Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Ciertos genes que predisponen al cáncer también afectan al sistema inmune, demostraciones del estudio

El estudio muestra que la implicación de ciertos genes que predispongan al cáncer también afecta al sistema inmune, que podría facilitar incremento del tumor. En el caso específico del cáncer de pecho, la implicación del gen SH2B3, correspondiente a una proteína del linfocito, aumenta la predisposición para desarrollar el cáncer.

La idea que el sistema inmune “vigile y prevenga” el revelado del cáncer, que se llama “vigilancia inmune del cáncer”, fue propuesta inicialmente al principio del siglo pasado. Desde entonces, los estudios epidemiológicos han mostrado que la supresión del sistema inmune aumenta el riesgo de cáncer, sin embargo, la base molecular de este proceso no está bien entendida. Ahora, un estudio realizado por un consorcio internacional, llevado por el programa del obtener del instituto catalán de la oncología (ICO), y el programa de OncoBell del instituto de investigación biomédico de Bellvitge (IDIBELL), ha determinado las variantes genéticas que predisponen al cáncer y, que al mismo tiempo representan un cambio del sistema inmune.

Para hacer esto, han analizado 17 tipos de cáncer, y en 13 de ellos, han encontrado hasta 57 variantes genéticas que predisponen al cáncer que se convierte mientras que las influencias las defensas de la carrocería. El artículo, publicado en el gorrón del iScience del editorial de la prensa de la célula, representa un paso adelante en la comprensión de las bases biológicas que el cáncer iniciado y abre la puerta en el análisis de riesgo futuro. También permite que pensemos en nuevas estrategias para prevenirlo.

Los resultados sugieren que el riesgo de desarrollar el cáncer se pueda explicar, en parte, por cambios en el número de células inmunes. Si conocemos el efecto que estas variantes genéticas tienen en el sistema inmune, podemos diseñar las nuevas estrategias de la prevención para los pacientes con un de alto riesgo del cáncer que se convierte con la modulación de funciones específicas de las células del sistema inmune.”

El Dr. Miquel Pujana, líder de proyecto e investigador del programa del obtener en ICO y Oncobell en IDIBELL

Una de las conexiones específicas determinadas en este estudio es el lazo entre el cambio de la función del gen SH2B3, una proteína del linfocito, y el riesgo de desarrollar el cáncer de pecho, especialmente en mujeres con un de alto riesgo de sufrir este tipo de cáncer debido a las mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2. Los estudios histoquímicos corroboran este hecho puesto que el cambio del gen SH2B3 se relaciona con una infiltración más inferior de células inmunes en tejido del tumor, un punto fundamental para ejercitar su función.

Por otra parte, en presencia de esta variante, hay también menos linfocitos en la sangre periférica y, se relaciona con una diagnosis del cáncer en edades más jovenes. “Estas indicaciones nos llevan a pensar que la función correcta del gen SH2B3 es decisiva para la protección del cáncer en las mujeres que llevan las mutaciones BRCA1/2 y, cuando es afectada, la inducción farmacológica del gen SH2B3 podría reducir el riesgo de cáncer”, explica Pujana.

El sistema inmune en el revelado del cáncer

El sistema inmune, que reconoce los microorganismos no nativos como “no ellos mismos” y ofrece una reacción para destruir estos agentes enfermedad-que causan, desempeña un papel similar en la protección de la carrocería contra malignidades. La DNA dañada de las células cancerosas induce eventual la producción de proteínas anormales conocidas como antígenos del tumor. Estas proteínas anormales del tumor marcan a las células cancerosas como “no ellos mismos.” El sistema inmune podría encontrar y matar a las células cancerosas, pero sin obstrucción, las células cancerosas tienen mecanismos que permitan que escape las inmunorespuestas que previenen generalmente el revelado de tumores malos. Cuando el sistema inmune pierde su función de la vigilancia, las células del tumor pueden formar un tumor.

El papel de pacientes en la búsqueda y la mejoría de la salud

Este estudio ha sido gracias posibles al apoyo de diversas asociaciones pacientes en Cataluña de IDIBELL e ICO, especialmente el Viladecans contra asociaciones del cáncer, la asociación de las mujeres afectadas por el cáncer de pecho (DACMA, Sant Joan Despí), asociación del cáncer afectó al GINKGO (Barcelona), y al día de la solidaridad de Sosciathlon.

Consorcio internacional:

  • Universidad de Cambridge, Reino Unido.
  • Centro de investigación de cáncer de “princesa Margaret”, Canadá.
  • Instituto para la investigación biomédica, Brisbane, Australia de QIMR Berghofer.
  • Instituto universitario para la investigación en la atención sanitaria primaria Jorge Gol y Gurina (IDIAPJGol)
  • Proyecto de GCAT, genomas para la vida, instituto de investigación del Trias y Pujol de los alemanes (IGTP).
  • Centro nacional para el análisis Genomic (CNAG-CRG).
  • Área clínica de la bioinformática, Fundación Salud y Progreso, Junta de Andalucía.
Source:
Journal reference:

Palomero, L., et al. (2020) Immune Cell Associations with Cancer Risk. iScience. doi.org/10.1016/j.isci.2020.101296.