Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los microbiomes desordenados de la tripa se encuentran en pacientes con enfermedad de cerebro hemorrágica

Un nuevo estudio muestra que esa gente con una enfermedad genética rara que causa la extracción de aire en el cerebro tenga microbiomes de la tripa distintos de ésos sin la enfermedad. Por otra parte, es las moléculas producidas por este desequilibrio bacteriano que haga lesiones formar en los cerebros de estos pacientes.

Los resultados son los primeros en cualquier enfermedad neurovascular humana. Tienen implicaciones para tratar la enfermedad y en el examen de otras enfermedades neurovasculares que se podrían afectar por el microbiome de la tripa de una persona.

El estudio fue llevado por los investigadores en el remedio de la Universidad de Chicago y publicó el 27 de mayo en comunicaciones de la naturaleza. Examinó las bacterias de pacientes con el angioma cavernoso, (CA) una enfermedad de la tripa donde las anormalidades del vaso sanguíneo se convierten en el cerebro y causan recorridos, capturas, y complicaciones neurológicas serias.

La enfermedad es causada por una mutación genética en la lesión --cuál se puede heredar u ocurre esporádico -- y su severidad y curso varían extensamente entre pacientes.

UChicago es un líder en estudiar esta enfermedad. Se ha señalado como centro cavernoso del angioma de la excelencia y trata a pacientes con la condición de todas partes del mundo.

Los investigadores tenían indirectas que la enfermedad se podría afectar por el microbiome de la tripa: Issam mayor Awad autor, Doctor en Medicina, el profesor de Juan Harper Seeley de la neurocirugía y director de la cirugía neurovascular en el remedio de UChicago, era un socio en un estudio anterior en los ratones, que mostraron que las células que forraron los vasos sanguíneos del cerebro reaccionado a las bacterias de la tripa de los animales.

“Las implicaciones de ésa eran muy grandes,” él dijo. “Solamente no sabíamos si este concepto de un microbiome único que favorece el revelado de lesiones sería verdad en seres humanos.”

Para descubrir, investigadores de UChicago -- trabajando con los investigadores en la Universidad de California San Francisco, la universidad de New México, la Universidad de Pensilvania, y el grupo de ayuda paciente de Alliance del Angioma -- muestras de taburete cerco de más de 120 pacientes del CA.

Las muestras después eran analizadas para su contenido bacteriano y comparadas con las muestras de la población en general. Las muestras del CA mostraron cantidades importante más altas de bacterias gramnegativas y de bacterias menos grampositivas.

Los investigadores determinaron una combinación de tres especies bacterianas comunes, cuya abundancia relativa puede distinguir a pacientes del CA de pacientes del mando sin las lesiones del CA, con altas sensibilidad y especificidad.

Las muestras del CA también mostraron una red imbalanced de bacterias que era mucho más desordenada que la red bacteriana de la población en general.

Los pacientes del CA de todos los sitios diferentes de la colección tenían el mismo microbiome distintivo, sin importar si habían heredado la mutación o tenían una lesión esporádica, y sin importar el número de lesiones tenían.”

El Doctor en Medicina de Issam Awad, estudia el autor y al director mayores de la cirugía neurovascular, centro médico de la Universidad de Chicago

Los investigadores fomentan mostrado que el desequilibrio bacteriano en pacientes con el CA produce las moléculas (LPS) del lipopolysaccharide, que viajan a través de la circulación sanguínea al cerebro y de la fijación al guarnición del vaso sanguíneo del cerebro, facilitando el revelado de la lesión. “Todas estas pruebas apuntadas al microbiome como causa de lesiones bastante que un efecto,” Awad dijo.

Los investigadores también cerco sangre de varios pacientes del CA y utilizaron el aprendizaje de máquina de cómputo avanzado determinar la combinación de las señales moleculares asociadas a la enfermedad. Ésos con el CA tenían biomarkers relacionados LPS-relacionados importante diversos de la sangre y moléculas inflamatorias. El resultado era esencialmente una prueba elegante, personalizada para cada paciente del CA.

“Observando combinaciones de las bacterias y los biomarkers de la sangre, podíamos medir apenas cómo es agresivo la enfermedad estaba en cada paciente,” dijimos a Sean Polster, Doctor en Medicina, residente de la neurocirugía en el remedio de UChicago y primer autor en el papel. Polster pasó dos años de su residencia de la neurocirugía que coordinaba el estudio entre las diversas instituciones.

Los investigadores están comenzando a pensar en cómo estos resultados afectan al tratamiento. Estudios anteriores en ratones mostraron que esos emulsores introducidos -- cuáles son de uso frecuente como preservativos en comidas tramitadas -- tenía más extracción de aire en el cerebro, probablemente debido a la manera que rompieron la red bacteriana de la tripa. Los investigadores ahora informan a pacientes evitar estos preservativos.

Aunque los antibióticos y el probiotics pudieron parecer como cursos del tratamiento naturales, podrían cambiar el equilibrio bacteriano de las maneras que llevan a problemas más grandes. “Esto es más complicado que aparece,” dijo a Awad.

Sin embargo, él informa a los pacientes del CA que hacen que las infecciones sean hechas por las bacterias gramnegativas (tales como infecciones de vías urinarias o prostatitis) para hacerlas tratar inmediatamente para evitar lesiones de cerebro más potenciales.

Los investigadores también están observando en si esta conexión del microbiome-cerebro se puede examinar en otras enfermedades. Ya, mostraron que los mismos genes y biomarkers implicados en el CA son también activos en el cerebro humano pues envejecemos. Los “pacientes tienen mucha esperanza que estamos trabajando en esto,” Polster dijeron.