Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las nuevas ayudas del método establecen claramente los nuevos objetivos terapéuticos potenciales para el lupus

Las personas de investigadores del hospital de niños de Philadelphia (CHOP) utilizaron un nuevo método de establecer claramente cambios enfermedad-que causaban del potencial en el genoma para determinar dos nuevos objetivos terapéuticos potenciales para el lupus, mientras que también pavimentaban la manera para más exacto determinar enfermedad-causando variaciones en otros desordenes autoinmunes. Las conclusión fueron publicadas en línea en comunicaciones de la naturaleza.

la asociación Genoma-ancha estudia (GWAS) variaciones de la acción de una palanca a través del genoma, del equipo completo de los genes de una persona y de la DNA asociada, para aprender más sobre enfermedades y rasgos hereditarios. Estos estudios determinan típicamente atados de centenares de polymorophisms del único-nucleótido, o las variantes, que podrían causar una enfermedad determinada, pero los estudios ellos mismos no pueden determinar cuáles son responsables. Esto está porque la gran mayoría de variantes no está en los genes ellos mismos, pero en la DNA de intervención, y GWAS no resuelve necesariamente qué genes son afectados por polimorfismos enfermedad-asociados.

Eritematoso de lupus sistémico es un desorden autoinmune sin la vulcanización sabida que afecta a niños y a adultos, con mayor incidencia entre minorías raciales. Mientras que varios estudios en lupus se han centrado en las células de T ingenuas del ayudante y otros glóbulos, este estudio fue diseñado para centrarse en las células de T foliculares del ayudante, que desempeñan un más papel fundamental en las inmunorespuestas relacionadas con el lupus. Bastante que una aproximación típica de GWAS, los investigadores establecida para crear los mapas tridimensionales que igualan variantes con los genes ellos regulan probablemente. Su aproximación utilizó variantes como “postes indicadores” para determinar reforzadores potenciales del gen en tejido normal.

“Antes de este estudio, no se había generado ningunos mapas genomic estructurales 3D para este tipo lupus-relevante de la célula antes,” dijo a Andrew D. Wells, doctorado, codirector del centro para la genómica espacial y funcional en la TAJADA, y autor co-mayor del estudio así como Struan F.A. Grant, doctorado. “Con nuestra aproximación, creemos que estábamos en una posición para determinar los genes y los caminos que tenían papel no anteriormente sabido en lupus.”

Usando este método, las personas de estudio determinaron 393 variantes en proximidad a los genes en 3D, y por lo tanto el potencialmente implicado en su regla. El aproximadamente 90% de esas variantes habrían sido considerados distante a su gen en una dimensión, pero estaban real cerca en el mapa tridimensional apropiado creado por las personas. Los investigadores podían establecer claramente dos cinasas, HIPK1 y MINK1, que no tenían ningún papel previamente sabido en lupus. Cuando estas enzimas se apuntan en células de T foliculares del ayudante, inhiben la producción de interleukin-21, un cytokine implicado en la producción de regulación del anticuerpo.

Creemos que HIPK1 y MINK1 pueden servir como objetivos terapéuticos valiosos para el lupus, una enfermedad que esté con gran necesidad de nuevas opciones del tratamiento. También queremos tomar los métodos que utilizamos en este estudio y los aplicamos a otras enfermedades autoinmunes y ayudamos a las variaciones más causales de punta que pudieron haber seguido de otra manera obscurecidas por GWAS solamente.”

Andrew D. Wells, doctorado, codirector del centro para la genómica espacial y funcional en la TAJADA, y autor co-mayor del estudio

Wells también dijo sus esperanzas de las personas de desarrollar modelos transgénicos del ratón HIPK1 para estudiar su susceptibilidad al lupus experimental, así como el impacto potencial de HIPK1 en inmunidad antivirus.

Source:
Journal reference:

Su, C., et al. (2020) Mapping effector genes at lupus GWAS loci using promoter Capture-C in follicular helper T cells. Nature Communications. doi.org/10.1038/s41467-020-17089-5.