Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio toma la nueva aproximación del tratamiento para el cáncer de sangre

En un esfuerzo de perfeccionar la supervivencia de pacientes con neoplasmas myeloproliferative, un tipo de leucemia, investigadores inhibió una proteína específica (integrin alpha5beta1) para disminuir el número de células grandes de la médula (megakaryocytes) en un modelo experimental. Un aumento en números del megakaryocyte es probablemente la causa de muchos problemas observados en esta enfermedad. Este tipo de aproximación del tratamiento nunca ha tentativa antes.

Los neoplasmas de Myeloproliferative son un tipo de cáncer de sangre que comienzan con una mutación patológica (cambio) en una célula madre en la médula que causa demasiados glóbulos rojos, los glóbulos blancos, o las plaquetas que se producirán. La mayoría de los pacientes mueren de la transformación de la enfermedad a una leucemia más fatal o debido al myelofibrosis, el marcar con una cicatriz de la médula. No hay actualmente tratamientos específicos para el myelofibrosis.

Hasta la fecha, la mayoría de los esfuerzos de revelado de la droga se han centrado en la mutación de JAK2V617F, pero esta aproximación no ha podido cambiar fundamental el curso de la enfermedad. Nuestro estudio ha tomado totalmente una nueva aproximación para el tratamiento de la enfermedad, que, si es acertado, presenta una terapia complementaria o aún alternativa a los tratamientos existentes.”

Shinobu Matsuura, DVM, Ph.D., autor importante, instructor del remedio en la Facultad de Medicina de la universidad de Boston (BUSM)

Usando dos equipos de modelos experimentales, los investigadores alteraron el gen de JAK2V617F en un grupo para inducir síntomas de neoplasmas myeloproliferative. El segundo grupo era el mando. Cuando expusieron a ambos grupos a un anticuerpo contra el integrin alpha5beta1, el número de megakaryocytes disminuyó en médula en el grupo con el gen alterado, mientras que no se consideró ningunos cambios en el grupo de mando.

Según los investigadores, su objetivo final es encontrar los tratamientos efectivos para el myelofibrosis, que puede ocurrir secundario a muchas enfermedades y es una condición terminal sin el tratamiento específico disponible. Los “neoplasmas de Myeloproliferative son una enfermedad crónica y debilitante. Los tratamientos nuevos seguros y de manera efectiva de esta enfermedad perfeccionarán la calidad de vida de estos pacientes.”

Estas conclusión aparecen en línea en la sangre del gorrón.

Source:
Journal reference:

Matsuura, S., et al. (2020) Adhesion to fibronectin via α5β1 integrin supports expansion of the megakaryocyte lineage in primary myelofibrosis. Blood. doi.org/10.1182/blood.2019004230.