Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

la información falsa Twitter-propagada COVID-19 de fuentes creíbles tiene un impacto enorme

En marzo, en los primeros días del pandémico del coronavirus en Europa, de un pío del ministro de salud francés, Olivier Verán, pacientes aconsejados con COVID-19 para no tomar ibuprofen, una droga antiinflamatoria con las propiedades analgésicas y anti-piréticas. Él incluso advirtió que tomarlo aumentara mortalidad entre los pacientes COVID-19, aunque la declaración no fue retrocedida por ningunas pruebas científico válidas

A pesar del spuriousness de esta información, se extendió posteriormente a varios países. El estudiante doctoral Sergi Xaudiera del UOC y la anecdotario Sofía Cardenal, investigador en la facultad de derecho y la ciencia política, han estudiado el alcance digital de esta información inverificada, Twitter-propagada en Alemania, de Francia, de España, de los Países Bajos y de Italia. Los resultados muestran que la información falsa tiene un impacto enorme cuando las fuentes creíbles participan en la propagación de ella.

De acuerdo con un estudio de caso de Cataluña, el proyecto también destaca la importancia de canales locales en diseminar o desactivar la información falsa como, según las conclusiones del estudio, es exacto los canales regionales que tienen impacto más grande en cada territorio.

Publicado en la revista de la información falsa de la escuela (HKS) de Harvard Kennedy, la investigación forma la parte de la tesis doctoral de Sergi Xaudiera, en la cual él estudia casos de la información falsa en situaciones de emergencia. “Hasta ahora, la mayoría de las campañas de la información falsa fueron instigadas por los utilizadores no autoritativos o los ambientes parciales. Sin embargo, este caso representa fuera el hecho de que las noticias falsas fueron producidas eco por los representantes políticos (específicamente, el ministro de salud francés) y los medios de comunicación respetables, que las llevaron una audiencia más amplia,” el investigador explicado.

De un mensaje de la voz de WhatsApp a la cuenta de Twitter del ministro francés

La chispa que extendió las noticias falsas sobre ibuprofen a otros países europeos era el mensaje asentado por el ministro francés en Twitter. Sin embargo, los investigadores del UOC rastrearon el mástil de la historia a un mensaje de la voz de WhatsApp en Alemania. Después de la huella digital en la red microblogging, también analizaban cómo, durante dos semanas, la historia se extendió de su país de origen a los utilizadores en los Países Bajos, la Francia y, finalmente, la España y la Italia. Observaban el papel desempeñado por fuentes creíbles, tales como representantes políticos y respetaron los medios de comunicación, en el donante de mayor prominencia a la información falsa.

La importancia de fuentes oficiales en materias tales como éstos se puede considerar en las diferencias en cómo la información se extendió entre Francia y Alemania. “Aunque el mensaje originado en Alemania, nadie la tomó seriamente. El mensaje de la voz fue remitido a diversos utilizadores pero, como no eran posible determinar quién lo registró originalmente, credibilidad perdida y el tono general de comentarios era básicamente debunk lo o hacer bromas sobre él,” el autor del proyecto de investigación destacado. Sin embargo, en Francia, en donde el mensaje fue patrocinado por una fuente creíble, las noticias falsas tenían el impacto más grande de todos los países estudiados y los comentarios que refutaban la información eran virtualmente inexistentes. De hecho, el proyecto mostró cómo otras fuentes fiables, tales como los ambientes, reprodujeron el pío del ministro sin la hecho-verificación, ayudando a llevar la información mayores segmentos de la población.

La “información falsa soportada por fuentes fiables es determinado peligrosa porque su misma credibilidad induce a gente que valide las recomendaciones sin dudar o preguntar la información en la cual se basan. Además, estos tipos de acción, ocurriendo durante situaciones de emergencia, son determinado sensibles y, si están tratados incorrectamente, pueden tener consecuencias irreversibles,” el investigador continuado.

Los otros territorios incluidos en el estudio caen entre estos dos extremos, combinando los mensajes que reprodujeron las noticias falsas con otros que dijeron que no era verdad. En España e Italia, los ambientes y los periodistas eran los primeros para debunk la información falsa, citando las declaraciones subsiguientes del ministro francés para refutarla. El 18 de marzo, una segunda onda apareció en todos los territorios, y fue rechazada rápidamente por los utilizadores. A pesar de esto, las noticias reaparecidas en Italia y la extensión rápidamente entre el 20 y 23 de marzo.

La potencia de ambientes locales en la información que se extiende

La búsqueda del camino tomado por esta información destaca la importancia de la presencia activa de los gobiernos en ambientes sociales. “Practicando escuchar activo para descubrir conversaciones sobre cómo se está manejando la emergencia, los gobiernos pueden actuar rápidamente siempre que la información inexacta logre cierto nivel de visibilidad,” Xaudiera explicaron. Los investigadores del estudio también encontraron que aunque las dependencias supragovernmental tales como la Organización Mundial de la Salud y la dependencia de remedio europeo despidieron la información como desalineada, la información falsa continuó extender no disminuído hasta que fuera negada por los canales oficiales de cada región. Según los autores, esto apunta a una dimensión regional fuerte en la difusión de la información.

Con el objetivo de determinar la eficacia de fuentes oficiales locales en el descrédito de noticias falsas, los investigadores estudiaron el caso específico de Cataluña. Los resultados mostraron que la mayor parte de los utilizadores catalanes que contribuyeron a la información inverificada que se extendía no eran fuentes oficiales siguientes cuando la información fue publicada. Sin embargo, la gran mayoría de las que compartieron los mensajes que contribuyeron a desacreditar la información falsa seguía los canales oficiales.

La “información falsa es contrarrestada lo más efectivo posible por fuentes locales. Cuando una narrativa falsa comienza a circular en una región, es los canales locales que deben ayudar en la verificación de la información y exponerla como aduja de cable cuando sea necesario. Hemos visto que lo que sigue los canales oficiales locales tiene un efecto positivo. Sin embargo, cuando es estos canales que están publicando la información falsa, los ciudadanos de la región pueden hacer impermeables a la información precisa,” Xaudiera dijo.

En estos casos, el papel de los ambientes sociales llega a ser determinado complejo. Las “plataformas sociales (en este caso, Twitter) pueden y deben hacer más para evitar que la información falsa circule en sus ecosistemas. Esto es determinado crítico en casos tales como eso estudiada por nosotros, pues son creíbles, verificó los canales que están diseminando la información incorrecta sobre la plataforma,” él esfuerzo.

Hecho frente con la información falsa tal como las declaraciones sobre ibuprofen, los investigadores recomiendan el seguir de fuentes oficiales y el ver de la información que recibimos crítico, verificándola en varias fuentes de orígenes diversos, geográficamente separados, si es posible. Además, en el nivel institucional, proponen el acercarse de cybersecurity de un punto de vista de la información y de la comunicación. “Hasta ahora, el cybersecurity fue visto puramente como entrega de tecnología. Sin embargo, estos casos muestran que la amenaza implica mucho más que la tecnología y los aspectos sociales se deben estudiar también, a” Xaudiera concluyeron.