Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudio: Más los de 20% de clínicas de reposo en los E.E.U.U. todavía denuncian el estado mayor, escaseces del PPE

Casi la mitad de todas las muertes COVID-19 en los Estados Unidos ha ocurrido entre los residentes de la clínica de reposo, cuya edad, las dolencias crónicas, y juntan alojamiento colocan los y a sus cuidadores en de alto riesgo de contratar la enfermedad.

Pero, seis meses en el pandémico, el más de 20 por ciento de clínicas de reposo en los E.E.U.U. continúa denunciar escaseces severas de estado mayor y de equipo protector personal (PPE), según un nuevo estudio.

El veinte por ciento está mucho, dado donde estamos en el curso de este pandémico. Habría esperado por el mes seis que estaríamos cercanos al por ciento cero. Mientras que ha habido algún cambio en las cuales las clínicas de reposo han estado denunciando estos problemas, de un nivel nacional, nosotros todavía no esté en la trayectoria correcta.”

Brian E. McGarry, Ph.D., profesor adjunto de la geriatría/del envejecimiento y ciencias de la salud pública en la universidad del centro médico de Rochester (URMC)

Brian E. McGarry es autor importante de un papel liberado como agilización delante del artículo de la huella por los asuntos de la salud del gorrón

El estudio, conducto en colaboración con David C. Grabowski, Ph.D., profesor del plan de acción de la atención sanitaria en la Facultad de Medicina de Harvard, y Michael L. Barnett, profesor adjunto de M.D., de M.S. de la política sanitaria y administración en T.H. Chan School de Harvard de la salud pública, está entre la primera para denunciar a resultados del los nuevos centros para Seguro de enfermedad y la base de datos de la clínica de reposo COVID-19 de los servicios de Medicaid (CMS).

La base de datos incluye reacciones de más de 15.000 clínicas de reposo y de otros centros de asistencia a largo plazo--o el 98 por ciento del total de los E.E.U.U. --en relación con el impacto de COVID-19 en el estado mayor y residentes. La base de datos es muy imperfecto, McGarry dice. Algunas de las preguntas que las clínicas de reposo responden a son “ambiguas” y se podrían afilar para sacar a más detalles.

No obstante, sobre la base de las reacciones de la clínica de reposo presentadas para la base de datos del 18 de mayo al 14 de junio, y del 24 de junio al 19 de julio, los investigadores determinaron eso:

  • Los índices de estado mayor y de escaseces del PPE no perfeccionaron significativo de mayo a julio.
  • Las instalaciones muy probablemente para denunciar escaseces eran ésas con los casos COVID-19 entre residentes y el estado mayor, ésos que servían a una parte elevada de los beneficiarios de Medicaid, y los que rayan más bajo en un sistema de calificación de cinco estrellas de la calidad utilizaron por CMS.

“Tener una escasez de cualquier tipo de estado mayor afecta a cada aspecto del cuidado clínico, mientras que una escasez de cualquier elemento del PPE puede romper protocolos del mando de la infección,” el estudio dice.

Las máscaras N95 y los vestidos continuaron ser las escaseces lo más común posible denunciadas del PPE, con las escaseces del vestido facilitando ligeramente el 19 de julio. Aunque el gobierno federal prometió en mayo proveer de clínicas de reposo un abastecimiento de dos semanas de PPE, “muchas clínicas de reposo denunciaron que no recibieron al PPE adecuado con esta iniciativa.”

Y aunque los centros para el control de enfermedades pedido clínicas de reposo para desarrollar planes para atenuar escaseces que proveen de personal, “muchas clínicas de reposo lucharon con proveer de personal antes de COVID-19, y las escaseces se han magnificado según se informa porque muchos proveen de personal no pueden o poco dispuesto trabajar en estas condiciones,” el estudio denuncia. Las enfermeras, los ayudantes de oficio de enfermera y el “otro estado mayor” continuaron ser categorías de estado mayor con la mayoría de las escaseces.

“Está tratando, aunque sea no inesperado, que clínicas de reposo más perjudicadas y más de baja calidad, tales como ésas con un por ciento más alto de ingresos de Medicaid o ésas con aforos más inferiores de la estrella, tienen escaseces de estado mayor peores. Éstas son las instalaciones cuyos márgenes de beneficio serán necesariamente más inferior debido al pago insuficiente de Medicaid para los costos de la clínica de reposo,” el estudio dicen.

“Esto no está apenas sobre las clínicas de reposo malas que hacen un trabajo malo,” McGarry agrega. Las “clínicas de reposo son mucha a merced de los niveles de infección en las comunidades alrededor de ellas. COVID-19 es indistinto. No cuida si usted es una instalación de cinco estrellas o no. La mayoría del modo eficaz de prevenir los brotes COVID-19 en clínicas de reposo está reduciendo la incidencia de la enfermedad en las comunidades que sirven.”

Además, los investigadores recomiendan eso:

  • El principal prioridad se ponga en el aseguramiento de que todas las clínicas de reposo tienen un abastecimiento como mínimo suficiente de PPE “si los responsables políticos se preponen salvar tantas vidas como sea posible.”
  • Los empaquetar de estímulo futuros proporcionan la ayuda financiera adicional, apuntada para la atención a los pacientes directa y los abastecimientos en clínicas de reposo con poblaciones más perjudicadas, acopladas con descuido apropiado para asegurar fondos se utilizan apropiadamente.
  • Los estados con las escaseces más severas del estado mayor de la clínica de reposo “dan prioridad a su elasticidad de las clínicas de reposo” para ocuparse de brotes.
  • Seguro de enfermedad continúa su consolidación a recopilar y a diseminar la información en los recursos disponibles de las clínicas de reposo, pero también pone al día preguntas del levantamiento topográfico para reflejar las realidades actuales del pandémico, incluyendo tiempo de vuelta de la prueba.