Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La investigación lleva una nueva aproximación matemática el cálculo de inmunidad de la manada

La inmunidad de la manada a Covid-19 se podía lograr con menos gente que era infectada que estimada previamente según la nueva investigación.

Los matemáticos de la universidad de Nottingham y de la universidad de Estocolmo idearon un modelo simple que categorizaba a gente en los grupos que reflejaban el nivel de la edad y de actividad social. Cuando las diferencias en edad y actividad social se incorporan en el modelo, el nivel de la inmunidad de la manada reduce a partir la 60% al 43%. La figura del 43% se debe interpretar como ejemplo bastante que un valor exacto o aún un mejor presupuesto. La investigación se ha publicado hoy en ciencia.

La inmunidad de la manada suceso cuando tan mucha gente en una comunidad hace inmune a una enfermedad infecciosa que sea paradas la enfermedad de extenderse. Esto suceso por la gente que contrata la enfermedad y que aumenta inmunidad natural y por la gente que recibe una vacuna. Cuando un porcentaje grande de la población llega a ser inmune a una enfermedad, la extensión de esa enfermedad retrasa o los paradas y la cadena de la transmisión está fragmentados.

Esta investigación lleva una nueva aproximación matemática el cálculo de la figura de la inmunidad de la manada para una población a una enfermedad infecciosa, tal como el pandémico actual COVID-19. El nivel de la inmunidad de la manada se define como la fracción de la población que debe hacer inmune para la enfermedad que se extiende para disminuir y para parar cuando todas las dimensiones preventivas, tales como distancia social, se levantan. Para COVID-19 se declara a menudo que éste es el alrededor 60%, una figura derivada de la fracción de la población que debe ser vacunada (antes de una epidemia) para prevenir un brote grande.

La figura del 60% asume que cada uno individual en la población es igualmente probable ser vacunada, y por lo tanto inmune. Sin embargo, ése no es el caso si la inmunidad se presenta como resultado de la enfermedad que se extiende en una población que consiste en gente con muchos diversos comportamientos.

Llevando esta nueva aproximación matemática el cálculo del nivel para que la inmunidad de la manada sea lograda encontramos que podría potencialmente ser reducido hasta el 43% y que esta reducción es principal debido al nivel de actividad bastante que la estructura de edad. Los individuos más social activos son entonces cuanto más probables son conseguir infectados que menos los social activos, y son también más probables infectar a gente si se infectan. Por lo tanto, el nivel de la inmunidad de la manada es más inferior cuando la inmunidad es causada por la enfermedad que se extiende que cuando la inmunidad viene de la vacunación.

Nuestras conclusión tienen las consecuencias potenciales para el COVID-19 actual pandémico y la baja del lockdown y sugieren que la variación individual (e.g en nivel de actividad) es una característica importante a incluir en los modelos que conducen el plan de acción.”

Profesor Frank Ball de la universidad de Nottingham