Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio encuentra pruebas del dysbiosis de la tripa en gente con la enfermedad de Huntington

Un estudio clínico del mundo primero del microbiome de la tripa en gente con la enfermedad de Huntington (HD) ha encontrado que no es apenas una enfermedad del cerebro, pero también de la carrocería.

El estudio, llevado por el instituto de Turner de la universidad de Monash para el cerebro y la salud mental, con la colaboración del instituto de Florey para las neurologías encontró pruebas del dysbiosis de la tripa (bacterias alteradas en el aparato gastrointestinal) en gente con HD, con algunas de las dimensiones de la tripa asociadas a síntomas de la enfermedad, tales como movimientos y pensamiento empeorados.

Las conclusión, publicadas en comunicaciones del cerebro, aumentan preguntas interesantes con respecto al papel de la tripa en la enfermedad de Huntington, y su potencial como objetivo para la intervención terapéutica futura, o para la progresión de búsqueda de la enfermedad.

Los investigadores del guía, el candidato doctoral Cory Wasser de la neuropsicología y el profesor Julia Stout, director del laboratorio cognoscitivo clínico de la neurología de la universidad de Monash, utilizaron muestras fecales para investigar si el microbiome de la tripa en gente con HD difiere a ésos sin el gen de HD.

El estudio incluyó a 42 participantes con el gen de HD, incluyendo 19 personas con HD, 23 personas con el gen pero no todavía mostrar de HD síntomas de HD, y 36 participantes sanos que no llevaron la mutación de gen.

Según profesor Stout, “es también posible que los cambios en estos trillones de las bacterias de la tripa - que exceden en número el trillón o las células tan humanas en la carrocería de cada persona - que se saben “para hablar con el cerebro”, podrían también afectar a síntomas de HD tales como depresión y demencia.”

En gente con HD, los investigadores encontraron movimientos importantes en el nivel de familias bacterianas, la alteración del potencial de la tripa para enviar hace señales al cerebro y a otros órganos.

Estas conclusión pueden también significar que el cambio de bacterias de la tripa puede ser una causa o un precursor a algunos de los síntomas más debilitantes asociados a HD, según los investigadores.

Estos resultados aumentan el asunto de tormento de si la tripa puede ser objetivos potenciales para que la intervención terapéutica futura perfeccione resultados en la enfermedad y otras enfermedades neurodegenerative de Huntington.”

Profesor Julia Stout, director del laboratorio cognoscitivo clínico de la neurología de la universidad de Monash

La enfermedad de Huntington es una condición neurológica genética debilitante que afecta gradualmente a la función de los movimientos de una persona, emocional y cognoscitiva. Cada descendiente de un padre con el gen de HD tiene una ocasión del 50 por ciento de heredar la mutación genética que causa la enfermedad.

No hay vulcanización y una vez que aparecen los síntomas, la esperanza de vida reduce por 10-25 años, con los estados avanzados de la enfermedad que afecta seriamente calidad de vida.

En gente con HD, los síntomas del motor llegan a ser debilitantes, la disminución cognoscitiva progresa eventual a la demencia, y la depresión se estima para ser cinco a 10 veces más común en HD que en la población en general.

Source:
Journal reference:

Wasser, C.I., et al. (2020) Gut dysbiosis in Huntington’s disease: associations between gut microbiota, cognitive performance and clinical outcomes. Brain Communications. doi.org/10.1093/braincomms/fcaa110.