los inhibidores Fli-1 determinaron lumefantrine como agente anticipado que podría atar a Fli-1, lo desactivan y de tal modo suprimen la expresión de los genes importantes que regulaban el incremento, la supervivencia y el oncogenicity (capacidad de causar tumores) del multiforme del glioblastoma.

Además, dos procesos dominantes esenciales para la invasión y la extensión del cáncer conocidas como remodelado extracelular (ECM) de la matriz y la transición mesenquimal epitelial (EMT) son los factores importantes que regulan la capacidad de los glioblastoma de responder y de resistir la radiación y la quimioterapia. Esos dos procesos son regulados por Fli-1 e inhibidos por lumefantrine.

Para ayudar a tratar glioblastoma, los investigadores explorarán más lejos otros medios de contrarrestar la resistencia de la terapia inducida por Fli-1.

Estos estudios preclínicos ofrecen un análisis razonado sólido para la inhibición Fli-1/HSPB1 de lumefantrine como nuevo enfoque potencial para la administración del glioblastoma. La identificación de drogas como lumefantrine de agentes terapéuticos aprobados por la FDA y de fuentes infrecuentes ofrece oportunidades de ensanchar la anchura y la flexibilidad de los regímenes terapéuticos actuales para los pacientes del multiforme del glioblastoma.”

Paul B. Fisher, M.Ph., Ph.D., FNAI, investigador principal del estudio

Más allá de glioblastoma, elevado expresión de Fli-1 puede estar visto en cáncer por ejemplo melanoma, ovárico cáncer, el cáncer y otros de pecho, los investigadores dijeron, sugerir eso que cegaba los efectos cáncer-que ascendían de Fli-1 pudieron ayudar a otros enfermos de cáncer también.

“Los actuales resultados pueden tener implicaciones más amplias que apenas tratando glioblastoma,” Fisher dijo.

Source:
Journal reference:

Rajesh, Y., et al. (2020) Lumefantrine, an antimalarial drug, reverses radiation and temozolomide resistance in glioblastoma. PNAS. doi.org/10.1073/pnas.1921531117.