Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los hidrogeles nuevamente diseñados permiten la cultura de las T-células para el uso en inmunoterapia del cáncer

Las personas con la participación de investigadores del Consejo de Investigación nacional español (CSIC) han diseñado los nuevos hidrogeles que permiten la cultura de T-células o de T-linfocitos, las células del sistema inmune que se utilizan en inmunoterapia del cáncer puesto que tienen la capacidad de destruir las células del tumor. Estos hidrogeles pueden imitar los ganglios linfáticos, donde las T-células reproducen y, por lo tanto, ofrecen altas tasas de proliferación de célula.

Los científicos esperan poder traer esta nueva tecnología, para la cual una patente se ha archivado ya en la Oficina Europea de Patentes, a los hospitales pronto, y cuyos publican a primeros detalles en los biomateriales del gorrón. Los científicos han comenzado un proyecto que los objetivos para imprimir estos nuevos hidrogeles en 3D y para acelerar así su transferencia al mercado.

Los hidrogeles 3D se hacen del glicol de polietileno (ESPIGA), de un polímero biocompatible ampliamente utilizado en biomedecina, y de la heparina, un agente del anticoagulante. En este caso, el polímero ofrece la estructura y las propiedades mecánicas necesarias para que las T-células crezcan, mientras que la heparina se utiliza para anclar diversas biomoléculas del interés, tales como cytokine CCL21, una proteína presente en los ganglios linfáticos y que tiene un papel principal en la migración y la proliferación de la célula.

Terapia celular adoptiva

La inmunoterapia del cáncer se basa en usar y fortalecer el sistema inmune de los pacientes de modo que reconozca y luche las células del tumor, sin el daño de tejidos sanos. Uno de los tratamientos posibles, la supuesta terapia celular adoptiva, consiste en el extraer de las T-células de los pacientes, el modificar de ellos para hacerlos más activos, el hacer de copias numerosas de ellos y el inyectar de ellos nuevamente dentro de pacientes.

Esta terapia personalizada, aunque aún muy sea nueva, parece tener efectos más duraderos que las terapias oncological actuales, gracias a algunos T-linfocitos que sean capaces de inmunidad que consulta en un cierto plazo. Su uso es limitado por los ambientes actuales del cultivo celular, puesto que no son bastante efectiva para la proliferación y el incremento de un periodo relevante de T-células terapéuticas en poco tiempo y de una manera económicamente viable.”

Judith Guasch, investigador, instituto de la ciencia material de Barcelona (ICMAB-CSIC)

Transferencia al mercado

Para continuar el estudio y animar la transferencia de esta tecnología al mercado, han concedido los investigadores Judith Guasch, del ICMAB, y de Elisabeth Engel, profesor en la universidad politécnica de Cataluña (UPC) en el instituto de la bioingeniería de Cataluña (IBEC), recientemente un proyecto del lamamiento para los proyectos de la transferencia y de la valorización del centro biomédico del establecimiento de una red de la investigación - la bioingeniería, los biomateriales y Nanomedicine (CIBER-BBN) 2020, realización dirigida proyecta para los grupos de CIBER-BBN con el interés y el apoyo de compañías.

El objetivo del proyecto es imprimir los hidrogeles grandes 3D compatibles con los biorreactores clínicos, para desplegar las T-células en un más modo eficaz. Los investigadores desarrollarán el prototipo en el laboratorio y harán los primeros experimentos para la validación en la fase clínica. Actualmente, el proyecto está buscando a socios industriales, las compañías principal biomédicas y farmacéuticas, y los inversores interesados en crear a una compañía del efecto para transferir esta tecnología y para hacerla disponible en hospitales.

El proyecto llevado por Guasch y Engel tiene la colaboración de Joaquín Arribas, del instituto del d'Hebron de Vall de la oncología (VHIO), y Miguel A. Mateos, de la universidad internacional de Cataluña (UIC).

Source:
Journal reference:

Pérez del Río, E., et al. (2020) CCL21-loaded 3D hydrogels for T cell expansion and differentiation. Biomaterials. doi.org/10.1016/j.biomaterials.2020.120313.