Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los vasos sanguíneos comunican con las neuronas sensoriales para regular su proliferación

Los investigadores en la universidad de Pompeu Fabra han mostrado por primera vez que los vasos sanguíneos comunican con las neuronas en el sistema nervioso periférico, regulando su proliferación y diferenciación. El estudio se publica hoy en los partes de la célula del gorrón y conducto usando zebrafish como modelo. Fue llevado por Berta Alsina, investigador principal de la transmisión de señales de la morfogénesis y de la célula en grupo de los sistemas sensoriales, y Laura implicada Taberner y Aitor Bañón.

ZF vessels and neuroblasts development Laura Taberner

Los investigadores, usando los vídeos en tiempo real, han descubierto que las neuronas y las células de los vasos sanguíneos emiten partes sobresalientes dinámicas para poder “hablar” el uno al otro. Estas partes sobresalientes se llaman filopodia de la transmisión de señales o los cytonemes y ellos tienen un receptor o un ligand en el extremo que permite que envíen señales. Fue descubierto solamente muy recientemente y es un mecanismo de transmisión de señales altamente exacto, ambo hacia adentro espacie y a tiempo.

Era sabido que las células y las células madres del buque en el cerebro comunican pero esto es él se ha atestiguado la primera vez a través de cytonemes en el sistema nervioso periférico. Usando técnicas spatiotemporal de alta resolución de la visualización in vivo hemos visto que ellas en tiempo real y ellas pudieron también estar en el cerebro.”

Berta Alsina, investigador principal

Esta comunicación permite el mantener de algunos precursores de neuronas en la quietud, es decir, inactiva, y ellos constituya un depósito de células madres. Así pues, si más tarde en edad adulta un daño ocurre, las células quietas pueden ser activadas y reemplazar las neuronas dañadas.

Laura Taberner, primer autor del estudio, explica eso “si todos los precursores neuronales nos proliferaran y distinguieran no tuvieran este depósito y no habría la oportunidad para la regeneración. En el sistema auditivo y vestibular, que es lo que estamos estudiando, los casos de la sordera o el vértigo pueden presentarse”.

El estudio también concluye que los precursores están inicialmente en un ambiente hipóxico, es decir, faltando el oxígeno, que los guarda el proliferar. Cuando los vasos sanguíneos conectan el uno al otro durante el revelado, el oxígeno es transportado por los vasos sanguíneos y el ambiente llega a ser normóxico. Los investigadores han encontrado que el oxígeno es la segunda señal de los buques y en este caso, en vez de quietud de regulación, el oxígeno regula la diferenciación de precursores neuronales a las neuronas.

Este estudio muestra que durante el revelado del sistema nervioso periférico, la formación de nuevas neuronas y el mantenimiento de células madres es altamente relacionados en señales de los vasos sanguíneos. Las neuronas reciben señales de todas las células circundantes, que son parte del ambiente en el cual residen y los buques son parte de este lugar. “Este nuevo conocimiento ayudará a entender la conexión entre la pérdida de oído y las enfermedades cardiovasculares, así como perfecciona los protocolos para la diferenciación in vitro de las neuronas para las terapias regeneradoras”, Taberner agrega.

Source:
Journal reference:

Taberner, L., et al. (2020) Sensory Neuroblast Quiescence Depends on Vascular Cytoneme Contacts and Sensory Neuronal Differentiation Requires Initiation of Blood Flow. Cell Reports. doi.org/10.1016/j.celrep.2020.107903.