Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: El alto azúcar de sangre puede accionar resultados peores en los pacientes COVID-19

A medida que COVID-19 continúa rabiar a través de los E.E.U.U., los investigadores son excavación más profunda en cómo el virus da rienda suelta a estrago en la carrocería, especialmente para ésas con una enfermedad crónica preexistente.

Ahora, después de observaciones preliminares de 200 pacientes COVID-19 con hiperglucemia severa, las personas del remedio de Michigan están vertiendo la luz en un nuevo papel americano de la asociación de la diabetes sobre porqué el alto azúcar de sangre puede accionar resultados peores en la gente infectada con el virus.

Y los investigadores han desarrollado una herramienta de gestión del azúcar de sangre que puede potencialmente reducir el riesgo de infecciones, de entregas del riñón y de retenes secundarios de los cuidados intensivos en la gente con diabetes, los prediabetes o la obesidad que consigue COVID-19.

“Basó en observaciones preliminares de nuestros pacientes, ésos con una de estas condiciones preexistentes están en de alto riesgo para hacer la disfunción respiratoria inducida por virus mucho peor, potencialmente dando por resultado muerte,” dice primera autor Roma Gianchandani, M.D., profesor del remedio interno en la división del remedio de Michigan de metabolismo, de endocrinología y de diabetes.

¿Pero por qué?

Autor Estallido-Busui mayor de Rodica M.D. Ph.D., Larry. Profesor de D Soderquist de la diabetes, profesor del remedio interno y vicepresidencia de la investigación clínica en el departamento del remedio interno, los sospechosos es la calidad inferior, la naturaleza inflamatoria de la diabetes y la hiperglucemia que ascienden la onda irruptiva inflamatoria de los virus, dando por resultado resistencia a la insulina e hiperglucemia severa.

“Cuando la carrocería se convierte en ésta inflamada, acciona una inmunorespuesta anormal que en vez apenas de atacar el virus, afecte al descanso de las células sanas y del tejido de la carrocería, llevando al deterioro rápido en salud,” ella dice.

Específicamente, estos pacientes están en un riesgo creciente para la ventilación mecánica, terapia del repuesto del riñón debido a la insuficiencia renal y que requiere las medicaciones conocidas como vasopressors para parar tensión arterial baja o los esteroides peligroso de combate síndrome de señal de socorro respiratoria agudo.

“Todas estas complicaciones hacen la administración del azúcar de sangre más difícil, pero convencen nuestras personas que esta administración es esencial prevenir las complicaciones que llevan a los retenes prolongados el hospitalizado, o morbosidad,” Gianchandani dice. “Un estudio reciente ha mostrado ya que hay una correlación entre el azúcar de sangre y los niveles inferiores bien-controlados de marcadores inflamatorios.”

El equipo de investigación desarrolló una herramienta para determinar y para manejar el alto azúcar de sangre en los pacientes COVID-19, colocándolos en ciertas categorías del riesgo que observaban severidad de la hiperglucemia, la presencia de obesidad, el nivel de resistencia a la insulina, el fragmento de la disfunción del riñón y pruebas de los cambios del rapid en marcadores inflamatorios.

Ejecución de un algoritmo

Los equipos directivos creados recientemente de la hiperglucemia se establecieron para encontrar una manera de vigilar la diabetes de los pacientes sin tener que utilizar un equipo protector más personal para visitar los cuartos todo el tiempo. Era también importante reducir la exposición del proveedor de asistencia sanitaria al virus tanto cuanto sea posible.

Aunque típicamente sea exacto, un monitor contínuo de la glucosa no estuviera como útil porque la tensión arterial baja de un paciente y el uso de las medicaciones de la presión arterial podrían elevar falso niveles de azúcar de sangre.

El nuevo protocolo pedido lanzamiento de la insulina cada seis horas, y al mismo tiempo una enfermera comprobarían hacia adentro el paciente. Algunos pacientes que estaban en los ventiladores o la recepción de altas dosis de la vitamina C conseguiría sus niveles de azúcar de sangre arterial o venosa verificados, reemplazando la necesidad de la verificación del azúcar de la sangre de las personas.

Para ésos con los niveles de azúcar de sangre más altos y la hiperglucemia severa, las infusiones de la insulina eran una opción para los pacientes hasta que sus niveles cayeran entre un alcance normal.

El resultado de estos esfuerzos ayudó con éxito más bajo a niveles de azúcar de sangre sin contacto cada vez mayor de la enfermera o la carga total en las personas de la atención primaria y el uso del PPE.

Perfeccionando el azúcar de sangre controle era importante en reducir la cantidad de infecciones secundarias y las entregas del riñón esta cohorte de pacientes son susceptibles a. Esto pudo ayudar a acortar retenes de ICU y a aminorar a la cantidad de pacientes que necesitan un ventilador.”

Roma Gianchandani, M.D, autor y profesor del estudio primer, departamento del remedio interno, división de metabolismo, endocrinología y diabetes, remedio de Michigan - Universidad de Michigan

Es importante observar este algoritmo no fue convertido como resultado de una juicio clínica, sino se basa solamente en observaciones preliminares en los pacientes que las personas siguieron. Un estudio más grande, seleccionado al azar y controlado es necesario determinar cómo este algoritmo afecta mortalidad, tiempo a la recuperación, el largo de los retenes de ICU y el índice de complicaciones severas.

“Nuestras personas están observando adelante a los pasos siguientes en confirmar nuestra hipótesis,” Gianchandani dice. “Mientras tanto, pienso que estas observaciones validan la importancia de la administración del azúcar de sangre en los pacientes COVID-19 y que pueden servir como una guía o inspiración para otras instituciones.”

Source:
Journal reference:

Gianchandani, R., et al. (2020) Managing Hyperglycemia in the COVID-19 Inflammatory Storm. Diabetes. doi.org/10.2337/dbi20-0022.