Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estirar de la voz pasiva puede perfeccionar el flujo de sangre, previene el recorrido y la diabetes

La nueva investigación publicada hoy en el gorrón de la fisiología muestra que 12 semanas de fácil-a-administran ayudas que estiran pasivas perfeccionan el flujo de sangre haciéndolo más fácil para que sus arterias dilaten y disminuyendo su rigidez.

El estirar pasivo difiere de estirar activo en que el anterior implica una fuerza externa (otra persona o gravedad) que le estira, mientras que el estirar activo se realiza en sus el propio.

Los cambios que observaron en vasos sanguíneos podrían tener implicaciones para las enfermedades, incluyendo el asesino global del número uno, enfermedad cardíaca.

Los investigadores en la universidad de Milán destinaron a 39 participantes sanos de ambos sexos a dos grupos. El grupo de mando no experimentó estirar.

El grupo experimental realizó alargamientos del tramo 5 veces a la semana por 12 semanas.

Los investigadores evaluaron el efecto de estirar pasivo sobre el flujo de sangre localmente y en la arma superior.

Encontraron que las arterias en el tramo más inferior y la arma superior habían aumentado el flujo de sangre y la dilatación cuando estaban estimuladas, junto con rigidez disminuida.

Ambos cambios pueden tener implicaciones para las enfermedades tales como enfermedad cardíaca, recorrido y diabetes como son caracterizados por los cambios en mando de flujo de sangre, debido a un sistema vascular empeorado.

Si este estudio se repliega en pacientes con enfermedad vascular, podría indicar independientemente de si este método de entrenamiento podría servir como nuevo tratamiento droga-libre para perfeccionar salud vascular y reducir riesgo de la enfermedad, especialmente en gente con una movilidad más inferior.

Por otra parte, el estirar se puede también utilizar durante la hospitalización o después de intervenciones quirúrgicas, para preservar la salud vascular cuando los pacientes tienen movilidad inferior.

Puede también ser realizado en casa por los miembros de la familia del carersor.

Esta nueva aplicación de estirar es especialmente relevante en el período pandémico actual del arresto creciente a nuestros hogares, donde está limitada la posibilidad de realizar el entrenamiento beneficioso para perfeccionar y para prevenir enfermedad cardíaca, el recorrido y otras condiciones.”

Ce de Emiliano, autor del estudio, universidad de Milán

Source:
Journal reference:

Bisconti, A. V., et al (2020) Evidence for improved systemic and local vascular function after long-term passive static stretching training of the musculoskeletal system. The Journal of Physiology. doi.org/10.1113/JP279866.