Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las nuevas tecnologías genoma-que corrigen pueden ayudar a entender mutaciones genéticas enfermedad-asociadas

Las nuevas tecnologías genoma-que corrigen desarrolladas por los investigadores en el laboratorio de J. Keith Joung en el Hospital General de Massachusetts (MGH) tienen el potencial de ayudar a entender las mutaciones genéticas enfermedad-asociadas que se basan conectado C--G (citosina a la guanina) a únicos cambios bajos.

Los nuevos editores bajos también se diseñan para disminuir (“lejos-objetivo”) las mutaciones involuntarias que podrían potencialmente causar efectos secundarios indeseables.

Las nuevas tecnologías que corrigen bajas CRISPR-conducidas de la DNA se diseñan para inducir eficientemente cambios de la “transversión” de las bases de la DNA mientras que disminuyen los niveles de mutaciones indeseadas del “espectador”.

El prueba-de-concepto C--G al editor bajo, llamado CGBE1, y una versión más pequeña, miniCGBE1, es descrito en un papel por co-primer autores Ibrahim C. Kurt y Ronghao Zhou que fue publicado en línea en la biotecnología de la naturaleza del gorrón.

CRISPR (repeticiones palindrómicas cortas regularmente interspaced agrupadas) es una tecnología gen-que corrige primero descubierta como mecanismo de defensa en bacterias y en seguida aprovechada por los científicos como herramienta para cortar con tijeras fuera y/o reparar series de la DNA.

Las primeras técnicas de CRISPR confiaron en crear y reparar interruptores de la DNA del doble-cabo.

El corregir bajo es una nueva forma de corregir del gen de CRISPR que fue desarrollado por el laboratorio de David Liu en la Universidad de Harvard y el instituto amplio. No se basa en la introducción de un interruptor doble-trenzado en la DNA, sino se centra bastante en directamente el cambio de una única base en la DNA,”

Grünewald juliano, Doctor en Medicina., autor Co-correspondiente del estudio, unidad de la patología de MGH y Facultad de Medicina moleculares de Harvard

Los editores bajos son las proteínas de la fusión que utilizan una forma modificada de CRISPR-CAS que se apunte a un sitio específico del objetivo con la ayuda de un ARN de la guía, donde entonces despliega una enzima llamada una desaminasa para modificar una base específica para crear un cambio deseado de la DNA.

Por ejemplo, la técnica se puede utilizar para convertir una base de la citosina (c) a una base del thymine (t), ambas bases dentro de la clase de la pirimidina (realizada con un editor de la base de la citosina, o CBE). Semejantemente, un editor de la base de la adenina (ABE) es capaz de convertir una adenina (a) a un (G) de la guanina, ambos que son bases de la purina.

CGBE1 leverages una variante de CBE que fue publicada en 2019 por J. Keith Joung, Doctor en Medicina, doctorado y colegas en naturaleza. Esta variante anterior de CBE, llamada SECURE-CBE, fue mostrada para inducir C--T a cambios con marcado menos efectos del ARN del lejos-objetivo.

La nueva herramienta CGBE1 incorpora la desaminasa de esta variante de SECURE-CBE, que así como otros componentes habilita el intercambio técnico desafiador de bases a partir de una clase a otra mientras que todavía disminuye el riesgo de cambios indeseados.

“Hay mutaciones enfermedad-asociadas sabidas o las mutaciones patógenas que se podrían reparar por este tipo de corregir,” Grünewald dice.

Sin embargo, el número exacto de enfermedades que pudieron ser corregibles con CGBE1 o una plataforma que corregía similar es no entendible.

“Todavía estamos en un primero tiempo con esta nueva clase de los editores de la base de la transversión; CGBE1 todavía requiere la optimización adicional y sería prematuro decir que esto está listo para la clínica.”

“Solamente lo prevemos que CGBE1 podría ser útil para los usos de la investigación, habilitando la introducción de específico C--G a mutaciones,” decimos.

Source:
Journal reference:

Kurt, I. C., et al. (2020) CRISPR C-to-G base editors for inducing targeted DNA transversions in human cells. Nature Biotechnology. doi.org/10.1038/s41587-020-0609-x.