Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Drogue asociado con una mortalidad más inferior en los pacientes mecánicamente ventilados COVID-19

Los pacientes crítico enfermos COVID-19 que recibieron un de dósis simple de una droga que calma un sistema inmune que reacciona exageradamente eran los 45% menos probables morir en conjunto, y más probable estar fuera del hospital o de un ventilador un mes después del tratamiento, comparado con los que no recibieron la droga, según un nuevo estudio por personas de la Universidad de Michigan.

El más poco arriesgado de la muerte en los pacientes que recibieron tocilizumab intravenoso suceso a pesar de que él era también dos veces tan probable desarrollar una infección adicional, encima del coronavirus nuevo.

El estudio se publica en las enfermedades infecciosas clínicas par-revisadas del gorrón después de estar disponible como prueba preliminar el mes pasado.

Sugiere una ventaja de esfuerzos oportunos y apuntados de calmar la “tormenta del cytokine” causada por la sobrerreacción del sistema inmune al coronavirus. Tocilizumab, diseñado originalmente para la artritis reumatoide, se ha utilizado ya para calmar tales tormentas en los pacientes que recibían el tratamiento avanzado de la inmunoterapia para el cáncer.

Los investigadores basan sus conclusiones en una mirada completa detrás en los datos a partir de 154 pacientes crítico enfermos tratados en el remedio de Michigan, el centro médico académico de U-M, durante las primeras seis semanas de la llegada del pandémico en Michigan a partir de principios de marzo al finales de abril. Los archivos en de los pacientes observados análisis hasta finales de mayo.

Durante ese tiempo, cuando poco era sabida sobre qué ayudaría a los pacientes COVID-19 en los ventiladores, sobre la mitad del tocilizumab recibido los pacientes estudiado y la mitad no hizo. La mayoría lo recibieron dentro del período de 24 horas que rodeaba su intubación.

Esto creó una oportunidad natural para comparar resultados los dos de los grupos en un estudio de observación, aunque las juicios clínicas todavía se necesitan para considerar verdad si la droga ofrece una ventaja, los autores dicen.

Resultado prometedor

El autor importante Emily Somers, Ph.D., Sc.M., epidemiólogo que ha estudiado enfermedades rheumatologic e inmunológicas, dice que el equipo de investigación entró su análisis incierto si él encontraría una ventaja, un riesgo, o ningún efecto sin obstrucción asociado al tocilizumab en los pacientes con COVID-19 peligroso para la vida. Pero sabían que era una pregunta crítico importante a que los colocaron únicamente para contestar en ese momento en el pandémico.

Un papel de la epidemiología es riguroso evaluar datos del mundo real sobre efectos del tratamiento, especialmente cuando las pruebas de juicios clínicas no están disponibles. Guardamos el intentar probarse incorrectos mientras que las señales de la ventaja emergieron en los datos, ambos debido a las implicaciones inmediatas de estos datos, y en parte debido a la preocupación por el abastecimiento de la medicación por otros pacientes. Pero la diferencia en mortalidad a pesar del aumento en la infección secundaria es muy pronunciada, incluso después explicar muchos otros factores.”

Emily Somers, Ph.D., Sc.M., epidemiólogo

Somers es profesor adjunto en el departamento de Facultad de Medicina del U-M del remedio interno y la pieza del instituto del U-M para el plan de acción y la innovación de la atención sanitaria. Ella co-guías el registro rápido de la reacción COVID-19, que es soportado por el instituto de Michigan para la investigación clínica y de la salud.

El co-primer autor del papel es Gregory Eschenauer, Pharm.D., farmacéutico clínico en el remedio de Michigan y profesor adjunto clínico en la universidad del U-M de la farmacia. Él y autor Jason mayor Pogue, Pharm.D., son piezas del programa antimicrobiano de la administración del remedio de Michigan.

Las pautas desarrolladas grupo del tratamiento del ASP ofrecieron a los médicos del remedio de Michigan a mediados de marzo que determinaron el tocilizumab como terapia potencialmente beneficiosa para los pacientes lo más seriamente posible enfermos COVID-19. Esas pautas también señalaron sus riesgos y la falta de pruebas de su uso en COVID-19, y recomendaron una dosis de 8 miligramos por kilogramo.

