Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La vida en altitudes más altas conectó a mayores índices de impedir

Residiendo en una altitud más alta se asocia a mayores índices de impedir, incluso para los niños que viven en “ambientes del ideal-hogar” según un nuevo estudio de investigadores en el instituto de investigación de la política alimenticia y (IFPRI) la universidad internacionales de Addis Ababa. El estudio ofrece nuevo discernimiento en el lazo entre la altitud y la desnutrición y los esfuerzos adicionales necesarios para asegurar intervenciones del plan de acción se adaptan apropiadamente a los contextos de la mucha altitud.

Más de 800 millones de personas de viven en 1.500 contadores encima del nivel del mar o más alto, con dos tercios de ellos en África subsahariana, y Asia. Los niños impedidos así que él de los este dos el ordenador principal de las regiones la mayor parte de mundos es importante entender el papel los juegos de esa altitud en incremento. Si son los niños que viven en la altitud, por término medio, impedidos que sus pares en el nivel del mar, después un esfuerzo más importante de dirigir impedir de la mucha altitud es necesario.”

Kalle Hirvonen, profesor investigador de IFPRI y co-autor mayores del estudio

El estudio, “evaluación del incremento lineal en altitudes más altas,” co-fue autor por Hirvonen y publicaron al profesor adjunto Kaleab Baye de la universidad de Addis Ababa, en el gorrón de American Medical Association (JAMA), pediatría. El estudio analizaba datos de la altura-para-edad de más de 950.000 niños a partir de 59 países. Los datos fueron compilados con la investigación de avance sobre el proyecto de la nutrición y de la agricultura (arena) financiado por el Bill y el asiento de Melinda Gates.

Clasificaron a los niños como siendo vivido en un ambiente del ideal-hogar si nacieron a los moldes-madre de alto nivel, tenía buen abrigo del salud-servicio y altas condiciones de vida. La búsqueda global de tasas de crecimiento confía en la suposición que los niños que viven en tales ambientes tienen el mismo potencial de crecimiento, con independencia de maquillaje genético o de la situación geográfica.

“Los datos indicaron sin obstrucción que ésos que residían en ambientes del ideal-hogar crecieron al mismo régimen que el niño mediano en el patrón del incremento desarrollado por la Organización Mundial de la Salud (WHO), pero solamente hasta cerca de 500 contadores encima del nivel del mar (masl). Después del masl 500, la altura-para-edad media del niño se desvió importante de la curva de incremento del niño mediano en la población de la referencia”, dijo a Hirvonen. La investigación fomenta muestra que estos déficits estimados del incremento son poco probables ser debido a los factores de riesgo comunes tales como pobres adietan y enfermedad.

El estudio sugiere que los efectos de la altitud fueran los más pronunciados durante el período perinatal es decir, el tiempo que llevaba, e inmediatamente después, del nacimiento. Los “embarazos en las muchas altitudes son caracterizados por hipoxia crónica, o un abastecimiento inadecuado del oxígeno, que se asocia constantemente a un riesgo más alto de la restricción fetal del incremento. El incremento reservado en la matriz es a su vez un factor de riesgo de cabeza para el incremento lineal que vacila” dijo a Hirvonen.

Hay un ciertas pruebas para sugerir que la residencia en la mucha altitud sobre las generaciones múltiples puede llevar a una cierta adaptación genética, pero estas conclusión no esperaron para las mujeres con solamente algunas generaciones de ascendencia a gran altitud. Las “mujeres de la ascendencia a gran altitud podían hacer frente parcialmente a las condiciones hipóxicas a través del flujo de sangre creciente de la arteria uterina durante embarazo, pero puede tomar más que un siglo antes de que se desarrollen tales adaptaciones”, dijo a Baye.

Hirvonen y Baye concluyen que los patrones del incremento del WHO para los niños no deben ser ajustados porque el incremento que vacila en las muchas altitudes es poco probable ser el resultado de adaptaciones fisiológicas. En lugar, piden la mayor dirección de la atención y de la atención sanitaria para los embarazos de manejo en fijaciones a gran altitud.

“Un primer paso es desenredar el lazo complejo que conecta altitud, hipoxia e incremento fetal para determinar intervenciones efectivas. El no poder dirigir déficits altitud-mediados del incremento puede fallar urgente a una proporción importante de la población de mundo de resolver las metas del revelado sostenible y los objetivos de la nutrición de la asamblea de salud de mundo” dijeron a Baye.

Source:
Journal reference:

Baye, K & Hirvonen, K (2020) Evaluation of Linear Growth at Higher Altitudes. JAMA Pediatrics. doi.org/10.1001/jamapediatrics.2020.2386.