Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Un basado en programas en ayudas del AI fija la progresión de la atrofia geográfica

Un basado en programas en la inteligencia artificial (AI), que fue desarrollada por los investigadores en la clínica de aro del hospital Bonn de la universidad, de la Universidad de Stanford y de la universidad de Utah, habilita la evaluación exacta de la progresión de la atrofia geográfica (GA), una enfermedad de la retina sensible a la luz causada por la degeneración macular relativa a la edad (AMD).

Esta aproximación innovadora permiso la medición completo automatizada de las lesiones atróficas principales usando datos de la tomografía óptica de la coherencia, que ofrece la visualización tridimensional de la estructura de la retina. Además, el equipo de investigación puede determinar exacto la integridad de células sensibles a la luz de la retina central entera y también descubrir los cambios degenerativos progresivos de los supuestos fotorreceptores más allá de las lesiones principales. Las conclusión serán utilizadas para fijar la eficacia de nuevas aproximaciones terapéuticas innovadoras. El estudio ahora se ha publicado en el gorrón “oftalmología del JAMA”.

No hay tratamiento efectivo para la atrofia geográfica, una de las causas mas comunes de la ceguera en naciones industrializadas. La enfermedad daña las células de la retina y las hace morir. Las lesiones principales, áreas de la retina degenerada, también conocidas como “atrofia geográfica”, se despliegan como progresa la enfermedad y dan lugar a puntos ciegos en el campo de visión de la persona afectada. Un reto importante para las terapias de evaluación es que progresan estas lesiones despacio, así que significa que los estudios de la intervención requieren un período largo de la continuación. “Al evaluar aproximaciones terapéuticas, hemos concentrado hasta ahora sobre todo en las lesiones principales de la enfermedad. Sin embargo, además de baja central del campo de visión, los pacientes también sufren de síntomas tales como una sensibilidad liviana reducida en la retina circundante,” explican al profesor el Dr. Frank G. Holz, director de la clínica de aro en el hospital Bonn de la universidad. “Preservar la microestructura de la retina fuera de las lesiones principales por lo tanto sería ya un logro importante, que se podría utilizar para verificar la eficacia de las aproximaciones terapéuticas futuras.”

La integridad de células sensibles a la luz predice la progresión de la enfermedad

Los investigadores podían además mostrar que la integridad de células sensibles a la luz fuera de áreas de la atrofia geográfica es un calculador de la progresión futura de la enfermedad. “Puede por lo tanto ser posible retrasar la progresión de las lesiones atróficas principales usando las aproximaciones terapéuticas que protegen las células sensibles a la luz circundantes,” dice a profesor Mónica Fleckenstein del centro del aro de Moran en la universidad de Utah en los E.E.U.U., iniciador del estudio Bonn-basado de la historia natural en la atrofia geográfica, en la cual se basa la publicación actual.

La investigación en oftalmología dato-se impulsa cada vez más. El análisis completo automatizado, exacto de los cambios más finos, microestructurales de datos ópticos de la tomografía de la coherencia usando el AI representa un paso importante hacia el remedio personalizado para los pacientes con la degeneración macular relativa a la edad. También sería útil evaluar de nuevo más viejos estudios del tratamiento con los nuevos métodos para fijar efectos posibles sobre integridad del fotorreceptor.”

El Dr. Maximiliano Pfau, autor importante de la clínica de aro en el hospital Bonn de la universidad

El Dr. Maximiliano Pfau está trabajando actualmente como una persona del asiento de investigación alemán (DFG) y becario postdoctoral en la Universidad de Stanford en el departamento de la ciencia biomédica de los datos