Esto llevó a algunos médicos a elegir utilizarlo, mientras que no lo hicieron otros - fijando el escenario inadvertidamente para una comparación natural.

Más investigan necesario

Pogue, profesor clínico en la universidad del U-M de la farmacia y un farmacéutico de la enfermedad infecciosa en el remedio de Michigan, observa que datos más robustos liberados en junio de una juicio controlada seleccionada al azar grande en el Reino Unido lo han llevado a recomendar el dexamethasone esteroide como la primera opción para tratar a los pacientes crítico enfermos COVID-19.

“Para una retrospectiva, estudio del único-centro, nuestros datos son robustos. Pero en este tiempo, debido a la falta de datos de ensayo controlados seleccionados al azar y del costo mucho más alto, recomendamos el reservar del tocilizumab para el tratamiento de los pacientes selectos que decompensate mientras que en o después de recibir dexamethasone o en los pacientes donde los riesgos de acciones adversas de la terapia esteroide exceden en peso a las ventajas potenciales” dice Pogue.

“Estudia más lejos del tocilizumab, que es apuntado que dexamethasone en la dirección del proceso hyperinflammatory, podría incluir combinar estos agentes o comparándolos comparativos,” él agrega.

Pogue observa que un de dósis simple del tocilizumab es áspero 100 veces más costoso que un curso del dexamethasone. Él también observa que otra droga que apunta tratar la tormenta del cytokine apuntando el receptor interleukin-6 (IL-6) - uno llamado sarilumab - aparece no haber podido perfeccionar resultados en una juicio clínica en los pacientes COVID-19 incluyendo ésos en los ventiladores.

El remedio de Michigan había estado participando en el estudio del sarilumab cuando trataron a los pacientes en el estudio actual, pero no todos los pacientes calificaron debido a la sincronización de su admisión o entregas alrededor de la prueba para COVID-19. El estudio actual no incluye a ninguna pacientes que recibieron el sarilumab.

Si las pruebas alrededor del alcance IL-6 confirman en otros estudios, los autores observan que será importante seleccionar la dosis y el cronometraje cuidadosamente, para dirigir la tormenta del cytokine sin la interferencia con IL-6 otros papeles en la reacción de carrocería que activa a las infecciones y a sus procesos para reparar el tejido.

Más sobre el estudio

Transfirieron a la mayoría de los pacientes al U-M de hospitales del Detroit-área después de diagnosis con COVID-19, y los que recibieron el tocilizumab eran guardapolvo menos probable haber sido transferido mientras que ya en un ventilador.

Para el final del período de 28 días después de que los pacientes fueran en un ventilador, el 18% de los que recibieron tocilizumab habían muerto, comparado con el 36% de los que no tenían. Cuando está ajustada según características de la salud, esto representa una reducción del 45% en mortalidad. Todavía de ésos en el hospital en el final del período del estudio, el 82% de los pacientes del tocilizumab habían salido el ventilador, comparado con el 53% de los que no recibieron la droga.

En todos, el 54% de los pacientes del tocilizumab desarrollaron una infección secundaria, sobre todo pulmonía asociada ventilador; el 26% de los que no recibieron el tocilizumab desarrollaron tales infecciones. Tales “superinfections” reducen generalmente la posibilidad de supervivencia para los pacientes COVID-19.

Hydroxychloroquine fue incluido en las pautas del tratamiento para los hospitalizado COVID-19 en el remedio de Michigan para el primer dos y la mitad de semanas del período del estudio, antes de ser quitada mientras que emergieron las pruebas de su falta de ventaja y de riesgos. En todos, fue utilizado en un cuarto de los pacientes que recibieron el tocilizumab y un quinto de los que no lo hicieron. Los porcentajes similares de los dos grupos pacientes recibieron los esteroides, aunque ningunos recibieron dexamethasone.

Los pacientes en los dos grupos eran similares de la mayoría de las maneras a excepción de una edad media ligeramente más alta en el grupo del non-tocilizumab, y índices más inferiores de enfermedad pulmonar obstructiva crónica y de enfermedad de riñón crónica entre los pacientes del tocilizumab.

Source:
Journal reference:

Somers, E.C., et al. (2020) Tocilizumab for treatment of mechanically ventilated patients with COVID-19. Clinical Infectious Diseases. doi.org/10.1093/cid/ciaa954.