Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Enfermedad psicógena en masa determinada como la causa probable del síndrome de La Habana

Las docenas de estado mayor de embajada denunciaron un arsenal de las denuncias que han deflector a la comunidad médica, el estar más prominente conmoción-como síntomas sin traumatismo craneal. LOS E.E.U.U. Los médicos del gobierno han ascendido la teoría que los diplomáticos y sus familias eran las víctimas de un ataque acústico. Los estudios de los pacientes de la embajada han sido poco concluyentes. En su síndrome de La Habana del libro: La enfermedad psicógena en masa y la historia real detrás del misterio y la histeria de la embajada, autores el Roberto W. Baloh y Roberto E. Bartholomew observan que el brote es notablemente similar al aspecto de la “descarga eléctrica de la granada” y otro los síndromes del combate. Los dos médicos especialistas concluyen que las denuncias neurológicas de un sistema nervioso overstimulated se han diagnosticado como conmociones cerebrales y daño cerebral cuando la causa real es tensión.

El libro es un estudio de caso en cómo es inadecuada, la información deliberadamente falsa o engañosa puede llevar al sufrimiento físico real, y en el caso de las enfermedades de La Habana, puede tener consecuencias políticas globales. Los autores observan que una característica de la firma de la descarga eléctrica de la granada estaba conmoción-como los síntomas, que, como hoy, deflector inicialmente a médicos hasta que una revista más cuidadosa de las pruebas revelara que veían un brote de enfermedad psicógena. Notable, algunas de las descripciones a partir hace de 100 años son virtualmente idénticas a las del hoy, incluyendo el uso de la frase “conmoción-como síntomas.” Las grabaciones de los “ataques acústicos” ahora se han determinado como los lamamientos de apareamiento de grillos y de cigarras.

El síndrome de La Habana refleja “un cuento extraordinario del encanto internacional, de la ciencia dañada, de la ineptitud política, y de los hábitos de apareamiento de dos sospechosos más inverosímiles: los grillos y las cigarras”, declaran a los autores. Describen diversos tipos de enfermedades psicógenas de la creencia del siglo XVIII que el escuchar ciertos instrumentos musicales hizo enfermedad de la gente, para llamar por teléfono a síndrome de la turbina de la enfermedad y de viento mientras que analizan histeria en masa con las edades. En sus 11 capítulos, el libro ilustra cómo el gobierno y las instituciones periodísticas han fallado y de tal modo destaca no apenas la potencia de individuos, pero la responsabilidad de los ambientes.

Este libro es una referencia importante para los profesionales en periodismo, profesiones políticas y personales médicos. También se dirige a una audiencia de la endecha que intente ganar un discernimiento en la realidad de cómo los medios de comunicación de hoy trabajan. Final, es una fuente excelente para cualquier persona interesada en maneras cómo digerir y evaluar la información crítico.

Source: