Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los antidepresivos y los betabloqueadores se conectan en parte al avance de peso del postmenopause

El avance de peso abdominal, que es común durante el período del postmenopause, se asocia a un arsenal de problemas de salud, incluyendo la diabetes y la enfermedad cardíaca.

Un nuevo estudio sugiere que el uso de antidepresivos, de betabloqueadores, y de la insulina durante la transición de la menopausia sea parcialmente culpar por tal avance de peso malsano. Los resultados del estudio se publican el hoy en línea en menopausia, el gorrón de la sociedad norteamericana de la menopausia (NAMS).

Muchas medicaciones prescritas para la hipertensión, la diabetes, la depresión, y/o otros problemas de salud mental se asocian a avance de peso involuntario.

Lamentablemente, las mujeres posmenopáusicas, que tienen ya una alta incidencia de ser gordas u obesas, son más probables ser tratadas con las medicaciones peso-que ascienden para estos diversos problemas de salud a la hora de la transición de la menopausia.

En este nuevo estudio basado en los datos cerco de las mujeres que participaron en la iniciativa de la salud de las mujeres, investigadores intentados para cuantificar la magnitud de la asociación entre medicaciones peso-que ascendían y un peso de tres años cambie en mujeres posmenopáusicas.

El estudio midió circunferencia (BMI) del índice de masa corporal y del combés en la línea de fondo y en 3 años y comprobó varias veces los resultados con un inventario del remedio prescrito, incluyendo los antidepresivos, los betabloqueadores, la insulina, y/o los glucocorticosteroids.

En base de estos resultados, los investigadores concluyeron que tomando por lo menos una medicación peso-que ascendía fue asociado a un mayor aumento en BMI y a la circunferencia del combés comparada con las mujeres no en estas medicaciones.

Ambas mediciones aumentaron con el número de drogas peso-que ascendían prescritas. Los que tomaron los antidepresivos o la insulina, o una combinación de antidepresivos y de betabloqueadores, eran más probable tener un aumento importante en BMI comparado con los no utilizadores.

Mujeres de la minoría racial y étnica--grupos con un peso más alto en la línea de fondo--también eran más susceptible al avance de peso asociado al uso de las medicaciones de la receta.

En respuesta a los resultados del estudio, los investigadores sugieren una necesidad de proveedores de asistencia sanitaria de ser más vigilantes al prescribir diversas medicaciones a las mujeres posmenopáusicas.

Específicamente, los proveedores de asistencia sanitaria necesitan determinar si las diversas medicaciones sean absolutamente necesarias, las opciones alternativas están disponibles, y si la dosis más inferior se está prescribiendo para ofrecer los resultados deseados.

Los resultados del estudio aparecen en el artículo “la asociación entre el uso de la medicación y el avance de peso peso-que ascienden en mujeres posmenopáusicas: conclusión de la iniciativa de la salud de las mujeres.”

“Este estudio destaca los efectos sobre la salud adversos importantes de la obesidad y de la asociación entre el uso de peso-ascender medicaciones tales como antidepresivos, antihypertensives, y mujeres de la media vida del avance de la insulina y de peso hacia adentro -.”

Además de asegurarse de que estas medicaciones peso-que ascienden estén utilizadas juicioso y en las dosis más inferiores necesarias para lograr los resultados deseados, estrategias de la forma de vida para atenuar estos efectos nocivos, tales como calidad de la dieta, nivel de actividad física, y calidad y duración del sueño, debe ser acentuado.”

El Dr. Stephanie Faubion, director médico, sociedad norteamericana de la menopausia