Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores encuentran eslabón entre la anormalidad recorrido-relacionada del vaso sanguíneo del cerebro y destripan bacterias

En un estudio a escala nacional, NIH los investigadores financiados encontró que la presencia de manojos anormales de vasos sanguíneos quebradizos en el cerebro o la médula espinal, llamados los angiomas cavernosos (CA), está conectada a la composición de las bacterias de la tripa de una persona. También conocido como malformaciones cavernosas cerebrales, estas lesiones que contienen sangre de movimiento lento o estancada, pueden causar a menudo recorridos, capturas, o dolores de cabeza hemorrágicos. El tratamiento actual implica el retiro quirúrgico de lesiones cuando es seguro hacer tan. Los estudios anteriores en ratones y una pequeña cantidad de pacientes sugirieron un eslabón entre el CA y las bacterias de la tripa. Este estudio es el primer para examinar el papel que el microbiome de la tripa puede desempeñar en una población más grande de pacientes del CA.

Llevado por los científicos en la Universidad de Chicago, los investigadores usados avance técnicas genomic del análisis para comparar muestras de taburete a partir de 122 personas que tenían por lo menos un CA según lo visto en exploraciones de cerebro, con ésos de edad y sexo-igualado, participantes del mando no-CA, incluyendo las muestras cerco con el proyecto americano de la tripa. Inicialmente, encontraron que por término medio los pacientes del CA tenían bacterias más gramnegativas mientras que los mandos tenían bacterias más grampositivas, y que la abundancia relativa de tres especies bacterianas de la tripa distinguió a pacientes del CA de mandos sin importar el sexo de una persona, la situación geográfica, o la predisposición genética a la enfermedad. Por otra parte, las bacterias de la tripa de los pacientes del CA aparecían producir más moléculas del lipopolysaccharide que se han mostrado para impulsar la formación del CA en ratones. Según los autores, estos resultados ofrecieron la primera demostración en seres humanos de un “microbiome permisivo” asociado a la formación de lesiones neurovasculares en el cerebro.

El análisis adicional mostró que algunas composiciones de las bacterias de la tripa podrían determinar agresivo comparado con las formas no-agresivas de la enfermedad así como ésas con hemorragias sintomáticas recientes. También, por primera vez, mostraron cómo combinar datos de las bacterias de la tripa con resultados de pruebas del plasma de sangre pudo ayudar a doctores mejor a diagnosticar la severidad de un desorden del cerebro. Los resultados, publicados en comunicaciones de la naturaleza, soportan una carrocería cada vez mayor de las pruebas del papel de las bacterias de la tripa en salud del cerebro.

Source:
Journal reference:

Polster, S.P., et al. (2020) Permissive microbiome characterizes human subjects with a neurovascular disease cavernous angioma. Nature Communications. doi.org/10.1038/s41467-020-16436-w.