Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio de UB valida un objetivo farmacológico nuevo para la enfermedad de Alzheimer

Un estudio de UB publicado en el gorrón Neurotherapeutics ha validado un nuevo objetivo farmacológico para la enfermedad de Alzheimer.

La demostración de los resultados la inhibición de la hidrolasa soluble del epóxido de la enzima (sEH) en modelos murine con la enfermedad reduce el proceso neuroinflammatory, perfeccionando la reacción del endogen del organismo y reduciendo el daño neuronal y la muerte que causan este tipo de demencia.

Estos resultados confirman el papel de esta enzima en la evolución de la enfermedad de Alzheimer y establecen claramente su inhibición como objetivo estratégico potencial para esta enfermedad y para otras que ofrezcan el neuroinflammation.

El nuevo estudio es llevado por los conferenciantes de la facultad de ciencias Mercè Pallàs (instituto de neurologías), Santiago Vázquez (instituto de la biomedecina del UB - IBUB) Carlos Galdeano (IBUB), y cristiano Griñán-Ferré (instituto de la farmacia y de la alimentación de neurologías) de la universidad de Barcelona.

Otros participantes son los expertos del instituto de la investigación biomédica de Barcelona (IIBB) - de CSIC y de IDIBAPS-, la universidad autónoma de Barcelona, de la universidad de Santiago de Compostela y de la universidad de California Davis.

Una estrategia centrada en procesos inflamatorios

Las drogas que se utilizan actualmente para tratar la enfermedad de Alzheimer tienen una eficiencia limitada y solamente en fases livianas de la enfermedad.

Las estrategias terapéuticas de los años pasados se han apuntado específicamente en equilibrar los caminos moleculares tales como la acumulación de beta amiloideo y la formación de placas en el cerebro, típica en esta patología.

En el estudio, los investigadores utilizaron una nueva aproximación relacionada con los procesos inflamatorios que contribuyen para soltar esta enfermedad y dan forma su patogenesia. “Es importante desplegar la investigación sobre la terapia para tratar a Alzheimer hacia los nuevos objetivos farmacológicos, preferiblemente relacionados a los caminos patofisiológicos de la enfermedad.

En este caso, nuestro interés mintió conectado ella, puesto que su inhibición mostró que los efectos antiinflamatorios potentes y algunos de sus inhibidores eran o que habían sido en fases clínicas en el tratamiento para la hipertensión, los procesos antiinflamatorios y el dolor neuropático”, las notas Mercè Pallàs.

La enzima ella está presente en el organismo entero y que es relativamente abundante en los cerebros murine y humanos.

Esta enzima hace los ácidos epoxyeicosatrienoic (EETs), las moléculas que reducen la reacción inflamatoria bajo condiciones patológicas tales como hipertensión o diabetes, pierde su actividad antiinflamatoria y puede incluso causar la inflamación.

Dado éstos el fondo, los investigadores analizaban los efectos de la inhibición de la ella en dos modelos animales con la enfermedad de Alzheimer, uno mirado como Alzheimer familiar y el otro conectado al progreso de la enfermedad con edades avanzadas.

La primera parte del estudio mostró que la expresión de esta enzima aumentó de dos modelos animales - comparados al grupo de mando así como de muestras del cerebro de pacientes con Alzheimer. “Estas conclusión la hacen que se conectará a la progresión de Alzheimer y podemos considerarla para ser un nuevo objetivo farmacológico”, observamos al investigador.

Drogas con efectos del neuroprotector

Una vez que la enzima consideraban un nuevo objetivo terapéutico, los investigadores lo validaron usando tres ella los inhibidores estructural diferentes, uno de ellos diseñó y sintetizó por el grupo llevado por Santiago Vázquez.

Los resultados mostraron que todas las composiciones usadas, sin importar su estructura química, podían prevenir el deterioro cognoscitivo en ambos modelos animales.

El tratamiento oral con diversas drogas permitió que paráramos el daño cognoscitivo y redujo todos los marcadores de la enfermedad, tales como la acumulación de placas amiloideas, de fosforilación del tau, de tensión del retículo endoplásmico, y de tensión oxidativa.”

Mercè Pallàs, conferenciante, facultad de farmacia y ciencias de la alimentación, instituto de neurologías

Por otra parte, la nueva estrategia terapéutica puede tener implicaciones en el tratamiento de otras patologías. “ella que lleva a un aumento de las defensas antiinflamatory del endogen en el organismo significa que los inhibidores de la enzima pueden ser una terapia apropiada, eficiente y segura en patologías que ofrezcan la inflamación”, notas Santiago Vázquez.

El investigador agrega que están fijando los nuevos inhibidores de la ella patentaron por la universidad de Barcelona no sólo en los modelos para la enfermedad de Alzheimer pero también en modelos del tipo enfermedad de la Niemann-Selección de C, el dolor neuropático y la pancreatitis aguda, todos con un elemento inflamatorio importante.

Source:
Journal reference:

Griñán-Ferré, C., et al. (2020) Pharmacological Inhibition of Soluble Epoxide Hydrolase as a New Therapy for Alzheimer’s Disease. Neurotherapeutics. doi.org/10.1007/s13311-020-00854-1.