Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La cirugía para la colesistitis aguda durante embarazo puede ser más segura que posponiendo

Los cálculos biliares dolorosos son comunes durante embarazo. El dolor puede ser intenso, adelantándose repentinamente, aumentando y a menudo irradiando al dorso. Cuando los cálculos biliares causan la inflamación de la vesícula biliar, una condición llamada colesistitis, los síntomas puede empeorar, con náusea de la fiebre y vomitar además del dolor.

El retiro quirúrgico de la vesícula biliar es el tratamiento más efectivo, pero la cirugía durante embarazo se teme a menudo y se pospone a veces. En el estudio más grande de los E.E.U.U. hasta la fecha, los cirujanos de Jefferson observaron que los moldes-madre que experimentaban colesistitis durante embarazo tenían mejores resultados si tenían cirugía durante su embarazo que si la cirugía fue demorada hasta después de parto.

Las pautas actuales recomiendan la cirugía para la colesistitis aguda durante embarazo, pero muchos pacientes y proveedores demoran cirugía. Quisimos saber que cuantas veces las pautas fueron seguidas, y si lo que sigue esas pautas perfeccionó de hecho los resultados para las mujeres embarazadas.”

Francisco Palazzo, Doctor en Medicina, vicepresidencia de la cirugía en el hospital de la universidad de Thomas Jefferson, autor mayor en el estudio

El estudio fue publicado en los anales de la cirugía.

El estudio examinó los archivos de una muestra nacional de 6.390 mujeres embarazadas admitidas a un hospital con colesistitis aguda de la base de datos a escala nacional de la readmisión entre las fechas de enero de 2010 y septiembre de 2015. A pesar de pautas nacionales, solamente 38,2% de mujeres tenían cirugía para quitar sus vesículas biliares cuando presentaron con colesistitis durante embarazo.

Las mujeres embarazadas con la colesistitis que no experimentó cirugía de la vesícula biliar eran tres veces más probables tener complicaciones maternal-fetales en relación con las que tenían cirugía. Las complicaciones maternal-fetales investigaron incluyeron una combinación del parto muerto, del incremento fetal pobre, del aborto, del lanzamiento prematuro, de la C-sección, de la extracción de aire obstétrica, del thromboembolism venoso y de la infección intraamniotic. Estas diferencias fueron impulsadas sobre todo por un aumento en incremento fetal pobre, lanzamiento prematuro y la C-sección entre esas mujeres embarazadas que no tenían cirugía de la vesícula biliar.

“Los datos no nos informan que exactamente porqué ocurrieron estas complicaciones, apenas ése que eran mas comunes en las mujeres cuyas cirugías fueron demoradas después de diferencias que explicaban entre los grupos,” dice a primer autor Arturo J. Rios-Díaz, Doctor en Medicina, 4to residente del año en el departamento de la cirugía. Las mujeres que no tenían cirugía durante su embarazo eran también los 61% más probables ser readmitido al hospital en el plazo de 30 días de descarga, y los 95% más probablemente que se readmitirán con una complicación maternal-fetal.

“Puede ser muy asustadiza y doloroso para que las mujeres embarazadas experimenten colesistitis,” dice al co-autor Vicente Berghella, director de la división de remedio fetal maternal en Jefferson. “Muchos médicos son cirugía de recomendación incómoda para las mujeres embarazadas. Pero estos datos muestran sin obstrucción que hay riesgos con esperar fuera cirugía. Los pacientes y los médicos deben siempre primero discutir la opción de la administración que sería elegida si el paciente no estaba embarazada. Como para casi el resto de las dolencias que puedan ocurrir en embarazo, la mejor opción, en este caso cirugía con el retiro de la vesícula biliar, se debe hacer sin importar estar embarazada o no.”

“Clásico, han entrenado a los médicos que la cirugía se debe desalentar en el primer trimestre, y tercer trimestre,” dice al Dr. Palazzo. “Solamente esas creencias se han basado en estudios de mala calidad y anticuados. Los datos sugieren que los riesgos puedan ser mucho mayores para las mujeres con colesistitis que no consiguen cirugía hasta después de parto.”

Source:
Journal reference:

Rios-Diaz, A.J., et al. (2020) Is It Safe to Manage Acute Cholecystitis Nonoperatively During Pregnancy? A Nationwide Analysis of Morbidity According to Management Strategy. Annals of Surgery. doi.org/10.1097/SLA.0000000000004210.