Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos descubren la aparición y la extensión de los parásitos de malaria artemisinin-resistentes en Rwanda

La resistencia al artemisinin, el componente principal de los tratamientos antimalariales actuales recomendados por el WHO, es ya dispersa en Asia sudoriental, pero no había sido descrita previamente en África.

Los científicos del Institut Pasteur, en colaboración con el programa de mando nacional de la malaria en Rwanda (centro biomédico de Rwanda), la Organización Mundial de la Salud (WHO), el hospital y la Universidad de Columbia (Nueva York, los E.E.U.U.) de Cochin, descubrieron recientemente la aparición y la extensión de los parásitos de malaria capaces de oponerse a derivados del artemisinin por primera vez en Rwanda.

Los resultados de la investigación fueron publicados el 3 de agosto de 2020 en remedio de la naturaleza.

La malaria, causada por los parásitos del género Plasmodium, representa un problema de salud pública importante. Casi 3,2 mil millones personas (virtualmente la mitad la población de mundo) en 89 países están a riesgo de contratar la enfermedad, para la cual no hay actualmente vacuna. Cada año, sobre 200 millones de casos y sobre 400.000 muertes se registra.

Por más de 15 años, el tratamiento de los episodios de la malaria (ciclos típicos de la enfermedad que alterna entre la fiebre, temblor y los moldes, y el reblandecer severo) causados por falciparum del Plasmodium ha dependido de las terapias artemisinin-basadas de la combinación (actos), que combinan un derivado de acción rápida del artemisinin y una droga del socio con una semivida larga.

Desde 2008, los parásitos capaces de resistir derivados del artemisinin en Asia sudoriental (Camboya, Tailandia, Vietnam, Myanmar y Laos) han llegado a ser cada vez más frecuentes.

Esta resistencia, que lleva a un retraso en la tolerancia de parásitos de la circulación sanguínea de individuos trató con un ACTO, es actualmente una amenaza grave que puede obstaculizar esfuerzos de abordar la enfermedad.

Una preocupación importante es que estos parásitos resistentes se extenderán con África subsahariana, el continente más afectado por la malaria (el >90% de casos), al igual que el caso con las generaciones anteriores de antimalarial los antagonistas de los tratamientos (cloroquina y ácido fólico).

En los años 80, la eficacia reducida de la cloroquina se piensa para haber contribuido a vario millón de muertes adicionales de la malaria en niños africanos jovenes.

Desde 2014, la distribución geográfica de la resistencia del artemisinin se ha vigilado basó en la detección de mutaciones en el gen Kelch13 en parásitos. Estas mutaciones se creen para reducir la función de la proteína Kelch13, probablemente implicada en la degradación de la hemoglobina en glóbulos rojos infectados.

Actualmente, los parásitos resistentes más dispersos de Asia sudoriental tienen la mutación de C580Y. Recientemente, los parásitos del mutante de C580Y también se han descubierto en Guyana y Papúa Nueva Guinea. En África, en donde los actos siguen siendo muy efectivos, los parásitos del mutante Kelch13 han seguido siendo raros.

Por ejemplo, las KARMAS estudian, el primer mapa global de la resistencia del artemisinin, mostrado que menos el de 5% de muestras africanas tenían mutaciones y que más el de 50% de los mutantes descubiertos habían sido observadas solamente una vez.

Los científicos también demostraron que lo más frecuentemente no consultó la mutación observada en África (A578S) resistencia del artemisinin a los parásitos asiáticos gen-corregidos.

Los científicos del Institut Pasteur, implicado en un proyecto Quien-soportado sobre la supervisión molecular de la resistencia en África, determinaron recientemente los primeros signos de la aparición de los parásitos artemisinin-resistentes del mutante Kelch13 en África.

Los resultados describen proporciones importantes de parásitos que llevan la mutación de R561H en dos situaciones el 100km aparte (las incidencias de 7,4% en Masaka y 0,7% en Rukara, respectivamente).

la secuencia del Entero-genoma de estos parásitos indica que los mutantes de R561H fueron seleccionados de poblaciones ruandesas del parásito y que no se habían extendido de parásitos asiáticos (de Tailandia o de Myanmar, donde la mutación de R561H se ha observado previamente).

Estos resultados inesperados ponen en contraste con los decorados anteriores en los cuales la aparición de los parásitos de la cloroquina o pirimetamina-resistentes en África fue causada por la extensión de parásitos resistentes de Asia sudoriental. Fue pensado que un decorado similar solicitaría la aparición de parásitos artemisinin-resistentes en África.”

Desiderio Ménard, jefe de la genética y de la unidad de resistencia, Institut Pasteur de la malaria

El hecho que esta deformación resistente ha extendido entre varios lugares en Rwanda y su capacidad de resistir el artemisinin in vitro tiene implicaciones importantes de la salud pública.

En ausencia de dimensiones efectivas de contener la extensión de parásitos resistentes en Rwanda y los países vecinos, hay un riesgo que detectarán en un cierto plazo la capacidad de resistir las drogas del socio usadas en actos. Esto significaría que los únicos tratamientos disponibles llegaron a ser ineficaces, como ha ocurrido en Asia sudoriental.

Un modelo de este decorado, en el cual no se toma, recientemente predijo ningunas dimensiones que la ineficacia de actos en África podría ser responsable de 78 millones de casos adicionales y de 116.000 muertes adicionales durante un período de cinco años.

Source:
Journal reference:

Uwimana, A., et al. (2020) Emergence and clonal expansion of in vitro artemisinin-resistant Plasmodium falciparum kelch13 R561H mutant parasites in Rwanda. Nature Medicine. doi.org/10.1038/s41591-020-1005-2.