Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El pandémico de las demostraciones COVID-19 del estudio tiene impacto profundo, negativo en gente con trastornos alimentarios

El pandémico COVID-19 está teniendo un profundo, el impacto negativo en nueve fuera de diez personas con la experiencia de trastornos alimentarios, un nuevo estudio de la universidad de Northumbria, Newcastle, revela.

Según batido, la caridad del trastorno alimentario del Reino Unido, aproximadamente 1,25 millones de personas de en el Reino Unido tiene un trastorno alimentario. Hasta ahora, poco era sabida sobre el impacto del pandémico en esta población.

Mientras que es evidente que el brote COVID-19 está teniendo un efecto importante sobre la población global, la investigación realizada por académico del departamento de la psicología de Northumbria muestra que el pandémico aumenta los retos adicionales, únicos para los individuos con trastornos alimentarios.

El estudio viene después de que los lamamientos de la comunidad científica investigar las consecuencias para la salud mentales del pandémico para los grupos vulnerables, tales como los ancianos y ésos con condiciones serias de salud mental, incluyendo ésos con la experiencia viva de trastornos alimentarios.

Además de aumentar la percatación del impacto del pandémico para ésos afectados por trastornos alimentarios, los resultados tienen el potencial de influenciar las víveres, la dirección y los planes de acción futuros del servicio médico. El papel será publicado en el gorrón de trastornos alimentarios en línea el lunes 24 de agosto.

Exploración del impacto en bienestar

Durante los primeros tiempos del lockdown pandémico BRITÁNICO, el Dr. Dawn Branley-Campana y el Dr. Catherine Talbot reconoció a individuos en todo el país quién están experimentando actualmente, o en la recuperación de, un trastorno alimentario.

Los resultados sugieren que las desorganizaciones a la vida de cada día como resultado de la distancia del lockdown y del social puedan tener un impacto perjudicial en un bienestar de individuo, con casi nueve fuera de diez (el 87%) de participantes que denuncian que sus síntomas habían empeorado como resultado del pandémico. Sobre el 30% declaró que sus síntomas eran mucho peores.

Las conclusión indican impactos perjudiciales en bienestar psicológico incluyendo sensaciones disminuidas del mando, sensaciones crecientes del aislamiento social, la rumia creciente sobre la consumición desordenada, y sensaciones inferiores del apoyo social.

Con el análisis de las reacciones de los participantes, los investigadores encontraron que los efectos negativos pueden ser debido a los cambios a los individuos: rutina regular, situación viva, tiempo pasado con los amigos y la familia, acceso al tratamiento, combate en actividad física, lazo con la comida y uso de la tecnología.

Conclusión cruciales

Uno de los retos mayores hechos frente por ésos reconocidos era una reducción en la prestación de servicios o las discrepancias de la atención sanitaria en el acceso a los servicios de la atención sanitaria.

Algunos denunciaron prematuramente la descarga de unidades el hospitalizado, haciendo el tratamiento suspender o continuando tirante en una lista de espera para el tratamiento, y recepción del apoyo poste-diagnóstico limitado.

Una reducción en la prestación de servicios hizo a algunos participantes denunciar la sensación como una “carga”, una “inconveniencia”, y “olvidado” por el gobierno y NHS.

La batido, una caridad nacional para la gente con trastornos alimentarios con sobre la experiencia de 25 años del trabajo con las víctimas y sus amadas, ha considerado un aumento del 81% en contacto a través de todos los canales del servicio de ayuda. Esto incluye una subida del 125% en ambientes sociales contacto y una onda irruptiva del 115% en la atención en línea del grupo.

Tom Quinn, el director de la batido de asuntos exteriores, dijo: “Hemos visto que de primera mano el impacto devastador que el pandémico ha tenido en ésos que sufrían o vulnerables a los trastornos alimentarios y sus amados. La gente está alcanzando cada vez más fuera a nuestros servicios del servicio de ayuda, y nos preparan para soportar cualquier persona en necesidad en este tiempo.”

El equipo de investigación advierte que las consecuencias de no poder llegar hasta el tratamiento profesional del trastorno alimentario durante el pandémico podrían ser severas, haciendo las condiciones algunas personas llegar a ser mucho peores y, podrían probar en algunos casos fatal.

El seguimiento de los medios y los postes sociales de los ambientes también fueron citados como fuente de la ansiedad debido a la preocupación de la población en general con la comida, el avance de peso y el ejercicio.

Aunque algunos aspectos positivos del uso de la tecnología fueran determinados, ésos reconocidos en varias ocasiones destacaron el énfasis sobre la consumición y el ejercicio que se ha convertido en un tema dominante a través de ambientes sociales durante el pandémico y el lockdown asociado.

El académico esfuerzo que mientras que los mensajes positivos sobre dieta y ejercicio pueden ser beneficiosos para la mayoría de la población, es importante para que la atención sanitaria y el gobierno reconozcan que éstos pueden también ser que accionan o desconcertantes para las poblaciones vulnerables.

Acción crítica requerida

Las recomendaciones en cómo estas entregas se pueden abordar vía otros progresos dentro de la atención sanitaria, la investigación, el gobierno y el plan de acción también fueron contorneados en el estudio. El Dr. Branley-Campana y el Dr. Talbot explican que éste podría beneficiar a ésos que experimentaban trastornos alimentarios y también problemas de salud mentales más ampliamente.

Nuestras conclusión destacan que no debemos subestimar la longevidad del impacto del pandémico. Los individuos con la experiencia de trastornos alimentarios experimentarán probablemente un efecto a largo plazo sobre sus síntomas y recuperación. Es importante que esto es reconocida por servicios de la atención sanitaria, y más allá, para ofrecer los recursos necesarios para soportar esta población vulnerable ahora y en una base en curso.”

El Dr. Dawn Branley-Campana, socio de investigación, universidad de Northumbria